jueves, 31 de octubre de 2013

¿Qué opinan los pacientes y los profesionales en España sobre la telemedicina?


Ya tenemos más datos para hablar de telemedicina en España, o al menos para conocer la opinión de profesionales y pacientes. Y todo gracias a la encuesta que ha elaborado el IESE (con la colaboración de Teléfonica) y que acaba de publicar en un informe titulado "Gestión remota de pacientes: un estudio sobre las percepciones de pacientes y profesionales en España".

El elevado porcentaje de usuarios con teléfonos inteligentes (o smartphones) y la accesibilidad de los medios y recursos para poner en marcha experiencias a pequeña escala, ha transformado radicalmente el mundo de la telemedicina. El uso militar o la atención a marinos en alta mar ha dado paso a la atención a pacientes crónicos y al seguimiento de patologías de alta prevalencia como la diabetes o la hipertensión. Pero seguimos con programas piloto que incluyen a unos pocos centenares de pacientes, ante problemas de incorporación de resultados a la historia clínica o de la inversión necesaria para su crecimiento.

El estudio del IESE se centra en la llamada "gestión remota de pacientes" que definen como: "el uso de un teléfono móvil o una tableta conectados a la red móvil para permitir a las personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas cardiacos o respiratorios, controlar su estado desde su propia casa y compartir los resultados en tiempo real con su médico". En definitiva, lo que se conoce como telemonitorización de pacientes.

Nos vamos a quedar con dos aspectos muy concretos, relacionados con la utilidad para paciente y profesional de las estrategias de telemedicina. En el caso de los profesionales, el beneficio potencial esperado se basa en la mejora de los autocuidados y la responsabilidad del paciente y en la comodidad del proceso, centrada en la reducción de las visitas y las aglomeraciones. Además, se cita también la mejora del control de los pacientes problemáticos y la detección temprana de determinados problemas.


En el caso de los pacientes, gana la comodidad como era de esperar. Los desplazamientos innecesarios y el ahorro de tiempo son las dos ventajas principales, seguidas por la mejora en el control de la patología.


Y si todo es tan bonito, ¿qué ocurre? Además de ciertas inconsistencias relacionadas con la evaluación de los proyectos (seguimos evaluando poco), hay 5 ejes que resumen claramente las barreras a la generalización de estos proyectos: conocimientos, tecnología, coste, privacidad e interoperabilidad de los datos. Las posibles medidas para solucionar estas barreras pasan por la formación, la mejora de las habilidades de los profesionales, el diseño de tecnología centrada en la usabilidad, la mejora de los sistemas de cifrado y almacenamiento de datos y el uso de estándares. 

Lo del coste ya tiene peor solución... Un proyecto pequeño es asequible, pero pasar de 100 pacientes a varios miles requiere hablar de eficiencia y de los efectos a largo plazo.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Hospital universitario: más allá del nombre


Hace años que en España dejó de existir una clasificación hospitalaria clara, y ahora ya no existen los hospitales de nivel 1 o 3 o los hospitales comarcales. De hecho, ahora la única denominación que acompaña al nombre de un hospital es el adjetivo "universitario".

Los hospitales universitarios (hay unos 70 en la actualidad) se regulan por el Real Decreto 1558/1986, que permite añadir a la denominación del centro dicho adjetivo cuando exista un concierto (un convenio específico con el servicio de salud) para el desarrollo de la investigación y la docencia. La norma además permite la existencia del "centro de salud universitario" aunque no suele ser una denominación habitual. 

Los requisitos para que un hospital sea universitario se desarrollaron en una Orden, e incluye algunos requisitos estructurales (aulas, laboratorios, etc), otros asistenciales (como el número y variedad suficiente de patologías) y otros variados, tanto de tipo asistencial como de calidad o recursos humanos. Algunos son muy llamativos (de hecho no han cambiado en 25 años):
- "Cumplimentación de las gráficas": 100%.
- Al menos 40 enfermeras y 25 facultativos por cada 100 camas

Muchos de los requisitos que incluye dicha Orden, pero mucho más actualizados, son los que debe cumplir un hospital para acceder a la acreditación docente para la formación de especialistas. Existe una auditoria periódica que se realiza por parte de un equipo auditor del Ministerio y que es bastante exhaustiva, como puede verse en este documento. Sin embargo, pocos servicios y hospitales reflejan en la puerta que son servicios acreditados para la docencia de especialistas, aunque es cierto que casi todos lo son.

¿Tiene el mismo prestigio que antaño la denominación de "hospital universitario"? ¿Lo obtienen todos los centros que lo solicitan o hay un filtro? En la actualidad, ¿dice más de un centro/servicio que está acreditado para la docencia o que sea universitario?

lunes, 28 de octubre de 2013

¿Hay duplicidad en la gestión de emergencias sanitarias? SUMMA vs SAMUR


Si hablamos de duplicidades extrañas en el mundo sanitario, muchos señalarán con el dedo la asistencia urgente extrahospitalaria en el municipio de Madrid: el SAMUR. El SAMUR-Protección Civil es el servicio municipal del Ayuntamiento de Madrid cuyo objetivo es "resolver rápida y eficazmente aquellas emergencias sanitarias que se produzcan en la vía pública dentro del término municipal de Madrid". Curiosamente, sus funciones se solapan con las del SUMMA 112, que depende de la Comunidad de Madrid y se dedica a las urgencias que NO se producen en la vía pública.

Aunque los rumores de fusión e integración son cada vez más fuertes, la realidad no ha cambiado. Y así, las urgencias en la vía pública del municipio de Madrid las resuelve el SAMUR y las urgencias en los hogares las resuelve el SUMMA. Además el transporte domiciliario corresponde al SUMMA.

El primer gran motivo para fusionar ambos servicios es de tipo legal. La legislación es muy clara y las funciones de asistencia sanitaria son para la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento únicamente mantiene las competencias de protección civil. De ahí, que el nombre sea mixto, para cumplir lo que marca la ley. El segundo motivo es ya de eficiencia: ¿hay bases o recursos duplicados? ¿podría gestionarse mejor la asistencia urgente en Madrid integrando el SAMUR en SUMMA?

Las barreras son múltiples. Primero la propia alcaldesa que pide un tratamiento legal diferente para Madrid para mantener dicho servicio, y además para integrar los servicios del SUMMA en Madrid dentro del SAMUR (no solo mantener el servicio duplicado sino reforzarlo) salvo los de transporte domiciliario (¿?). Por otra parte, salvo que haya una integración de recursos humanos, muchos profesionales pueden ser objeto de reubicación dentro del propio ayuntamiento en puestos similares, y otros (eventuales, sustitutos, interinos) pueden ver como su puesto queda amortizado. Una situación compleja, sin duda.

Pero dejando a un lado el aspecto legal, la duplicidad de servicios de emergencia no suele ser eficiente ni lógica (y no sólo ocurre en Madrid, ya que otros municipios como Pozuelo o Las Rozas tienen dicho servicio). En muchos foros se alega que el servicio autonómico SUMMA es insuficiente, pero tal vez duplicar el servicio no sea la mejor solución (aunque lógicamente los vecinos de los municipios afectados si lo vean bien). En 2014, o eso parece, habrá una decisión sobre la mesa, a ver como acaba esta situación.

Acabamos con una canción. Hace poco más de 40 años Lou Reed publicó su disco Transformer que incluía canciones tan mágicas como Perfect Day, Walk on the Wildside o Satellite of Love. La música siempre permanece... 

domingo, 27 de octubre de 2013

Domingo de delirios y bosones


Y ya llegó el cambio de hora, otro de los hechos mundanos que provoca en ocasiones alguna que otra enfermedad inventada. Pero hoy no hablaremos de eso, ni de fútbol, que para eso ya están los medios habituales. Nosotros nos quedamos en nuestra esquina, resumiendo lo que cuentan otros.

Esta vez el resumen es breve, para no incordiar mucho en un domingo otoñal que ya huele a chimenea. Empezamos con el tradicional resumen de la semana de saludconcosas: 

Esto es como la Navidad y las luces, que cada año aparecen antes. Pues lo mismo pasa con los listados de lo mejor del año o las previsiones del siguiente año, que llegan mucho antes de lo esperado. Un ejemplo: la Cleveland Clinic ya ha anunciado su Top Ten de innovaciones médicas para 2014.

Para estar al día en las novedades de Pubmed, nada como leer a María en su blog Bibliovirtual. Lo último, la ordenación de resultados según relevancia, algo que puede ayudar mucho al usuario. Por cierto, y enhorabuena a María por su nuevo trabajo (suerte!).

Juan Simó ha hecho un interesante experimento natural sobre el efecto del nuevo copago farmacéutico (en vigor desde el 1 de julio de 2012). Sus conclusiones las podéis ver en el blog Salud, dinero y atención primaria

En el blog Enfermera 2.0, Rosa nos acerca la visión de Manuel Bayona (actual gerente de los hospitales universitarios de Granada) a la gestión sanitaria poniendo énfasis en los valores. Un credo que conviene tener siempre cerca, para no olvidar los principios básicos de lo que hacemos día a día. En la misma línea, os recomendamos también la columna de opinión que publicó hace pocos días Carlos Arenas en Redacción Médica con el título "Valga lo que valga, salva vidas".

La relación entre educación y salud es indiscutible, pero por si acaso alguien necesita una vuelta de tuerca adicional al tema, os invitamos a leer la entrada "La mejor tecnología para mejorar la salud es la educación". La firman dos imprescindibles: Rafa Cofiño y Javi Padilla.

Somos muy fans de Freakonomics y de su forma de exponer algunos temas complejos. Esta vez, a raíz de un artículo en la revista New York sobre medicamentos oncológicos, hablan del precio de algunas terapias para el cáncer. No os perdáis la entrada, con el título "The unsustainable economics of cancer drugs".

La ética sigue sin calar en el día a día. Rafa Bravo nos acerca en su blog un "position paper" de una nueva estrategia de marketing sociedad científica de estudio de la osteoporosis que recomienda abiertamente una marca de yogur y una de leche como "opciones valiosas" para mejorar la ingesta de calcio. ¿Habrá que obligar a que la sociedad científica en cuestión diga abiertamente cuanto dinero recibe de la marca en cuestión? Eso también es conflicto de intereses, y muy claro...

Acabamos con cine, de la mano de Rodrigo Gutierrez que comenta en su blog Regimen Sanitatis la nueva película (casi un documental) de Ken Loach titulada "El espíritu del 45". Una forma de entender que ocurrió en aquella época en Reino Unido, unos años que pusieron la base de los nuevos sistemas de protección social como el NHS. 

Música para acompañar el resto del día.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Las rabietas gremiales


Mientras que la evidencia, la comparación entre países y el paso del tiempo invitan a revisar la asignación legal de funciones a cada categoría profesional; en otros sitios se reúnen los que mandan quieren mandar y publican declaraciones del tipo "no me quites lo mio".

Resulta que el sindicato Metges de Catalunya y el Consejo de Colegios de Médicos de Catalunya ha publicado una nota conjunta que solicita:
"Detener la asignación de competencias exclusivamente médicas no delegadas a otros profesionales de los equipos asistenciales y revisar los protocolos y herramientas informáticas que promueven este traspaso de funciones en la gestión de la demanda asistencial espontánea o urgente". ¡Toma ya!

Y de repente nos acordamos de aquel artículo de Vicente Ortún en el que hablaba alto y claro de división de funciones por profesiones:
"Solo con una división del trabajo que atienda a la capacidad resolutiva y que se olvide de gremialismos podrá conseguir las imprescindibles economías de escala, de gama y de aprendizaje que la atención a crónicos y agudos requerirá."  
"Raro es el órgano, aparato, función, técnica, parte del cuerpo (¿la nalga tal vez?) que escape a las disputas gremiales. El seguimiento de un enfermo VIH+, el control de un polipatológico o de un diabético deber hacerlo el profesional con mayor capacidad resolutiva: aquel que consigue mejores desenlaces a igualdad de recursos sociales empleados."

O como recuerda Juan Gervas y Mercedes Pérez, en el libro La refundación de la atención primaria, "en Suecia los DIU los ponen las enfermeras de primaria, en Portugal los médicos generales y en España los ginecólogos en los hospitales públicos/consultas privadas". Os recomendamos la lectura completa del capítulo que hemos enlazado para así conocer mejor los casos de un aborto voluntario y un paciente con insuficiencia cardiaca que incluyen los autores y que complementan perfectamente lo que contamos.

¿Cuando llegará esa revisión de las funciones de cada profesión? ¿Llegaremos al territorio shojinka? ¿O es que a nadie le interesa tocar las fronteras del poder? Y aunque hemos hablado de la frontera medicina/enfermería, hay muchos más casos como enfermería/técnicos o auxiliares de enfermería con celadores. Y las situaciones kafkianas se repiten día a día, transformando procesos sencillos en piruetas complejas y olvidando que como sistema sanitario debemos ser resolutivos.

Al final, hay más peleas y protestas por defender territorios individuales (o gremiales) que por mejorar la atención al paciente. Y es una pena...

lunes, 21 de octubre de 2013

El abuelo de Rafa



En plena moda de la cronicidad, los abuelos se convierten en protagonistas del sistema sanitario, aunque realmente son protagonistas de muchas más cosas. El abuelito en consultas, la abuela recién operada de cataratas o la cadera del abuelo son hechos muy habituales y expresiones comunes en una conversación cotidiana.

Hemos querido ver en Amazon, en su zona de libros para Kindle, cuales son los libros que aparecen con la palabra "abuelo" en el título. Son 165 pero merece la pena comentar los 3 primeros, según relevancia. El primero es un libro muy conocido, "El abuelo que saltó por la ventana y se largó". La historia de un abuelo que abandona la residencia de ancianos en la que vive justo el día de su cumpleaños número 100 transformada en una novela divertida y que nos demuestra que la edad no importa para aprovechar todo lo que nos ofrece la vida. El segundo libro es un clásico, firmado por Galdós con un título sencillo: "El abuelo". Amor y honor en la relación entre un aristócrata y sus dos nietas en una novela dialogada llevada al cine varias veces, la última en 1998 por José Luis Garci.

El tercer libro es diferente, por muchos motivos. Su título no dice mucho respecto a la trama: "El manuscrito de mi abuelo", pero la portada nos trae un perfil muy familiar. En efecto, se trata de la primera novela de Rafael Pardo, buen amigo, bloguero y experto en TIC y salud. La novela, con algunos toques autobiográficos, cuenta la historia de Ramón Camps y mezcla redes sociales, intriga, amor, sexo, persecuciones, crímenes y una historia familiar algo turbulenta.

Para saber algo más de la novela, os dejamos con las 40 primeras páginas. Ya sabéis que está disponible en Amazon en formato ebook y en Createspace en papel. ¡Enhorabuena Rafa!

domingo, 20 de octubre de 2013

Domingo de sueño(s)


Casi improvisado, pero con contenidos contundentes, de los de subrayar y leer con calma, aunque sea domingo. Así es el resumen, y por ello no le daremos más vueltas a la introducción para así pasar a la acción directamente.

Empezamos con una de las secuelas del imprescindible post de Mónica Lalanda "Cuando sea vieja, me moriré". La doctora Jomeini nos cuenta una experiencia real sobre una paciente de 99 años, más preocupada por el dolor que por la muerte. El título es muy descriptivo: "Y si me muero, plim".

Todo está en los libros... O al menos eso decía la sintonía de un antiguo programa de televisión. En Medcrunch recomiendan siete libros para profesionales "modernos". Innovación, nuevas formas de entender la relación con el paciente y un poco de humanismo en siete títulos que inspiran, con nombres como Eric Topol, Ivan Illich, Bernard Lown o Samuel Shem.

Pasamos a hablar de alimentación sana y de aditivos, una mezcla algo extraña a priori pero que después de leer este post del blog El nutricionista de la general no lo será tanto. ¿Lo químico siempre es malo? Otra vuelta de tuerca a la realidad... y a las modas.

Lo de Rafa Cofiño no tiene nombre. Es el culpable de que cada dos por tres nos quedemos boquiabiertos y sigamos aprendiendo con ejemplos del campo de la salud comunitaria y la promoción de la salud. Esta vez nos cuenta una historia sobre el mapeo de activos de salud con un protagonista de excepción: Manhattan.

El gasto sanitario sigue subiendo, pese a todo. O quizás tampoco sea una mala noticia. En el blog de Juan del Llano, nos ofrecen algunas ideas para controlar dicho incremento del gasto y evitar ineficiencias, problemas organizativos o derroches institucionales. 

Una de las noticias de la semana habla de galletas, de ratas y de adicciones. ¿Son las galletas Oreo tan adictivas como cuenta este estudio realizado en el Connecticut College? El tema promete...

Acabamos con Sergio Minué que recuerda en su blog El Gerente de Mediado, aquel famoso experimento de los gorilas, con la extensión a los radiologos (que entre nódulo y nódulo, tenian algunos gorilas ocultos de nuevo). Detrás de todo, la ceguera por falta de atención, un fenómeno con el que convivimos día a día. 

Nuestra entrada favorita de la semana de Saludconcosas habla de recursos educativos abiertos y de la necesidad de transformar el actual sistema de formación y aprendizaje en las organizaciones sanitarias. 

Ayer tuvimos la oportunidad de participar en las III Jornadas sobre Salud 2.0 que organizaba el Hospital del Vinalopó (Elx), de compartir con grandes profesionales, de aprender al lado de gente que sabe mucho (desde Salva a Isabel, pasando por Iñaki o María Angeles) y de comprobar que todo es posible. Gracias a todos, y de regalo esta canción :)


viernes, 18 de octubre de 2013

Ahora todo es telemedicina


Tras los estudios ingleses relacionados con el proyecto de telemedicina Whole System Demonstrator, llega a nuestras manos una revisión sistemática publicada en Plos One con el siguiente título : "The Impact of Telehealthcare on the Quality and Safety of Care: A Systematic Overview".

Algunas de las conclusiones que extraemos de su lectura:
- Ahora la telemedicina es el nuevo cajón de sastre en el que se mete todo tipo de proyecto o iniciativa en la cual hay una comunicación a distancia entre paciente y profesional: desde la llamada telefónica hasta los sistemas de telemonitorización a distancia.
- Muchos estudios no han demostrado ninguna diferencia entre los cuidados habituales y la telemedicina.
- Siguen gustando mucho los estudios piloto: a corto plazo y con poblaciones muy escasas (menos de 20 participantes). ¿Extrapolables?
- El principal efecto que se observó en los indicadores sanitarios fue la reducción de hospitalizaciones.
- Se observó mayor efectividad clínica en los estudios que afectaban a pacientes crónicos muy graves.
- Pocos estudios hablan de factores económicos y organizativos por lo que no es posible establecer elementos de éxito o fracaso que ayuden a implantar nuevas iniciativas.
- El éxito es mayor cuando la telemedicina se integra con la educación sanitaria y el seguimiento intensivo, mucho más allá de la simple llamada telefónica de control.

Algunos países tienen centros de análisis e investigación de este tipo de iniciativas como en Escocia, la Universidad de Hull, California o la Unidad de Investigación de telemedicina del Instituto de Salud Carlos III. Un elemento clave para el desarrollo global de los proyectos de telemedicina es su estudio y análisis y la elaboración de estrategias claras y adaptadas a cada entorno. Solo así lograremos huir de los proyectos pilotos, con éxito en grupos pequeños, pero difíciles de llevar a cabo a gran escala. 

La viñeta de Dávila dice (más o menos) lo siguiente:
El Sergas estudia controlar a distancia a los pacientes en su casa.
- Le eché de todo
- Le di con acetona
- Con Fairy
- Jabón Lagarto
- Aguarrás
- Y las manchas que no saltan...

jueves, 17 de octubre de 2013

El camino entre el dicho y el hecho


España es un país con 30 millones de entrenadores de fútbol, de expertos en catástrofes  de políticos de salón y de gurús de la sanidad. Todo el mundo sabe de todo, y si vamos a redes tipo Twitter o Linkedin, encontramos recetas para acabar con todos los males de la sociedad actual. Cuando ves cien de esas recetas, en mensajes que casi llaman tonto al que no las aplica, nos planteamos si es que los arboles no nos dejan ver el bosque o si es que desde la barrera es muy fácil torear.

Un gran ejemplo lo tenemos en el mundo de la política sanitaria. Si todo fuera perfecto, si hubiera equilibrio entre todas las partes, la evidencia fuera algo habitual en las decisiones a cualquier nivel y no existieran tantas presiones internas, seguramente el cambio sería sencillo. Pero la realidad tiene muchos matices. ¿Qué ocurre cuando intentamos aplicar las recetas teóricas en el mundo real?

La imagen que nos viene a la cabeza es la típica de las películas en la que un aventurero arriesgado pasa por un pasillo lleno de rayos láser y los esquiva todos, con posturas dignas de la gimnasia rítmica. Un gerente llega a un hospital con ganas de dar la vuelta a todo y se encuentra: presiones sindicales para no hacer algo, poco presupuesto, normas ancestrales que nadie cambia, favores políticos que hay que respetar, el sobrino del alcalde del pueblo de al lado, burocracia eterna, sociedades científicas que piden que se contrate más gente, peleas entre bandos internos (gremio contra gremio), asociaciones de vecinos que piden más servicios en su barrio, privilegios que nadie se atreve a tocar, directivos tocados por una mano divina que molestan pero no podemos apartar, acuerdos internos poco eficientes que (casi) nadie conoce pero que siguen en marcha, malas caras, burocracia, gestión basada en la inercia, amenazas mediáticas del tipo "si ocurre esto, voy a la prensa", y finalmente políticos que prefieren no tocar nada antes que salir en la portada.

Ah, y si al final algo novedoso con intenciones de cambio parece que sale adelante, o no es prioritario o no hay recursos o no hay ganas.

Lógicamente con tantas limitaciones, las ideas se quedan sin chispa, los planes acaban en la papelera, y las buenas intenciones se erosionan. Y así la gestión es un baile para esquivar los rayos láser que consigue que apenas podamos movernos...


martes, 15 de octubre de 2013

Recursos educativos abiertos: llega la hora del cambio



A veces la Unión Europea toma la delantera... En la reciente Comunicación de la Comisión titulada "Apertura de la educación: Docencia y aprendizaje innovadores para todos a través de nuevas tecnologías y recursos educativos abiertos" se habla alto y claro, y sin tapujos, de difusión de materiales, de alfabetización digital, de MOOC, de comunidades de práctica, etc.



Algunos párrafos escogidos al "azar" para organizaciones sanitarias y servicios de salud:
Se debe animar a los centros de enseñanza y formación, los profesores y los estudiantes a compartir libremente su propio material didáctico con sus homólogos mediante el uso de licencias abiertas. En consonancia con la Declaración de París de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), un enfoque común europeo debe permitir que los materiales educativos financiados con fondos públicos estén disponibles libremente para todos aquellos que deseen utilizarlos para aprender o enseñar.
Los instrumentos de validación y reconocimiento utilizados en la educación formal deben adaptarse a la aparición de una oferta educativa mucho más diversificada, con nuevos proveedores de enseñanza y nuevas formas de aprendizaje que son posibles gracias a la tecnología. Paralelamente, puede ser necesario crear nuevas herramientas tanto para garantizar la validación del aprendizaje basado en las tecnologías que tiene lugar al margen de la educación formal, como para animar a los alumnos a realizar más prácticas abiertas.

Ahora sólo falta dar algunos pasos más:
- Ofrecer los recursos formativos de los cursos de formación para profesionales en un portal abierto, de tal forma que cualquier profesional pueda consultar el material, las notas del profesor, etc. Un buen ejemplo es la biblioteca de unidades didácticas de la Escuela Nacional de Sanidad.
- Crear portales de autoaprendizaje para el uso de herramientas web y aplicaciones informáticas, sin el encorsetamiento de los plazos, las convocatorias oficiales, etc. 
- Permitir que otras actividades de autoaprendizaje puedan ser validadas y acreditadas, como el caso de Twitterapeutica que tiene solicitada la acreditación a la Comisión de Formación Continuada.
- Potenciar el elearning "de verdad", al más puro estilo MOOC, y huyendo del simple portal para colgar pdf. Para ello, de la típica lista de cursos presenciales se deben seleccionar aquellos que mejor puedan responder a un formato online participativo y elaborar los recursos y medios necesarios. Como ejemplo, cada edición de un curso presencial de la Administración de 20 horas de duración puede costar en total unos 2.000 euros, y lo habitual es realizar 3 o 4 ediciones del mismo curso, así que sería factible elaborar cursos adaptados a una plataforma MOOC con el mismo presupuesto.
- Crear comunidades de práctica para los profesionales. Teniendo en cuenta que algunas organizaciones sanitarias tienen más de 10.000 profesionales, sería sencillo conseguir una masa crítica mínima para su puesta en marcha. Incluso asociarlo a actividades como TeKuidamos para dinamizar y difundir conocimiento.

En resumen, pensar más en el aprendizaje que en la formación y saltar de un proceso centrado en los diplomas a otro más centrado en los alumnos y las competencias que pueden adquirir.

domingo, 13 de octubre de 2013

Volver (el resumen del domingo)



Algunas costumbres perduran y esta no podía ser menos. Con timidez y casi sin alevosía, vuelve el resumen de los domingos. No sabemos si será mejor o peor, pero era casi una necesidad, y por eso aquí estamos.

Como siempre, si os apetece que destaquemos algún enlace o contenido, podéis enviarnos un mail a saludconcosas (arroba) gmail (punto) com o incluso un mensaje directo por twitter a nuestra cuenta (@manyez). Pero nada como empezar directamente, sin avisar, sin que nadie lo sepa...

Una de las protagonistas de la semana es Mónica Lalanda, con un brillante post sobre la vida y la muerte, sobre el encarnizamiento terapéutico y sobre los excesos médicos buscando milagros cuando el cuerpo y la mente ya han dicho basta. No os perdáis la entrada en su blog Médico a cuadros.

El exceso de información en la red, la temida infoxicación, obliga a encontrar herramientas para organizar la información. Una de ellas, muy utilizada en twitter, es etiquetar los contenidos de una materia concreta para facilitar su búsqueda y archivo. Un buen ejemplo lo tenemos con #infoORT, un hashtag lanzado por Tere Muñoz Miguelañez (@msconcu) en su blog Carpe Diem para dospunterizar la radioterapia.

Cuando hablan los que más saben, lo mejor es callar y escuchar. Y eso nos pasa con Nada es Gratis, que se marca algunos artículos sobre sanidad que se convierten de un día para otro en imprescindibles. Esta vez son dos entradas acerca del proceso de externalización sanitaria que han bautizado como El vodevil de la sanidad madrileña (aquí la primera parte, aquí la segunda).

Un yogur para la densidad ósea, una leche para reducir el colesterol... y suma y sigue. Seguimos en un terreno pantanoso en el que la evidencia lucha directamente contra el marketing. En el blog Farmacia de Atención Primaria hablan de alimentos funcionales, de su regulación y de la necesidad de tener las cosas muy claras.

Casi 30 años después de la puesta en marcha en España del modelo sanitario de atención primaria, ¿como ha ido la cosa? Salvador Casado, en su columna del Huffington Post habla precisamente de los centros de salud y de su futuro. ¿O sigue siendo un problema de marketing a la hora de promocionar y explicar lo que es la atención primaria? Como decía Rafa Cofiño, el centro de salud no es el (único) centro de salud.

Muy interesante el post de Cite World sobre apps para pacientes construidas por su hospital o su centro de salud, con la participación de los profesionales. Hay algunos ejemplos muy interesantes, aunque todos ellos cruzando el charco.

Nos ha encantado el concepto que presenta el blog Cuadernillo d@ enfermeir@ bajo el nombre "índice coment-compart". Nada mejor que un trocito de este (imprescindible) post: "Reivindico el índice Coment-compart ; el de los Imprescindibles no el de los relevantes, el de la constancia frente al brillo... Comentar y compartir he ahí lo que hace una comunidad".

Acabamos recordando el concurso de recetas ligeras y sanas que hemos organizado en el Hospital General Universitario de Elda (Alicante) con la colaboración de varios blogs de cocina. El plazo para participar acaba el próximo 31 de octubre y las bases son muy sencillas. Ah, el logo del concurso es obra de Mónica Lalanda, mil millones de gracias (nos encantan sus dibujos, todo hay que decirlo). 

Música para acabar, que pese a todo, sigue siendo domingo. Gracias a todos, como siempre.

viernes, 11 de octubre de 2013

Cigarrillos electrónicos: las cosas claras y la evidencia espesa



Una cosa es lo que creemos, otra lo que (por ahora) es y otra muy diferente lo que queremos que sea. Algo así ha pasado con la reciente nota de prensa que ha emitido la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) acerca del uso de los cigarrillos electrónicos.

La primera voz de alarma que encontramos es un titular que apareció en diversos medios de comunicación, elaborado a partir de la citada nota de prensa, que incluye una palabra alarmante: "cancerígeno". La unión "neumólogo" y "cancerígeno" es muy llamativa para el lector, así que merece la pena desgranar el origen de la noticia.


Lógicamente, y ante la duda, acudimos a la nota de prensa original, que incluye algunas declaraciones contradictorias. Primero el titular es un quiero y no puedo: "Los e-cigarrillos contienen sustancias idénticas a las que lleva el cigarrillo convencional y sus efectos a largo plazo son desconocidos". Es decir, el cigarrillo electrónico contiene algunas sustancias que lleva el tabaco pero no se sabe que ocurre con el paso del tiempo, sin decir claramente en el titular que es cancerigeno. 

Fragmento de la nota de prensa de la SEPAR

Posteriormente aparece la palabra maldita en el destacado de la nota: "Los cigarrillos electrónicos producen efectos sobre la vía aérea y son potencialmente cancerígenos, siendo necesarios más estudios que determinen su eficacia y seguridad". Todo depende de lo que entendamos por "potencialmente" aunque claro, lo de que son "necesarios más estudios" ya nos deja con dudas. ¿Son o no son cancerígenos?

Finalmente, en las declaraciones del experto que aparecen en la nota, parece que todo se lía un poco más: "Debido a la ausencia de datos específicos en la actualidad, se desconocen los efectos del e-cigarrillo en este sentido, a largo plazo, pero posiblemente sean potencialmente adversos, y merecedores sin lugar a dudas, de una profunda investigación". En resumen, que se desconocen sus efectos pero "posiblemente" será "potencialmente" adverso (la mezcla posiblemente+potencialmente nos lanza a un mar de dudas).

Tenemos muy claro que es necesario regular la comercialización de estos dispositivos y que NO se considere un producto comercial ordinario (y por ahí van las últimas noticias), dado su riesgo para la salud como comentan en esta entrada del blog Semfyc-Papps. Pero mientras no haya evidencia clara al respecto, quizás deberíamos aprender a educar e informar sin causar alarma. La web "Docencia Rafalafena" ha editado un sencillo documento al respecto enfocado a profesionales tras hacer un repaso a la documentación científica al respecto.

Las sociedades científicas deberían darse cuenta de la potencia de sus declaraciones y afirmaciones, y más al declarar que un producto es más o menos saludable. Por eso, sus notas de prensa o información online debe estar redactada de forma que no cause confusión. Precisamente la nota de la SEPAR que comentamos no es un buen ejemplo.

jueves, 10 de octubre de 2013

Twitter alerts: emergencias 2.0



Poco podemos añadir al uso masivo de redes sociales ante catástrofes y emergencias. Ejemplos como el aterrizaje del vuelo 1549 en el río Hudson o el huracán Sandy (cuando "we are ok" fue el estado de Facebook más publicado) son sencillamente una muestra de lo que ocurre de forma habitual en casos similares. ¿Podemos dar más pasos?

Uno lo ha dado Twitter con las Twitter Alerts. Este sistema permite que cuando un usuario se suscribe a las alertas de una cuenta concreta (agencias públicas y otros organismos y ONG) recibe los tuits destacados mediante un SMS en su móvil o como alerta vía push (si usa la app oficial de Twitter en IOS o Android). Además los mensajes de alerta estarán marcados con una campana de color naranja en el timeline.

Por ahora el servicio está disponible en Estados Unidos, Corea y Japón. Las entidades que disponen de dicho servicio aparecen en este listado. Una de las entidades que utiliza las alertas (muy conocida en el mundo de la salud) es el CDC:


Precisamente sobre el uso de redes sociales en emergencias, la revista Emergencias (revista científica de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias) ha publicado un artículo titulado "Redes sociales y emergencias: el caso de los incendios forestales y twitter" que hemos escrito junto a Esther Gorjón. Podéis descargarlo en este enlace.

Más información sobre el tema:
- Libro "Información de emergencias 2.0 #stopbulos" de Luis Serrano.
- Web de redes sociales del CDC: enlace.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Seis años de saludconcosas



Hay blogueros que cuando cumplen años en la red, se marcan unos posts impresionantes, de esos de asomar una lagrimita, de agradecer a todas las personas que apoyan a diario este vicio sano de escribir un blog, pero Saludconcosas no es un blog así. Y hoy debería ser un día especial de esos, de recordar los inicios, de sacar a la luz los mejores momentos y contar algo de la historia del blog. Pero nada, que no nos sale.

Tras varios intentos, tras algunos blogs personales o de música, el 9 de octubre de 2007 empezó la aventura de escribir Saludconcosas. La única intención: compartir información sobre el mundo sanitario. Seguramente si aquel día nos hubieran dicho que superaríamos las 1000 entradas, nos habríamos reído a carcajadas ante semejante broma, y mucho menos si nos hubieran hablado de alcanzar las 1671 entradas. Una vez se supera el medio millar de posts, el olvido empieza a hacer mella, y se confunden temas, comentarios, entradas y demás. Sin embargo, la ilusión sigue intacta, y las ganas de aprender nos animan a seguir adelante, pese a las dificultades que muchos podéis imaginar (falta de tiempo, por ejemplo).

El primer aniversario del blog no lo celebramos (2008). El segundo tampoco (2009). En 2010 utilizamos la música de The Smiths para celebrar tímidamente el cumpleaños del blog, por fin. Sin embargo, en 2011 volvimos a las andadas y olvidamos escribir sobre nuestro cuarto cumpleaños. El año pasado (2012), y quizás por la redondez (y la rima fácil) del número, hubo post especial con agradecimientos, historias y recuerdos.

Este año queremos celebrar el sexto aniversario del blog dando las gracias, como siempre, a todos los que estáis ahí. Suena muy repetitivo pero es sincero: sin todos, no seríamos nada. La gente que nos lee, los que difunden los posts, los que hacen RT, los que comentan, los que nos envían algún enlace de interés, los que nos ponen retos para escribir de un tema concreto, los que nos llaman para hablar de gestión en algún congreso o jornada... todos son imprescindibles y son la prueba palpable de la importancia de compartir, de colaborar, de cooperar y de todas las "co" que podáis imaginar. Pero hay más gente.

Hoy queremos hablar de los que no nos leen, de los que no difunden los posts ni hacen comentarios. Hoy queremos dar las gracias a nuestros amigos, a la familia y a la gente que nos acompaña día a día (trabajo, aventuras, proyectos, etc), ya que son los que mejor conocen la otra cara de tener un blog. Y afortunadamente son los primeros que nos animan a seguir y no desfallecer, los que se leen borradores de madrugada, los que revisan presentaciones y los que aconsejan ante la duda. Gracias a todos y gracias por leer el blog de vez en cuando (la insistencia tiene premio).

Desde el punto de vista de las estadísticas, no queremos aburrir a nadie, así que vamos a destacar las tres entradas más leídas de los últimos doce meses:
- El día mundial de las enfermedades inventadas. El típico post que surge tras un tuit medio en broma y acaba con 732 Me Gusta en Facebook.
- Ola ke ase: libra a guardia o ke ase. Un post basado en el trabajo diario, en lo que se ve y no se suele contar. 
- El hospital del futuro. Un buen informe (inglés, como no) sobre como deberíamos adaptarnos a los tiempos que vienen. 

Pero también queremos hablar de dos entradas que nos ha gustado mucho preparar en estos meses:
- ¿Y si nadie quiere? El fin de la resistencia. Un post breve algo derrotista sobre inteligencia colectiva y sobre inmovilismo colectivo.
- Algunas reflexiones sobre la web 2.0. Ideas y reflexiones sobre la evolución de internet y las redes sociales en los últimos años, y todo a partir de un #teku20.

Acabamos con música, con el eco de estos seis años. Gracias

lunes, 7 de octubre de 2013

La desconfianza lastra cualquier atisbo de mejora



El profesional ya no confía en nadie. Los políticos son los primeros de la lista: planificación electoralista, decisiones apresuradas y sin consultar con nadie, nula transparencia, etc. Los sindicatos van casi de la mano: alianzas extrañas, mensajes contradictorios y una lucha más clara por su supervivencia como entidad que por el propio trabajador. 

¿Y qué decir de los colegios profesionales? Los medios están inundados de noticias sobre sus movidas sucesorias (sigue el presidente, no sigue, denunciamos al presidente, no lo denunciamos, el colegio A se pelea con la organización colegial, etc.) y claro, poco tiempo suele quedar para defender al profesional. Y el profesional no tiene más remedio que luchar por su cuenta, o mejor dicho, defenderse como puede, consciente de su aparente debilidad individual.

Las sociedades científicas siguen su camino, a un lado el camino de la evidencia y al otro el de la publicidad y los patrocinios. Abanderar la evidencia implica perder dinero, llenar su chaqueta de marcas y anuncios implica perder credibilidad. Pocas tienen claro su papel, pese a que el profesional si lo suele tener claro.

Acabamos con los mandos, jefes y directivos. Muchos siguen pensando en salvar su espalda, con decisiones de bajo nivel, con silencios estratégicos y con movimientos teledirigidos al compás de los recortes, generalmente mal diseñados. Y olvidan que muchas veces la desfinanciación de un medicamento (un ejemplo al azar: condroprotectores) tiene más efecto que las otras medidas.

Si todo girara alrededor del paciente, y el profesional fuera uno de los ejes a la hora de diseñar el futuro, quizás no estaríamos escribiendo este post. Y para acabar, una reflexión final, ¿se puede confiar a ciegas en todos los profesionales? ¿están todos dispuestos a colaborar? Nos queda mucho por hacer, muchísimo... 

Como decía la canción: "We can't go on together, with suspicious minds"

viernes, 4 de octubre de 2013

Gota a gota: financiación colectiva de proyectos de salud


Los grandes proyectos no empresariales, asociados a organizaciones no lucrativas, siempre han tenido dificultades para conseguir financiación. Hasta no hace mucho, además de las ayudas públicas, había dos opciones: cuotas de socios o cuestaciones públicas (tipo mesa o hucha estilo Domund). Pero todo empezó a cambiar...

Primero fueron los mensajes SMS, una especie de aportación con forma de mensaje de móvil, siendo la compañía telefónica la responsable de tramitar los cobros hacia la entidad en cuestión. Además, los medios de comunicación masivos también pusieron su granito de arena con grandes programas para recoger dinero, tipo telemaratón.

Lógicamente internet y las redes sociales lo han cambiado todo. Y así, podemos financiar a través de la web proyectos de cine (El cosmonauta es un buen ejemplo), nuevos discos de músicos más o menos conocidos, proyectos de cooperación o incluso de investigación. Plataformas como Kickstarter (más centrada en proyectos empresariales), Verkami (proyectos de tipo creativo), Goteo o muchas otras, se dedican a publicar y difundir proyectos para que cualquier persona o entidad pueda aportar financiación a cambio de recompensas.

Uno de los riesgos de este tipo de plataformas es la "curación" de los proyectos, ya que no siempre se realiza una revisión de los contenidos. El problema que podemos tener es el de la crowdfoxicación, es decir, creer que todos los proyectos incluidos en este tipo de plataformas tienen la misma calidad y han superado una revisión previa. Un ejemplo es Change.org, que incluye desde recogidas de firmas para temas muy serios a otros algo más peregrinos. En el mundo de la música hay muchos casos recientes: Verkami alojó el proyecto del primer disco de Jero Romero (ex-Sunday Drivers) que recogió casi el doble del dinero previsto, Chimo Bayo optó por otra web pero no consiguió el importe previsto. Al menos la gente coloca a cada proyecto en su sitio, pero cuando hay muchos es fácil perderse...

Innobasque lanzó hace poco la iniciativa Crowdsasuna, dirigida a la búsqueda de financiación colectiva para proyectos relacionados con la salud. Para dicha iniciativa han seleccionado cinco proyectos (lo que garantiza que se trata de proyectos con futuro), que obtienen financiación a través de Goteo y de la propia Innobasque (un euro por cada euro aportado por el público). Para saber algo más de crowfunding y del proyecto, os invitamos a ver esta presentación:



Uno de los proyectos es #toxicosinfancia, una idea que ya es real liderada por el servicio de Urgencias Pediátricas del Hospital de Cruces que persigue dotar de fondos al Sistema Mundial de Vigilancia Toxicológica en Pediatría de Urgencias. Tenéis toda la información en este enlace de la web Goteo, además Iñaki ha publicado un extenso post sobre el proyecto en su blog Sobrevivirrhhé.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Breaking Bad y el sistema sanitario


Esta semana pasará a la historia por ser la semana en la que ha finalizado una serie televisiva de culto: Breaking Bad. No vamos a hablar del último capítulo ni nada parecido, así que los que se asustan ante cualquier posible spoiler pueden respirar tranquilos.

Breaking Bad cuenta la historia de un profesor de química al que le diagnostican un cáncer de pulmón. Dada su situación económica, el protagonista decide cocinar y vender metanfetamina para así pagar el tratamiento de la enfermedad y poder asegurar un futuro en condiciones a su familia.

Hoy os traemos una viñeta de Christopher Keelty que descubrimos hace unos días y que nos cuenta que ocurriría si Breaking Bad tuviera como escenario otro país diferente de Estados Unidos. Las diferencias entre los sistemas sanitarios pueden incluso influir en el desarrollo de una serie, y seguramente en un país con un sistema público, universal y gratuito, Breaking Bad habría durado un capítulo.


Os dejamos también con la versión en castellano que han hecho en el blog Blogging my Enthusiasm: