viernes, 10 de febrero de 2017

Todos somos contingentes pero tú eres necesario


Esta semana hemos empezado una colaboración con Diario Médico en una sección que hemos bautizado "El huevo o la gallina". Esta es la primera aportación que podéis leer en este enlace

Desde siempre nos ha gustado dar con la solución a los problemas. Sin embargo, es paradójico que, en un entorno de alta complejidad, sigamos buscando soluciones únicas, tipo bala de plata, es decir, esas medidas que son casi mágicas y que permiten de golpe allanar todos los caminos. Las notas de prensa adoran este tipo de soluciones, y también las leyendas heroicas sobre líderes, pero la realidad no es tan sencilla como parece, y habitualmente las balas de plata no existen.

Hace unas semanas surgió el debate sobre los impuestos a las bebidas azucaradas para reducir su consumo. La evidencia de otros países apuntaba a que este tipo de impuestos son una herramienta más en el marco de una política de cambio de hábitos, junto a medidas en colegios, subsidios para compra de fruta y verdura, campañas informativas (poco efectivas pero necesarias), estrategias publicitarias y de nudging. Ninguna medida por sí sola permite cambiar el comportamiento, pero todas juntas muestran mucha más efectividad.

Nos pasa algo parecido con los proyectos basados en esalud, del tipo telemedicina, apps, etc. Creemos que se trata de medidas que van a mejorar de golpe la atención sanitaria prestada, alcanzando mejores resultados, y olvidamos que estos proyectos son una parte de la estrategia global de cuidados. La telemedicina sin el seguimiento presencial, sin el apoyo telefónico, sin la atención domiciliaria, sería inútil. En ocasiones, el deslumbramiento tecnológico de lo nuevo puede invitar a olvidar esas prácticas antiguas, ancladas en otras épocas, sin darnos cuenta que todo es complementario.

Foray, un conocido economista, estableció cuatro condiciones esenciales para que una intranet colaborativa tuviera éxito dentro de una organización. Las tres primeras eran básicas y de hecho en muchos proyectos similares son las balas de plata: tamaño del grupo (conseguir muchos usuarios), sencillez, y utilidad de la herramienta tecnológica utilizada. Sin embargo, hay una cuarta condición, más centrada en el largo plazo y muy poco tecnológica, que es la clave del éxito: la cultura de la propia organización. Si no existe una cultura basada en la colaboración, en compartir conocimiento y en la ayuda mutua, poco conseguiremos, incluso si contamos con la intranet más avanzada (y cara).

El último ejemplo de búsqueda de balas de plata lo tenemos muy reciente: la gripe. Volvemos a lo que decíamos al principio: no hay medidas mágicas, pero sí hay estrategias efectivas a largo plazo compuestas de muchas medidas. Atención primaria, análisis de datos para anticipar la evolución, campañas informativas, educación en la consulta y en los colegios (sobre la gripe, los resfriados, la prevención y el uso de los servicios sanitarios), algún cambio normativo para la justificación de enfermedades (por ejemplo los llamados malosos) y, sin duda, prevenir el problema desde mucho antes, son muchas de las acciones que se pueden tomar. Pero hace falta algo más: actuar a tiempo y no confiar en que a última hora aparecerá alguien con una varita mágica.

Las soluciones a problemas complejos suelen ser complejas, compuestas por muchas medidas, algunas clásicas, otras innovadoras. Todas aportan su granito de arena, y no debemos caer en la tentación de dejar de lado las de siempre frente a las nuevas modas. Las estrategias multimodales son así, todas las partes son necesarias, y ninguna es suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario