lunes, 30 de diciembre de 2013

Web 2.0: pura emoción


La web 2.0 es la web de las personas, por mucho que nos esforcemos en hablar día a día de instrumentos, de herramientas y de gafas. Ese 2.0 que ahora se usa para bautizar a las segundas generaciones, no es más que un "back to basics", es decir, recuperar lo esencial de las relaciones humanas entre tanta tecnología: las emociones.

Y esa es la principal causa de que la palabra "compartir" sea uno de los ejes del éxito de la web 2.0, porque al compartir buscamos generar una emoción en otra persona, da igual si es positiva o negativa. Pero lo más curioso es que esas emociones juegan al frontón, y logran ser de ida y vuelta. Y si los blogs eran 2.0 porque se podían generar conversaciones, las redes sociales son 2.0 porque generan emociones.

¿Todo es tan bonito? Pues depende, ya que las emociones pueden ser agradables o penosas, como dice la RAE. Eso sí, queda un amplísimo espacio intermedio lleno de webs, herramientas 2.0, redes y apps que no consiguen generar sensaciones ni de un tipo (las agradables) ni de otro (las penosas). Lo importante, aunque sólo sea por una vez, es estar en los extremos. Y por eso algunos intentan medir esas emociones: porque detrás de un simple mohín hay mucho más.

Acabamos con una charla de la profesora Picard, directora del grupo de investigación "Affective computing" del MIT Media Lab que cuenta precisamente como la tecnología y las emociones pueden ir de la mano.


domingo, 29 de diciembre de 2013

Un resumen lleno de agujeros



Casi caemos en la trampa de hacer un resumen del año pero nos hemos resistido y hemos preferido dar una oportunidad más a un buen puñado de enlaces que teníamos marcados en el feedly y en twitter. Además, el último resumen del año debe ser como los demás, ¿no? Empezamos, que si seguimos con la introducción, llegamos a 2014...

Aprender de los pacientes es algo que todos los profesionales y organizaciones sanitarias deben plantearse como parte esencial de su proceso de mejora continua. Un buen post sobre el tema es el que publica la web e-patients.net

Han tardado pero ya tenemos en España un catálogo de cosas para no hacer en el sistema sanitario, es decir, nuestro particular "Choosing Wisely". Incluye las recomendaciones de diversas sociedades  sobre actuaciones de baja eficacia, escasa o dudosa efectividad o que no son coste-efectivas. Vicente Baos ha comentado en su blog El Supositorio las elaboradas por las sociedades de medicina de familia, mientras que el blog Pediatría Basada en Pruebas le ha dado un repaso a las relativas a pediatría.

Navidad es tiempo de cuentos, y más si dos de nuestros blogueros favoritos han publicado su particular cuento de Navidad. Por un lado, Rafa Cofiño hace un recorrido epidemiológico por la clásica historia del nacimiento de Jesús de Nazaret. Por otro, Sergio Minué habla de la sociedad actual, de tecnología, de diferencias sociales, de globalización y de fantasmas.

Nos encantan las entradas del tipo "haciendo amigos", y más si se escriben tras una experiencia real. Y eso ha ocurrido con este post de Frederic Llordachs publicado en su blog Una de médicos, en el que se habla de proyectos, de dificultades, de salir al extranjero y de la necesidad de hacer las cosas a lo grande. El título del post ya dice mucho: "Ehealth en España: hazte un Chus o vete a pegar el Palo Alto..."

Muchos conocéis la iniciativa "Con L de enfermera", que intenta dar a conocer la realidad de muchas enfermeras que empiezan o que tienen que adaptarse de repente a un nuevo entorno profesional. Pedro Soriano es un enfermero alicantino que probó suerte en Londres, y en esta entrada de su blog "S de salud" nos cuenta el esfuerzo que supone empezar casi desde cero en otro país. Gracias Pedro :)

Un tema que siempre está presente: la relación entre el profesional sanitario y los familiares de los pacientes. Javier Herrera escribe sobre los límites de dicha relación en su blog Tribulaciones de un cirujano.

Y si alguien esperaba alguna broma por lo del día de los inocentes, pues aquí no hay nada de nada. Pero si alguien esperaba una reflexión por ese día, tenemos la que ofrece Rubén en su blog Hijos de Eva y Adán, que nos ha encantado.

Nuestra canción navideña no podía ser otra. Gracias por estar siempre cerca, y más en un año tan extraño y movido como este. 

   

viernes, 27 de diciembre de 2013

Proyectos que no duran nada


¿Cuantos proyectos digitales se lanzan al año en el mundo sanitario? Webs, apps, juegos online, páginas de facebook... Algunas muy interesantes y con mucho trabajo y recursos detrás, otras con buenas ideas pero sin apenas recursos, otros con muchos recursos y sin apenas talento, y finalmente las que no tiene nada. 

¿Y su duración? ¿Cuanto duran los proyectos digitales en el sector sanitario? Desde una perspectiva meramente temporal, su duración es larga, principalmente porque muchos quedan en la nube, sin que nadie los actualice o mejore. Pero desde una visión de la utilidad, la duración suele ser corta (3 meses de moda y muchos meses de ostracismo.

Un buen ejemplo es revisar las apps de salud que hay por las dos grandes tiendas de aplicaciones móviles (IOS y Android). Muchas llevan más de un año sin actualización, un buen número de ellas se han descargado menos de 100 veces, otras no sirven, otras se descargan y nunca se usan... Algo parecido ocurre con los vídeos o las webs de información o referencia: hay tantas, que es difícil separar el grano de la paja.

Y en el caso de iniciativas basadas en buenas ideas, ¿por qué duran poco? Lo primero es que no sabemos demostrar su utilidad al usuario final, para eso hay que comunicar, difundir y explicar. Lo segundo es porque no hay apenas usuarios finales, es decir, el público objetivo es aún muy escaso. Otra posible causa es el abandono por inercia, es decir, el proyecto se apoya y difunde hasta que sale otro que se lleva todos los "mimos" mediáticos, y más con unos medios de comunicación tan "caprichosos". 

Lo peor de todo: diferenciar las iniciativas de interés de las que no aportan nada es cada día más difícil. Y encontrarlas a veces también es una utopia, escondidas entre tanta literatura barata y marketing efectista... 

jueves, 26 de diciembre de 2013

Golpes Bajos


Lo difícil ha sido elegir una canción que lo resuma todo, como un punto de inflexión entre los recuerdos y las emociones. El día 24 se fue Germán Coppini, un auténtico maestro para los que hemos crecido en plena época de la ruta del bakalao escuchando "frikadas" como Dylan, Golpes Bajos, Ciudad Jardín o Pixies. 

Golpes Bajos fue un grupo breve, casi una anécdota en aquella mítica época de la edad dorada del pop español (una marca que ayudó a vender muchos discos, todo hay que decirlo). Fueron 3 años y 3 discos, diferentes, casi exóticos, que llamaban la atención por estar casi fuera de lugar. El primero (1983), un simple EP con 5 canciones, ya incluía los dos singles que les lanzarían al estrellato (o al menos a la tele y la radio): No mires a los ojos de la gente y Malos tiempos para la lírica. Un año después (1984) llegó el disco, por fin: A Santa Compaña. Un trabajo redondo, con Hansel y Gretel, Fiesta de los maniquíes o Cena Recalentada como golpes de efecto. Ah, y con aquella surrealista Colecciono Moscas... ¿que mas se puede pedir?

La despedida llegó en 1985, con otro trabajo menor (en cuanto a su duración): Devocionario. Desde el homenaje a Strauss y su Till Eulenspiegel (Travesuras de Till) a Ayes o La Virgen Loca con esa voz tan particular de Germán. Aunque Golpes Bajos no era sólo Germán, Teo Cardalda (conocido por su etapa en Complices), Pablo Novoa (después en La Marabunta, y últimamente con Iván Ferreiro) y Luis García (después con Ronaldos) cerraban el círculo.

¿Qué hizo especial a Golpes Bajos? Ser diferentes, atreverse a hacer música fuera del estilo imperante, crear su propio estilo y desaparecer antes de acabar cansando, y todo en la misma época en la que La Unión o El Último de la Fila empezaban con su larga carrera. 

Lo decíamos al principio: lo difícil ha sido encontrar una canción. Pero hay una que destaca sobre las demás, ese  tema que siempre llevabas encima, casi como un símbolo. La versión que traemos es la del disco del reencuentro de 1998 "Vivo" y la canción no podía ser otra: Escenas olvidadas.

Nota: esto no tiene mucho que ver con la temática habitual del blog, pero a veces hay que dar rienda suelta a los impulsos, ¿no?


lunes, 23 de diciembre de 2013

Gestión y atención primaria: cordura por favor


El otro día tuvimos la suerte de participar en la II Jornada de Gestión en Atención Primaria que organizaba la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, y que se celebró en el Hospital del Vinalopó.

Nuestra mesa contó con la participación de dos grandes profesionales del mundo de la gestión, que además son excelentes blogueros: Iñaki González y Jordi Varela. Iñaki habló de la importancia de las personas en la gestión y Jordi de coordinación, de procesos y de TIC (aquí tenéis su presentación). Nuestro tema era precisamente hablar de gestión sanitaria, de la perspectiva del gestor, y decidimos usar algunos ejemplos musicales. 

El punto de partida fue el concepto de liderazgo abierto de Charlene Li, centrado en el proceso de transformación del liderazgo a través de la tecnología social. Por ello, seleccionamos 7 cualidades que debe tener un gestor/directivo/jefe/coordinador para hacer una buena gestión:

- Escucha. La capacidad de la web 2.0 para escuchar otras voces más allá de las habituales es algo que un gestor debe tener siempre en cuenta. Si la escucha sigue la cadena jerárquica, se pierde mucha información. Como ejemplo, utilizamos la portada del primer disco de The Doors sin Jim Morrison, que se llamó precisamente "Other voices". 

- Cercanía. La dispersión de la atención primaria, al menos de sus instalaciones, debe superarse con cercanía. Es la única forma de conocer los objetivos de cada profesional y de cada unidad, y quizás así podamos encontrar algún nexo con los objetivos corporativos. Esta vez acudimos al primer disco de Jero Romero y a su canción "Nadie te ha tocado", que incluye en su letra una frase que plasma muy bien lo que implica la cercanía: "falta que tu quieras lo que quiero yo".

- Porque lo hacemos. Es casi una obligación para el gestor: explicar las razones de cada decisión. Es el primer paso de una gestión basada en la transparencia, y su ejemplo musical nos los acercó Joaquín Sabina con aquel disco en directo titulado precisamente "Nos sobran los motivos", que además es el título de una conocida canción de su disco "19 días y 500 noches".

- Equipo. Precisamente atención primaria basa su existencia en el concepto de equipo, pero algo falla. Equipos con poca cohesión, poca comunicación interna, y como señalan acertadamente Meneu y Peiró "se insiste en llamar equipo a agregados de profesionales cuyos integrantes no han elegido serlo,  sino que han sido agraciados en una especie de lotería babilónica con matrimonios profesionales casi vitalicios concertados mediante arcanos baremos revelados por los sabios de la tribu". Y así, llegará un día en que nos daremos cuenta que el equipo es la base, y cantaremos aquello de "Donde estabas entonces cuando tanto te necesité". 

- Confianza. Y además que sea bidireccional, o mejor dicho, multidireccional. El final ya lo conocemos, y tiene forma de canción. El tema lo popularizó Elvis Presley ("Suspicious minds") pero lo compuso originalmente Mark James, y nuestra frase favorita es: "no podemos seguir juntos si desconfiamos mutuamente". 

- Sin fronteras, sin miedo. Una llamada al desarrollo de nuestras habilidades y nuestras capacidades, o al menos de lo que cada profesional puede hacer. Funciones del médico de familia a la enfermera, al administrativo, mayor apoyo del fisioterapeuta en la resolución de patología leve, y muchas más cosas. Nancy Sinatra ya lo cantaba hace décadas: "these boots are made for walking".

- Actitud. El profesional debe aceptar que muchas de las posibilidades de cambio en la consulta y en el centro dependen de cada uno y del equipo. ¿Por qué hay médicos con 45 pacientes al día y otros con 25? ¿Depende del entorno o cada profesional puede gestionar realmente su día a día? Que cada día sea diferente no depende del director o del político de turno, y con ganas y algunas herramientas sencillas podemos conseguir cambiarlo. Y como ejemplo musical, una canción de los Nine Inch Nails con un título que lo dice todo: "Every day is exactly the same". 


domingo, 22 de diciembre de 2013

Resumen (breve) de domingo prenavideño


Hay momentos en que las conversaciones acaban, pero en realidad nunca han llegado a empezar. La comunicación es mucho más que un intercambio de palabras, es una actitud. Y muchas veces son los prejuicios los que acaban dibujando la realidad, mucho antes de que ocurra. Y empiezan los rumores, y las palabras y los hechos pasan a segundo plano.

Nuestro resumen es breve, que seguro que casi todos estáis intentando disfrutar de estos días de fiesta y de reencuentro. Aquí tenéis algunos enlaces para no olvidar la semana. Gracias por estar ahí. Empezamos:

Montamos un circo sanitario y los enanos no paran de crecer. Esta vez, el que da la voz de alarma es The Economist, a través de su blog sobre política europea Charlemagne. ¿Estamos al borde de una crisis de salud pública

Hablar de juegos ya empieza a ser habitual. Hemos encontrado en Wired una reseña de un interesante (e impactante) juego sobre malaria, realizado por la Fundación contra la Malaria y la compañía especializada Psyop. Una pesadilla rodeada de mosquitos y ositos de peluche, que además es gratis para iphone y ipad.

Es conveniente leer lo que publican los medios generalistas sobre salud, y no sólo con una perspectiva crítica, sino también para saber que temas van a estar de moda durante los próximos días. Eso ha ocurrido con el reportaje de la revista Quo sobre los medicamentos más caros del mundo, y más en un contexto inminente de copago en farmacia hospitalaria.

Y si hemos hablado de juegos, no podía faltar alguna referencia al mundo de las apps. Esta vez es un post del blog Salud Significativa sobre validación y revisión de apps, tras el anuncio de la FDA de regular (y parece que van en serio) el mercado de las aplicaciones móviles de salud. El tema nos recuerda al tuitencuentro que tuvo lugar en noviembre de 2012 sobre fiabilidad de apps, con algunas conclusiones que siguen siendo vigentes.

Una diversión con buena intención, algo así es Randomise Me, la web para que cualquier persona pueda poner en práctica sus propios ensayos clínicos. Ben Goldacre nos cuenta algo más de esta web en su blog Bad Science.

Rosa Nieto, la enfermera 2.0, habla en su blog de las cuidadoras (o cuidadores) en los hospitales, de esas personas (familiares generalmente) que pasan casi 24 horas al lado del paciente. ¿Qué ocurriría si por la noche no estuvieran? ¿Como afectaría al trabajo del profesional en la planta?

En Estados Unidos, dado su elevadísimo gasto sanitario y su peculiar sistema, no paran de darle vueltas al modelo retributivo al profesional para intentar gastar menos o tener mejores resultados en salud (o ambas cosas). En esta noticia de The Atlantic se analiza la propuesta de pagar menos a los médicos que no consigan mantener en buen estado de salud a sus pacientes. El debate está servido...

Y hasta aquí el resumen de hoy. Felices fiestas navideñas a tod@s :)


viernes, 20 de diciembre de 2013

Los excesos de una vida en red

Se ha hablado mucho del exceso de información (la famosa "infoxicación", también conocida como "infobesidad")) y de la dificultad de separar el grano de la paja en este mundo hiperconectado. Por eso, nos ha encantado esta viñeta de Hugh MacLeod sobre la diferencia entre información, conocimiento y sabiduría:


En el entorno actual, las herramientas online que tenemos nos ayudan a la fase de información (recopilar sin parar) y muchas veces a la de conocimiento (clasificar, eliminar lo que sobra, quitar la grasa). La fase de sabiduría ya es otra cosa...


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Información fiable para profesionales: entre Google y UptoDate


El manejo de la información en el momento de la verdad es crucial para los profesionales sanitarios. La planta, el box de urgencias, la UCI o la consulta en el centro de salud... En esos momentos es donde cualidades como la fiabilidad y la rapidez se convierten en esenciales.

En un reciente artículo titulado "Should We Google It? Resource Use byInternal Medicine Residents for Point-of-CareClinical Decision Making", se analiza la opinión de 167 médicos residentes de medicina interna para conocer los recursos utilizados para tomar decisiones clínicas en el ámbito asistencial (el "point of care").

Respecto a los recursos de información más utilizados, los resultados aparecen en esta tabla:


Los tres recursos más utilizados a diario, por ese orden, son UpToDate, la consulta con un compañero y Google. Los motivos fundamentales argumentados para la elección son la confianza en la información y la rapidez de la consulta. ¿Y qué ocurre con Medline? Sólo un 13% de los encuestados lo utilizan a diario, siendo la principal barrera la dificultad para encontrar respuestas claras con rapidez.

Google y Wikipedia tienen como principal barrera para su uso la poca fiabilidad de la información. Sin embargo, un 42% de los encuestados manifestaron que usan Google poniendo los síntomas en el buscador para realizar un diagnóstico, como aquel famoso estudio del año 2006 publicado en el BMJ. 

En otro artículo publicado en noviembre de 2013 en PLOS ("Features of Effective Medical Knowledge Resources toSupport Point of Care Learning: A Focus Group Study"), se realizaron diversos grupos de discusión con médicos para conocer las características imprescindibles de los recursos de búsqueda y gestión del conocimiento para apoyar la toma de decisiones. Las nueve características son: 
1. Eficiencia de la fuente (rapidez, brevedad).
2. Integración con los sistemas de información de la organización. 
3. Credibilidad
4. Familiaridad y usabilidad,
5. Capacidad de contactar con un experto (al estilo de Askmayo Expert)
6. Cercanía o semejanza con los procesos concretos de cada organización
7. Recursos optimizados para cada función (hay fuentes diferentes para temas clínicos o farmacéuticos, por ejemplo)
8. Vigencia de la información
9. Inclusión de documentos y recursos dirigidos al paciente.

Sin embargo, lo importante es conocer que recursos influyen más en la decisión final, y cual es el motivo. Que en ocasiones, lo más consultado no es lo más influyente.


lunes, 16 de diciembre de 2013

¿Quien maneja la barca sanitaria? Detrás de las decisiones


Una de nuestras obsesiones es adivinar quien decide arriba del todo en el terreno de la política sanitaria. Que los ministros, consejeros y demás políticos no siempre son expertos en temas de este tipo es algo habitual y lógico, pero nos queda la gran duda acerca de quien asesora al asesor que marca el camino a seguir.

Podríamos empezar por la industria y los lobbies comerciales, los que temen que cualquier cambio en la política sanitaria afecte directamente a su cuenta de resultados. Laboratorios farmacéuticos, entidades aseguradoras, empresas de alimentación y dietética o centros sanitarios privados son algunos ejemplos de este grupo.

Otro gran grupo son las organizaciones representativas, como sindicatos, colegios profesionales o sociedades científicas. Antes de defender a sus propios colegiados o asociados, está la lucha por la supervivencia, esa especie de darwinismo representativo que nos dice que solo sobrevive el más fuerte. Y por ello, todas estas organizaciones intentan que las normas que se aprueben les asignen funciones que a larga se traducirán en más dinero y mayor salud.

Los think tanks de cada partido político en ocasiones tienen esa función y asesoran a los decisores finales, aunque en estos casos volvemos al punto de partida. Un ejemplo lo tenemos en Madrid: ¿quien propuso al consejero y al presidente ese proyecto de semiprivatización? ¿Se llegó a valorar su conveniencia y su utilidad? En un momento en el que es necesario alinearse con los profesionales, no es posible tomar otro camino, en otra dirección, que anula muchos de los deseos de los colectivos profesionales sanitarios.

Los medios de comunicación muchas veces tocan sin saber, es decir, lanzan titulares muy duros o sesgados, sin haber analizado antes si su noticia/opinión es correcta o no, es decir, si tienen una base más allá de la ideología. Hay cientos de ejemplos de este tipo como la reciente polémica de la gestión clínica (transformada en privatización) de los hospitales de Ceuta y Melilla o los titulares sobre ciertos avances científicos que curan el cáncer (como echamos de menos en España alguna web tipo Behind the headlinesdel NHS).

Finalmente, los propios profesionales y la propia sociedad que intentan presionar (por medios propios o intentando que algunos de los grupos ya citados hagan suyas ciertas pretensiones gremiales o territoriales). Ejemplos como el cierre de alguna planta o unidad hospitalaria, que aunque sobre el papel sea necesaria, es muy fácil argumentar en su contra con palabras como “lista de espera” o “recorte”. Y los medios, encantados de hacerse eco de este tipo de noticias, que la sangre siempre vende. Un caso reciente es el de la retirada de ciertos anticonceptivos orales.

Así pues, ¿quien maneja la barca de la política sanitaria? ¿Alguna idea al respecto?


Nota: la entrada original fue publicada en Medium.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Huele a domingo, huele a resumen



Las semanas previas a Navidad huelen a proyectos que acaban, a proyectos que nunca empezaron, a listas de promesas para el 2014 y a cenas de empresa. También huelen a amigo invisible y a amigos que siempre están... También huelen a marisco, a regalos, a juguetes y a esa sensación de cerrar un año.

Pero los domingos huelen a tinta fresca, aunque sea digital. Y nuestro resumen es un buen ejemplo, o eso creemos. Todo vuestro, recién sacado del horno... Gracias por seguir al pie del cañón. Empezamos:

Si la semana pasada el resumen rezumaba agua y azúcar, hoy no podemos dejar de lado la iniciativa #nosinevidencia en la que hemos participado activamente. Además del blog de la iniciativa, no os podéis perder la columna de opinión que ha publicado Redacción Médica y que firma el presidente de la comisión de médicos naturistas (sí sí, existe) del Colegio de Médicos de Madrid. En resumen, la columna basa su razonamiento en que con historias aisladas de "éxito" es suficiente para confirmar que la homeopatía funciona. Un poquito de por favor...

Llega Randy Schekman y con el poder que otorga tener un Premio Nobel suelta la bomba en una columna en The Guardian: "How journals like Nature, Cell and Science are damaging science". La crítica se basa en que son revistas más centradas en el impacto de sus artículos que en la calidad de los trabajos que aceptan. Sus declaraciones han salido en muchos medios, aquí tenéis el enlace de El Mundo y de BusinessWeek. Además, el tema de la tiranía del factor de impacto no es nuevo.

Y como colofón al tema de las revistas científicas, el imprescindible de la semana es el experimento llevado a cabo por tres investigadores de la Universidad de Granada que comprobaron lo facil que es engañar a Google Scholar. Y todo por un falso artículo firmado por el conocido científico Marco Alberto Pantani-Contador. Podéis encontrar la historia en la web de Sinc.

La Asociación de Economía de la Salud ya ha publicado el primer capítulo de su libro "Sistema Nacional de Salud: diagnóstico y propuestas de avance". Podéis ir descubriendo los capítulos en su web, y además cada uno será comentado en el blog Nada es Gratis (aquí el post sobre el primero, que habla de financiación y cobertura pública).

Las reflexiones de Rafa Olalde siempre han tenido su huequecito en nuestro resumen, principalmente por su análisis agudo de la realidad. Esta vez nos regala un post que cuenta su visión de la supuesta "dispersión" de la atención primaria, unida a conceptos como la frustración y la integración asistencial (las famosas OSI's de Osakidetza).

Tanta promoción de la salud basada en la dieta y ahora resulta que, según un estudio publicado en el BMJ, comer sano es un poco más caro (en comparación con una dieta menos saludable). Lo comenta Joan Quiles en su blog A tu salud y además ofrece unos trucos para que la cesta de la compra saludable sea algo más baratita.

Parece que en Murcia ya lo tienen claro y van a poner en marcha, dentro del Portal del Paciente, una herramienta para contactar por correo electrónico con el médico de familia dirigida a todos los usuarios del sistema público. Casi parece que el email sea un invento de hace pocos años, pero todo llega... La noticia la hemos leído en Diario Médico.

El blog Enfermera de Trinchera nos cuenta la historia de las visitas en el hospital que preguntan si un paciente está ingresado (tanto en la puerta principal como en las propias plantas). ¿Y la confidencialidad? ¿Y la protección de datos? Muchas dudas en un entorno difícil y más con la política de puertas abiertas que suele ser la norma en la mayoría de los hospitales españoles.

Aprender de los errores es casi un mantra... Todos los dicen, pocos lo hacen. En el blog del King's Fund nos cuentan una historia (otra más) sobre la necesidad de revisar lo que hacemos, detectar si algo lo hacemos mal y estudiarlo para mejorar. Suena a un tema manido, pero es imprescindible tenerlo claro y ponernos en marcha.

Acabamos con dos enlaces para inspirarnos: un texto y un vídeo. El texto es obra de La Comisión Gestora y se trata de una entrada titulada "Donde no hay sangre, no hay morcilla". Liderazgo, superación, cambio, acción y ganas de hacer las cosas bien... todo en un solo post. El vídeo es el ganador del Concurso de ideas para la difusión de la Investigación en Cuidados que organiza Investén, y su autora es Victoria Polls.

jueves, 12 de diciembre de 2013

El bien morir (desde la puerta de al lado) #carnavalsalud


Los que nos dedicamos a la gestión sanitaria y no somos profesionales sanitarios, tenemos una relación extraña con la muerte: está cerca, pero no la vemos cara a cara. Un enfermero o un médico tienen una relación más directa: cuidados paliativos, acompañamiento en el duelo, tratamiento del dolor o estar en ese momento final a pie de cama. Pero los economistas (por ejemplo) tenemos que basarnos en lo que vemos en nuestra vida personal, en lo que nos cuentan y en lo que escuchamos.

Es la primera vez que publicamos con retraso en #carnavalsalud (esta vez sobre el tema "el derecho a bien morir") y es porque llevamos muchos días dando vueltas al tema. Podríamos hacer una entrada contando alguna experiencia personal o acudiendo a alguno de los libros y artículos que hay publicados, pero hemos preferido hablar desde la perspectiva de alguien que trabaja en el mundo de la gestión. 

Es crucial pensar que las habitaciones de un hospital o los boxes de urgencias puede que sean los últimos lugares que vea una persona enferma antes de morir, o quizás que esos lugares sean donde los familiares se despidan de su padre/madre/etc. El mantenimiento (de las instalaciones y del mobiliario) y la limpieza son por ello funciones esenciales para conseguir que sean lugares dignos, evitando que el paciente y la familia se sientan hacinados (tipo pasillo de urgencias). Parafraseando una conocida frase sobre trabajo en equipo, los hospitales son tan limpios como su habitación más sucia. 

Las reglas férreas deben ser flexibles y más en caso de pacientes terminales. Los procesos sanitarios tienen un elemento esencial: los pacientes, que son personas. Por ello, hay que intentar adaptar los procesos a sus características y a su situación. Incluso, tal y como señala el informe "El hospital del futuro", sería conveniente evitar mover al paciente más de lo necesario y no cambiarlo de habitación si su situación es muy delicada.

Afortunadamente, todas las posibles carencias estructurales y de calidad percibida se suplen con la profesionalidad de los trabajadores sanitarios. Los medios para una gran cirugía suelen ser caros, pero los medios para conseguir un entorno agradable y tranquilo para los pacientes apenas tienen coste económico. La dignidad y el respeto son tan baratos...

Nota: la foto es de Eric Lewis (vía Flickr).

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Bulos de sangre: sobre la difusión de mensajes en internet



Hace unos días nos llegaba a través de whatsapp un mensaje con el siguiente texto:
"MENSAJE URGENTE DESDE EL HOSPITAL UNIVERSITARI I POLITÈCNIC LA FE DE VALENCIA Si conocéis a alguien que tuviera el grupo sanguíneo AB dispuesto a donar sangre, decidlo. En el Hospital Universitario La Fe de Valencia hay un niño de 10 años ingresado con LEUCEMIA que necesita urgentemente unos 12 donantes. Este grupo sanguíneo (AB) es bastante raro, de ahí el hecho de la falta de donantes. Los médicos anuncian que si los encontraran sería muy posible salvarla vida de este niño. Por favor, reenvía este correo a quien conozcas. El teléfono de la madre (María Ángeles 963802408)"

El mensaje ha debido tener éxito ya que hay muchas referencias al texto en google:
- Mensaje en el foro EnFemenino de noviembre de 2005 con los mismos datos. Curiosamente una de las respuestas señala que el grupo AB no es precisamente de los "raros".
- Mensaje en Foro Policía del 27/09/2010 con el texto. Para llamar la atención, se decía que era para el hijo de "un compañero" que eso siempre funciona.
- El propio Hospital La Fe desmiente el rumor en su web. No hay fecha pero aproximadamente fue en septiembre de 2010.
- Noticia en El Mundo del 15/11/2010 sobre ese mismo mensaje que se difundía a través de email. 
- En noviembre de 2012 volvió el mensaje a estar de moda como señala la noticia del periódico Levante-EMV.

¿Por qué tienen tanto éxito este tipo de mensajes? Es un ejemplo más del conocido "efecto víctima identificada" que siempre consigue más ayuda, colaboración y apoyo que un simple mensaje frío, cosa que se puede comprobar con un bulo que tiene más de 8 años de vida. Pero, ¿nadie se cuestiona su veracidad? El problema es que que muchas veces esa víctima identificada ni siquiera existe y sin embargo el mensaje se difunde sin comprobarlo.

¿Y como aprender a filtrar esos mensajes? ¿Haría falta un registro oficial de hoax o bulos para saber cuales son ciertos y cuales no? Repetir un mensaje hasta la saciedad no suele ser sinónimo de éxito, casi como contaba hace meses El Mundo Today acerca de los hashtags sobre salud.

Nota: la imagen es de la iniciativa Fotosdesalud.

lunes, 9 de diciembre de 2013

#NoSinEvidencia



La evidencia científica es uno de los pilares sobre los que se asienta la medicina moderna. Esto no siempre ha sido así: durante años, se aplicaron tratamientos médicos sin comprobar previamente su eficacia y seguridad. Algunos fueron efectivos, aunque muchos tuvieron resultados desastrosos. 

Sin embargo, en la época en la que más conocimientos científicos se acumulan de la historia de la humanidad, existen todavía pseudo-ciencias que pretenden, sin demostrar ninguna efectividad ni seguridad, pasar por disciplinas cercanas a la medicina y llegar a los pacientes. 

Los firmantes de este manifiesto, profesionales sanitarios y de otras ramas de la ciencia, periodistas y otros, somos conscientes de que nuestra responsabilidad, tanto legal como ética, consiste en aportar el mejor tratamiento posible a los pacientes y velar por su salud. Por ello, la aparición en los medios de comunicación de noticias sobre la apertura de un proceso de regulación y aprobación de medicamentos homeopáticos nos preocupa como sanitarios, científicos y ciudadanos, y creemos que debemos actuar al respecto. Las declaraciones de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegurando que “no todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia” y que “la seguridad no se tiene que demostrar con ensayos clínicos específicos” no hacen sino aumentar nuestra preocupación.



Por lo tanto, solicitamos:

1. Que no se apruebe ningún tratamiento que no haya demostrado, mediante ensayos clínicos reproducibles, unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. La regulación de unos supuestos medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica es una grave contradicción en sí misma y debe ser rechazada. Si no está indicado para nada ¿para qué hay que darlo?.

2. Que la AEMPS retire de la comercialización aquellos fármacos, de cualquier tipo, que pese a haber sido aprobados, no hayan demostrado una eficacia mayor que el placebo o que presenten unos efectos adversos desproporcionados.


3. Que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el resto de autoridades sanitarias persigan a aquellas empresas que atribuyen cualidades curativas o beneficiosas para la salud a sus productos sin haberlo demostrado científicamente.

4. Que el Consejo General de Colegios de Médicos de España / Organización Médica Colegial, en cumplimiento del artículo 26 del Código de Deontología Médica, desapruebe a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada.

Esta entrada se publica como apoyo a la iniciativa #nosinevidencia, promovida por un grupo de blogueros y profesionales. Puedes buscar más información siguiendo el hashtag #nosinevidencia en twitter o visitando el blog de la iniciativa.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Domingo de agua y azúcar



Menuda semana de agua y azúcar. La noticia de que por fin se van a regular los medicamentos (¿de verdad hay que llamarlos medicamentos?) homeopáticos y las declaraciones de la directora de la Agencia Española del Medicamento sobre la seguridad de este tipo de productos y su "eficacia" son dignas de una película de Berlanga. Y aunque hoy no dedicaremos todo el resumen a este tema, si queremos que protagonice la introducción para que el impacto de la noticia sea mayor (marketing bloguero o algo así).

Y por si alguien quiere saber más, Vicente Baos lo explica mucho mejor que nosotros. Y para seguir con el tema y profundizar un poco más aún, podéis leer el blog La Lista de la Vergüenza. Sinceramente, ciertas declaraciones de la directora de la AEMPS acerca de la calidad y la seguridad de estos medicamentos merecen una respuesta clara por parte de todas las instituciones oficiales (colegios, sociedades, etc.) que trabajan en el ámbito de la salud. 

Empezamos con tecnología punta: el servicio postal. En este post de Medcrunch nos cuentan un proyecto muy interesante de telemonitorización basada en la presencia diaria. Y es que nos encanta encontrar entre tanto dospuntocero algo tan clásico y tan efectivo.

Es la primera vez que El Mundo Today aparece en el resumen, y seguro que no es la última. La "noticia" es de hace unos meses pero la hemos descubierto esta semana y por eso está aquí. El titular ya lo dice todo: "La OMS no puede asegurar plenamente que los hashtags curen el cáncer". Volvemos al debate de siempre: ¿sirve de algo ser trending topic?

El uso de anotaciones en imágenes aporta mucho valor en las discusiones online en grupo para profesionales. O al menos eso dice, además del sentido común, un reciente ensayo que ha publicado la revista JMIR y que comenta la web Mobihealthnews.

En la sección de Opinión del New York Times encontramos un llamativo texto, bajo el título "One drug, two names, many problems" que nos llama poderosamente la atención. Pues sí, se trata del típico problema acerca de los medicamentos, la marca y el envase, y el potencial error que pueden provocar en el paciente o incluso en el profesional. Y resulta que en otros países ocurre lo mismo... a ver si los "frikis" que no paran de denunciar estos problemas van a tener razón.

El blog del PAPPS, un referente a la hora de conocer y divulgar actividades de promoción de la salud, comenta algunas herramientas orientadas al cambio o refuerzo de conducta para aumentar el nivel de actividad física. Nos ha gustado especialmente el recordatorio final: no sólo hay que motivar al paciente, también al profesional para que se lance a mejorar dicho nivel entre sus pacientes. Merece la pena leerlo.

En pleno puente y fin de semana, Rafa Bravo nos recuerda a través de su blog Primum non Nocere (a partir de un artículo de la revista BMJ Quality Safety) el conocido efecto fin de semana, acerca del mayor riesgo de los pacientes ingresados en fin de semana frente a los que ingresan en un día de trabajo. Un efecto cuyas causas dependen fundamentalmente de la organización del propio sistema, de ciertos procesos orientados al ahorro extremo y de las costumbres profesionales. ¿Alguna solución?

Paul Krugman habla de Obamacare, y además en castellano gracias a su blog en El País. Una visión cercana e imprescindible sobre que está pasando con el sistema sanitario en USA.

Carlos Oropesa habla (de nuevo) sobre colesterol y riesgo cardiovascular. Resulta que las nuevas guías sobre tratamiento de dislipemias editadas por las asociaciones de cardiólogos estadounidenses abandonan el control exhaustivo de la cifra de colesterol y proponen centrarse en la reducción del riesgo. Si queréis saber más, nada como leer el post completo que además tiene mucha miga.

Pew Internet siempre nos cuenta cosas interesantes. Esta vez, os regalamos este reciente informe titulado "The diagnosis difference" sobre pacientes crónicos en USA y su uso de redes online y offline para la difusión de información. El informe se basa en una encuesta a más de 3000 personas, y podéis consultar todos los datos en la web de Pew Internet.

Acabamos con una frase que encontramos en la cuenta de twitter de Daniel Torregrosa sobre el tema inicial del agua y el azúcar: "La homeopatía se cura leyendo". Y como colofón, un vídeo clásico sobre las urgencias homeopáticas que, después de verlo diez veces, nos sigue haciendo reir...


jueves, 5 de diciembre de 2013

La costumbre y la higiene: dar la mano o chocar los puños


A veces escribimos una entrada y no sabemos si está más cerca del humor o de la realidad que nadie quiere ver. Y hoy es precisamente un día de esos. ¿Cual es el origen de todo? Prevenir al máximo las infecciones hospitalarias por transmisión entre personas a través de las manos. La primera solución, apoyada por la evidencia y por cientos de campañas de marketing, es el lavado de manos, pero no siempre es perfecto (no se hace bien, no elimina todos los patógenos, etc).

Y justo en este punto, empieza la propuesta que se realiza en un reciente artículo publicado en el Journal of Hospital Infection que firma el cirujano Tom McClellan ("Reducing pathogen transmission in a hospital setting. Handshake verses fist bump: a pilot study"). En dicho estudio se plantea mejorar la higiene y la transmisión cambiando el tradicional saludo basado en darse la mano por un golpe o leve choque de puño con puño.

The Atlantic publicó hace unos días "The fist bump manifesto" para reivindicar la importancia de este gesto y la necesidad de promover un cambio cultural que elimine de nuestro día a día el choque de manos y lo cambie por el choque de puños. Además algunos medios se han hecho eco del artículo, comentando sus conclusiones. Llama la atención que en 2009 ya se publicara un breve artículo al respecto en la web canadiense de la CBC.

La imagen que incluye el propio artículo es muy descriptiva y resume perfectamente sus conclusiones:

Bacterial cultures of a hand (top) and fist (bottom) after 20 handshakes and 20 fist bumps, respectively (Journal of Hospital Infections)
Curiosamente, la propuesta nos recuerda a aquella campaña del Colegio de Médicos de Madrid en plena época de la pandemia de gripe de 2009 con el lema "No beses, no des la mano, di hola". Volviendo al inicio de esta entrada, nuestra duda se basa en si la propuesta es realmente interesante o si se trata de una idea loca dirigida a ganar el Premio IG Nobel. Aunque pensándolo bien, si realmente hay una mejora en la higiene, ¿hay límites para mejorar? ¿es la costumbre una barrera infranqueable?

Entonces, ¿será cuestión de enseñar el puño cuando encontremos a un compañero en la planta o en el centro de salud? Una imagen algo extraña y más si empezamos a imaginar a nuestros compañeros chocando los puños, incluso a los más clásicos y tradicionales.


martes, 3 de diciembre de 2013

Jubilación forzosa: más allá del dinero


Si tuviéramos que enumerar las áreas de mejora del sistema sanitario público, los recursos humanos y su normativa sería una de las más repetidas. Más allá del eterno dilema laboral-estatutario, todo lo relacionado con la selección de profesionales, las retribuciones o incluso los sindicatos ha generado desde hace décadas muchas situaciones problemáticas, judicializando la relación contractual entre la administración pública y el trabajador.

Y precisamente dentro de este amplio tema, uno de los aspectos más debatido es el de la jubilación de los profesionales, concretamente de los médicos. El Estatuto Marco (Ley 55/2003) lo dejó muy claro: jubilación forzosa a los 65 años pero se permite la prolongación en el servicio activo hasta los 70 años si se cumplen algunos requisitos (solicitud del interesado, existencia de un plan de ordenación de recursos humanos, tener la capacidad funcional para ejercer la profesión y autorización por parte de la administración). 

Muchos servicios de salud en estos últimos años han decidido utilizar la Ley para jubilar masivamente a los profesionales con 65 años, sin atender apenas las necesidades reales de cada especialidad y sin tener en cuenta las circunstancias personales de cada profesional (dedicación, formación, valía, etc). Además, dicha jubilación no ha ido sucedida de un nuevo contrato estable para un profesional más joven, por lo que la sensación generalizada ha sido la de una progresiva destrucción de empleo público. Y todo, más que para mejorar el sistema, sólo por ahorrar unos pocos euros...

Para discutir abiertamente sobre la jubilación y dar cabida a todas las ideas al respecto, Diario Médico celebró un debate con grandes profesionales (José María Antequera, profesor de la Escuela Nacional de Salud; Fernando Rivas, vocal de Médicos con Empleo Precario de la Organización Médica Colegial; Armando Resino, director de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad de Madrid; Jesús Picazo, médico jubilado de Valencia, y Miguel Ángel García, responsable de formación de Amyts) que moderó Álvaro Sánchez León.

Uno de los grandes problemas es económico. Un médico cuando se jubila cobra mucho menos que cuando está en activo, salvo que tenga algún plan de jubilación. Algunas voces piden aplicar al médico el conocido "complemento de pensión" pero plantearía una situación de desigualdad y generaría muchos más problemas añadidos. La cuestión clave es diferenciar al profesional que solicita la permanencia por motivos profesionales del que la pide por motivos exclusivamente económicos.

Una pregunta clave es, tal y como señala el debate, ¿qué se puede hacer con el médico de 65 años que se jubila? ¿y todo ese conocimiento acumulado y la experiencia adquirida? En muchas comunidades han planteado experiencias del tipo médico consultor o médico emérito pero sin mucho éxito y con unas funciones poco definidas.

Finalmente acabamos con las dos cuestiones más espinosas. ¿Es necesario renovar la plantilla en todas las especialidades? Es decir, si se jubila un profesional de la especialidad A, ¿mantenemos la especialidad o se adapta a la realidad asistencial de cada centro/territorio? El paso del tiempo ha provocado muchos cambios en las necesidades de cada especialidad, y renovar la plantilla de forma idéntica a su origen, implica no adaptar la situación. Sin embargo, hay mucha presión de las sociedades científicas para que no se reduzca su presencia en cada centro. Quizás este dilema sea uno de los temas que los planes de ordenación de recursos humanos deban regular.

Y la segunda cuestión, quizás la más delicada. Cuando un médico solicita la permanencia en el servicio activo, hay un elemento clave diferencial para decidir si puede seguir o no: su capacidad funcional. ¿Qué criterios son los que marcan que un profesional tiene esa capacidad? ¿Cuando un profesional es "productivo" como comentan en el debate de Diario Médico y cuando no lo es? Además, dichos criterios deben ser objetivos y medibles para conseguir que toda decisión sea motivada y no arbitraria.

Un terreno muy pantanoso, pero una situación que necesita más consenso, más claridad legal y, por supuesto, menos judicialización. Os dejamos con el vídeo que resume el debate de Diario Médico: