miércoles, 31 de julio de 2013

Tripadvisor de hospitales públicos: una oportunidad


Hace unos meses, el NHS anunció el lanzamiento de una nueva herramienta de mejora de la calidad: el Friends and Family Test. Se trata de una encuesta con UNA pregunta muy simple:
How likely are you to recommend our ward to friends and family if they needed similar care or treatment?
La encuesta se realiza a los pacientes ingresados y a los usuarios de servicios de emergencia, y los resultados se publican en formato excel (incluso a nivel de planta) en la web del NHS. Además, si se busca información sobre el centro sanitario en la web NHS Choices aparece el resultado del Friends and family Test junto a:
- Rating de usuarios de la web (y comentarios que haya realizado cualquier usuario). 
- Porcentaje del staff que recomienda trabajar en dicho centro.
- Tasa de mortalidad
- Actuación ante alertas de seguridad del paciente
- Seguimiento de estándares de calidad

La imagen del buscador de centros y la ficha de cada unio empieza a ser similar a la de Trip Advisor, como se ve en estos pantallazos obtenidos de la web sobre el Manchester Royal Infirmary:




Sobre el tema del rating sanitario hay muchos análisis publicados (y poca evaluación), os recomendamos las siguientes lecturas sobre el tema:
- Un interesante artículo publicado en  Archives of Internal Medicine titulado "Associations Between Web-Based Patient Ratings and Objective Measures of Hospital Quality" que muestra una clara relación entre el rating realizado por pacientes en la web con algunos indicadores de calidad, entre otros el de mortalidad de cada hospital.
- "Putting the Public Back in Public Reporting of Health Care Quality". Comepnario publicado en JAMA por Tara Lagu y Peter K. Lindenauer. - "Could TripAdvisor-style reviews work for social care providers?". Post publicado en 2012 en el blog health and Social care de la London School of Economics. 

martes, 30 de julio de 2013

El pacto


Unas líneas de urgencia para hablar del acto del día: la firma del Pacto por la sostenibilidad y la calidad del sistema nacional de salud entre la Ministra de Sanidad (Ana Mato) y los representantes de la profesión médica y enfermera. Por parte de los médicos, el Foro de la Profesión Médica. Por parte de enfermería, el Consejo General de Enfermería y el sindicato SATSE.

Sin entrar en la representatividad de los participantes, discutible en algún caso, queremos lanzar algunas reflexiones tras una lectura rápida de los textos definitivos de los acuerdos:

- Es curioso comprobar como hay dos acuerdos: uno de médicos y otro de enfermería. El texto del pacto es común para todos pero después no hay un acuerdo común para todas las profesiones, y así los médicos incluyen sus propuestas y enfermería las suyas. ¿No habría quedado mejor un texto conjunto?
- Lo que si aparece muy alto y claro es el papel crucial de los colegios en relación al registro de profesionales sanitarios.
- Los temas que se tratan son variados pero se resumen en: gestión clínica, mejoras en la política de recursos humanos y desarrollo profesional (troncalidad en el caso de médicos y especialidades y diplomas de acreditación para enfermería).
- En el área de RRHH, apenas se habla del modelo retributivo. Únicamente se cita la homogeneización de criterios retributivos entre comunidades autónomas.
- Uno de los temas estrella en el documento enfermero es el relativo a la prescripción enfermera, que además ocupa varias páginas.
- Hay un atisbo de hablar de itinerario profesional pero se queda en un párrafo. Era una gran oportunidad para desarrollar la organización del trabajo en el sector sanitario público, pero se ha quedado en una simple referencia.
- No entendemos algunas partes como la de bioseguridad (ya garantizada en otras normas), la petición de un acuerdo del Consejo Interterritorial para que enfermería haga sesiones (muchos centros ya las hacen sin ese acuerdo) o los planes de acogida para el personal nuevo (podrían leer algunas opiniones de la iniciativa Con L de enfermera). 
- Nadie habla de la relación jurídica del profesional sanitario con el sistema público: ¿estatutario? ¿laboral? ¿funcionario? En este tema hay declaraciones genéricas pero sin profundizar ni "mojarse".
- La gestión clínica parece erigirse como la salvación del sistema, y en parte puede ser una de las columnas de la reforma del SNS, pero hace falta mucho más. Desgraciadamente la coordinación sociosanitaria se merece una presencia menor en los textos.
- Muchos de los cambios que se proponen dependen de la voluntad y la disposición de los profesionales y de los mandos, líderes, jefes o directivos. Hace falta formación (por supuesto) pero hace más falta un desarrollo continuo y un aprendizaje basado en muchas más cosas que un curso o un pdf. 

Un ejemplo de lo extraño que supone tener dos pactos es la repetición de partes casi completas con leves variaciones que nadie sabe a que se deben. En el documento de los médicos se señala expresamente: 
"Garantizar la calidad de los servicios públicos y el respeto de los derechos de los pacientes en el marco de una gestión pública que sea ágil, transparente, sujeta siempre a control público y con participación que incluya representación médica". 

En el caso de enfermería: 
"Garantizar la calidad de los servicios públicos en base a la adopción de un modelo asistencial orientado al paciente, en el marco de una gestión pública que sea ágil, transparente, sujeta siempre a control público y con participación de la representación enfermera, siendo la calidad el núcleo a partir del cual se organizan dichos servicios públicos".

En resumen, y sin abrumar con datos o reflexiones filosóficas, nos parece un pacto de intenciones (algunas muy valientes y otras demasiado vagas y genéricas) que marca una línea de trabajo para los próximos años que... ya estaba dibujada previamente. Salvo algunos temas que se tratan en detalle, como el registro de profesionales, la prescripción enfermera, la troncalidad o las especialidades de enfermería, el resto son declaraciones cuyo éxito dependerá de la forma en que se desarrollen. La propia firma del pacto y el texto acordado es demasiado gremialista y da un paso atrás en esa lucha por generar entornos multidisciplinares de trabajo en el ámbito del SNS. 

Un documento que quizás ha pasado desapercibido pero que merece la pena destacar es el reciente Informe sobre sostenibilidad del Consejo Asesor de Sanidad (descargar aquí), publicado hace pocas semanas y que hace una revisión muy completa de los principales problemas de nuestro amado SNS, proponiendo algunas medidas estructurales de mejora que no conviene olvidar. 

Lógicamente, nos dejamos muchos temas en el tintero, pero ya habrá días y foros para intercambiar opiniones. Os dejamos algunas referencias de interés para saber más del tema:
- Vídeo de Canal Enfermero sobre la firma del pacto.
- Nota de prensa y fotos del acto del Consejo General de Enfermería. 
- Entrada de @juherya sobre el pacto en su blog. 
- Entrada de Vicente Baos en su blog. 

En resumen: ¿lloramos de emoción o seguimos caminando en círculos?

Nota: hemos elegido esa foto porque nos encanta ver a Enrique Lazaro (CEEM) aportando la visión de los estudiantes. Esperemos que le hayan escuchado. 

lunes, 29 de julio de 2013

Detrás de las decisiones



Esas típicas preguntas que nadie hace en voz alta... Y de repente, llega el Wall Street Journal y publica una sencilla entrada en su blog de salud hablando de los factores y elementos que motivan a los médicos o que les empujan a tomar una u otra decisión en su trabajo diario.

Incluye una encuesta con una sola pregunta centrada en conocer la opinión de los lectores respecto a los factores que influyen en la toma de decisiones de los médicos. Las posibilidades son 3: factores financieros, miedo a los pleitos o aquello qué es mejor para el paciente. Aquí tenéis los resultados con 929 votos:


Lógicamente, el modelo estadounidense no es el español y el modelo de pago al profesional influye poderosamente en la opinión del lector medio respecto de los médicos y su forma de actuar. Menos mal que más de la mitad creen que el médico sólo quiere lo mejor para el paciente, sería muy duro que la gente pensara de otra forma.

Pero, ¿y los políticos sanitarios? ¿Siempre quieren lo mejor para el paciente y para la población? ¿Y las decisiones sobre sanidad o salud poco basadas en la evidencia como la construcción de hospitales donde no hacen falta?

viernes, 26 de julio de 2013

Muface y los funcionarios



Una de las ironías del sistema sanitario español se llama Muface (Mutualidad General de Funcionarios de la Administración Central del Estado). Cientos de miles de funcionarios que trabajan para el sector publico (principalmente administración general del Estado, policía nacional y los de educación de las comunidades autónomas) y que tienen un sistema de asistencia sanitaria propio.

La principal particularidad de Muface es que el trabajador y su familia puede optar por ser atendido por la sanidad publica o por alguna aseguradora privada (Segurcaixa Adeslas, Sanitas, Dkv, Asisa, etc). Enero es el mes clave ya que solo durante ese mes del año el beneficiario puede solicitar el cambio de entidad.

Muchos podrían pensar que la actual situación de defensa a ultranza del sector publico frente a los recortes habrá motivado un masivo cambio a la sanidad publica desde aseguradoras privadas entre los funcionarios acogidos a Muface. Y no es así... De hecho, el tema Muface es uno de los pocos en el que sindicatos y la Fundación Idis están del mismo lado: defensa a ultranza. 

El ultimo dato es de enero de 2012 (publicado en la memoria anual de 2012) y los cambios hacia la sanidad publica (altas) fueron casi iguales a las bajas. Curiosamente, la entidad que mas creció fue Adeslas.


La distribución total deja muy claro que el funcionario español asegurado en Muface prefiere la sanidad privada a la publica, y así solo el 18% ha optado por la sanidad publica. ¿Habrá habido un cambio de tendencia en enero de 2013? ¿Es necesario mantener este privilegio por mucho tiempo? Estaremos atentos a los datos... 



miércoles, 24 de julio de 2013

Desmontando Google Health: dos años después


Google Health nos dijo adiós hace dos años, pero su desaparición no provocó la misma crisis de pánico que Google Reader entre los usuarios. Como ya comentamos en su momento en el blog, Google no consiguió enganchar al público objetivo y muy pocos encontraron la utilidad o el valor añadido de la aplicación. ¿Cómo vemos ese cierre dos años después?

Una de las críticas a Google Health era su falta de apertura, es decir, no era nada dospuntocero. Con el tiempo, esa crítica se ha consolidado como uno de sus grandes problemas: se almacenaban datos por parte del usuario y nada más. No había posibilidad de conectar con otras aplicaciones, ni de desarrollar una parte social que uniera a los usuarios, lo que la transformaba en un simple almacén de datos. La parte social habría sido el complemento perfecto.

En estos últimos meses, las aplicaciones de tracking relacionada con la salud han tenido un desarrollo brutal: running, dieta, paseos, etc. Google Health debería haber asumido el papel de "recolector" de datos de dichas aplicaciones, almacenando datos y ofreciéndolos con gráficas, tablas, etc. ¿No supo anticiparse a la irrupción de este tipo de aplicaciones en el mercado? Además, el usuario no quiere actualizar manualmente la aplicación, prefiere que sea automático, casi imperceptible (estilo fitbit o Nike).

¿Y la famosa monetización? ¿De donde podría sacar Google dinero? No se planteó ofrecer la aplicación a los hospitales o aseguradoras, ni siquiera como un servicio adicional a sus pacientes. Por ello, dado que no se promocionó apenas, el usuario veía que sus datos estaba almacenados para uso personal, sin más.

Google tenía cierta idea de los problemas que tenía la aplicación, como se observa en este análisis sobre los cambios de la aplicación de septiembre de 2010 (9 meses antes del cierre final), pero no hizo apenas nada. De hecho, la evolución de la competencia inicial (Microsoft HealthVault) se ha centrado en las alianzas con grandes proveedores para que cada paciente pudiera consultar sus datos en dicha aplicación.

Finalmente, y en relación a los datos de salud, el fallo pudo estar en la unidireccionalidad. ¿Quien iba a ver esos datos? ¿Algún profesional sanitario? El desarrollo de webs propias como Healthspace (desde una perspectiva pública) o My Health Manager (por parte de Kaiser Permanente) son dos buenos ejemplos. Y lógicamente, el ciudadano quiere tener sus datos pero le importa mucho más aún que dichos datos los tenga su centro sanitario.

Un buen resumen de lo que pasó en Google aparece en esta entrada de la web Search Engine Watch: falta de liderazgo y de desarrollo, falta de apoyo por parte de proveedores de salud y de empresas TIC y falta de apoyo de las grandes organizaciones. Tener los datos es sólo un paso, necesario pero no suficiente.



lunes, 22 de julio de 2013

¿Sabemos adaptarnos a la demanda? Sobre el cierre temporal de camas hospitalarias



La organización tradicional de los hospitales en España y la costumbre obliga a que todas las unidades de hospitalización estén siempre abiertas, con todas sus camas. Salvo verano, época en la que muchos centros cierran alguna planta ante la reducción de los ingresos, el resto del año todo está abierto.

¿No sería más interesante adaptar la oferta de camas a las necesidades reales de cada momento? Hay unidades de hospitalización que nunca superan el 50% de ocupación salvo dos meses al año, ¿no sería lógico adaptarnos a esa realidad? Lógicamente hay algunas dudas relacionadas con la conveniencia o no de juntar pacientes de varias especialidades en una misma planta (cosa que es muy habitual), pero si la planta 4 izquierda está al 20%, ¿no sería más eficiente cerrarla unos días y abrirla en caso de necesidad?

La flexibilidad está asociada a la eficiencia, pero lamentablemente cerrar camas, aunque sea por una semana,  se suele interpretar como una mala noticia y un síntoma de recorte. Incluso es muy habitual el titular en prensa del tipo: "el hospital A cierra una planta pero tiene lista de espera quirúrgica". El cierre de quirófanos es una mala noticia para la lista de espera, pero el cierre de camas no va a impedir que se siga operando. Y si es cirugía ambulatoria, menos problema todavía.



Los datos son muy claros: se mantiene el número de ingresos en los últimos años, pero asociados a estancias medias cada vez más bajas. De hecho, el número de estancias hospitalarias en hospitales adscritos al SNS por 1000 habitantes ha ido bajando desde 756 en 2001 a 668 en 2009. Sin embargo, tenemos el mismo número de camas hospitalarias que en 2001, paradójico ¿no? Es decir, menos necesidad de camas, pero mismo número de camas. Y si alguien prefiere analizar el dato de ingresos por 1000 habitantes, ocurre lo mismo: reducción desde 2001 a 2009. Los datos aparecen en la estadística de centros sanitarios de atención especializada que elabora el Ministerio de Sanidad (aquí el resumen). 

Mantener todo abierto también tiene su coste y ese gasto no suele aportar nada al paciente. Lo único necesario es tener una organización que sepa responder  y adaptarse con celeridad a las necesidades externas: tenemos los datos, tenemos la información y sabemos hacerlo, falta querer y que la sociedad pueda entender que es una medida para usar bien el dinero público.

Nota: esta entrada está inspirada en un post del blog Salud a debate, que firma Esteban Carrillo.


domingo, 21 de julio de 2013

Un domingo inevitable


Sí, sí, que habían acabado los resúmenes dominicales, pero no hemos podido resistir la tentación. Así que aquí tenéis algunos enlaces que nos han llamado poderosamente la atención esta semana de verano.

El proceso burocrático asociado a la externalización de los 6 hospitales de Madrid ha generado muchos comentarios, y más aún tras la suspensión del procedimiento acordada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Una entrada diferente, sobre algo tan aburrido como los pliegos, la encontramos en el blog de José Antonio Plaza que nos cuenta su visión tuitera de los pliegos, las empresas y el día a día del proceso.

Hablemos de patatas fritas. En el blog El Viajero de El País, José Carlos Capel presentaba las mejores patatas fritas de bolsa de España, una clasificación que encabeza una marca que utiliza "patatas no transgénicas". Y claro, llega @jmmulet en su blog Los Productos Naturales ¡vaya timo! y resulta que no existen patatas transgénicas para uso alimentario.  Es decir, todas las patatas son no transgénicas, así que usarlo como reclamo publicitario es algo bastante cutre. Una entrada muy divertida.

Y para acabar, Rafa Cofiño con un clásico de la salud comunitaria: la relación entre paradas de metro y esperanza de vida, al más puro estilo del London Health Observatory. Y es que, el código postal es más importante para tu salud que el código genético... 

Música de verano, como siempre. Feliz domingo y a disfrutar de las vacaciones

jueves, 18 de julio de 2013

Modelos de gestión en el sistema sanitario español



El martes 16 participamos en una mesa redonda que organizaba la CEEM, en el marco de sus jornadas CEEM 2.0, con el título "Modelos de gestión". Los otros ponentes eran de alto nivel: Javier Padilla (médico de familias y comunidades, bloguero y residente de preventiva) y Antonio Burgueño (director general de hospitales de la Consejeria de Sanidad de la Comunidad de Madrid).

Tras las intervenciones, se generó un debate sobre el estado actual del sistema, y se analizaron las resistencias al cambio para la puesta en marcha de ciertas medidas que no deberían aplazarse, como la duplicidad de servicios, la regulación laboral del personal estatutario, la incentivación y motivación del profesional y la despolitización del sistema sanitario. Lo mejor fue poder hablar con calma, y sin la tensión de otros foros, sobre temas delicados como el proyecto (fallido) de cambio del Hospital de la Princesa o sobre el nuevo modelo concesional de Madrid.

Os dejamos la presentación que utilizó Javier Padilla (con una interesante evaluación de la "gestión pública") y la nuestra. Antonio Burgueño habló sin presentación y se dedicó a hacer un repaso histórico a la política sanitaria española de los últimos cien años.




miércoles, 17 de julio de 2013

Mezclas imposibles: endogamia, residentes y NBA


En octubre de 2011 publicamos una entrada titulada "El caso del nuevo miembro del equipo" en el que se planteaba un caso real acerca de la contratación de un pediatra para un servicio hospitalario de pediatría. La duda surgía porque existían dos candidatos: el residente del propio servicio o un residente de otro hospital. El conflicto subyacente se basaba en la posible endogamia de los grupos estables a largo plazo, entendida como "actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución". Muchos opinaron en aquella entrada que era mejor permitir el acceso a un especialista formado en otro hospital, pero surgieron múltiples dudas.

Precisamente, en el artículo de 2011 de Peiró, Artells y Meneu titulado "Identificación y priorización de actuaciones de mejora de la eficiencia en el Sistema Nacional de Salud" sobre posibles actuaciones para la mejora de la eficiencia del sistema nacional de salud,aparece en el número 105 la siguiente:
"Combatir la endogamia, la falta de movilidad profesional, las nuevas barreras entre comunidades autónomas, y los «800» mercados médicos de España, «prohibiendo que un MIR se quede en su hospital, no contratando a nadie en su pueblo y premiando a la gente que se mueve»".

El estudio le asigna una prioridad global de 5 sobre 10 pero una factibilidad de 3 sobre 10 (por la dificultad para su puesta en marcha). Además, en cuanto al posible impacto económico, la puntuación asignada por los expertos es de 5 sobre 10.

Vicente Ortún y María Callejón, en el libro "La renovación de la atención primaria desde la consulta" analizan el problema proponiendo una medida drástica para acabar con la endogamia:
La endogamia tiene fácil remedio prohibiendo durante unos años la contratación de los MIR formados en el hospital (o de los doctorados de una universidad), lo cual facilitaría una mejor asignación del talento, así como un mayor mestizaje cultural, como el que históricamente hemos conocido: España ha sido un país de migraciones internas y externas y solo en los últimos 30 años, como consecuencia del neoproteccionismo autonómico, la rigidez del mercado de la vivienda y la consolidación del estado del bienestar, los profesionales han perdido movilidad: nacen, crecen,se reproducen y mueren en el mismo lugar.
El modelo propuesto recuerda brevemente al reparto de jugadores de baloncesto novatos en la NBA (draft), ya que para evitar el poder de los equipos con un alto nivel de ingresos y así conseguir que todos los equipos tengan las mismas oportunidades, es el equipo que peor ha quedado en la clasificación el que mayor probabilidad tiene de ser el primero en elegir.

¿Qué problemas puede causar la endogamia en la incorporación de nuevos profesionales a un centro sanitario? generalmente, son profesionales que conocen el funcionamiento del centro a la perfección, pero justo ese factor es el que impide que se desarrollen nuevos procesos o se realicen cambios. ¿Es necesario promover el cambio interno e integrar elementos internos con otros externos? 

lunes, 15 de julio de 2013

Gestión del cambio: ¿luchando contra nosotros mismos?


Trabajar a diario en una organización compleja obliga a aprender a gestionar el cambio. El sistema sanitario en el mundo actual, rodeado de tecnología, noticias, presiones políticas y profesionales, necesidades, etc. obliga a que haya que replantear los procesos, las funciones y las formas organizativas de vez en cuando. Sin embargo, la realidad que nos rodea en el sistema público muestra que la agilidad para cambiar es casi un chiste, y la inercia se convierte en el eje principal de todo.

Dejando al margen las obligaciones normativas (muy rígidas en ocasiones), es fundamental aprender a gestionar el cambio y principalmente las resistencias al mismo. Y para eso, recurrimos a un post imprescindible de Amalio Rey titulado "20 ideas sobre cómo gestionar las resistencias al cambio" que incluye un modelo de 6 pasos para optimizar la gestión de las resistencias:

1. Discernir: Antes de librar una guerra contra las resistencias, conviene escucharlas con humildad por si transportan señales que indican que el cambio buscado es erróneo. 
2. Colaborar con ellas: Aprovecharlas de algún modo para muscular el cambio y hacerlo más robusto (R.Sennett: “seleccionar un aspecto de la resistencia con el que puedas trabajar”) 
3. Reajustar las expectativas temporales: Echarle paciencia si la resistencia se prolonga más de lo esperado (R.Sennett: “posponer el deseo de terminar”) 
4. Cambiar el orden: Confrontación selectiva, enfrentándonos primero a las tareas y elementos del problema que más rápido generen progresos 
5. Reformular el problema: Cuestionarnos las premisas iniciales para reconfigurar la estrategia con nuevos protagonistas 
6. Hacer la guerra: Sólo si no queda más remedio, confrontación directa y sin cuartel. Destruir los focos de resistencia tóxica a base de un buen arsenal de antibióticos.

Seis ideas que pueden ayudarnos en muchos problemas que surgen a diario en las organizaciones sanitarias. Y para acabar, nos quedamos con una de las ideas que incluye Amalio en su post: no todo lo nuevo es mejor que lo viejo. Algo que ha bautizado como la soberbia del innovador.

domingo, 14 de julio de 2013

Domingos indestructibles


Han sido casi dos años de reformas inesperadas, de cambios para "garantizar la sostenibilidad del sistema", de recortes (más o menos basados en la evidencia), de giros legales a la desesperada para cumplir con las promesas comunitarias, de protestas y manifestaciones y portadas en prensa. Dos años de informes, artículos, razonamientos más o menos acertados y argumentos arrojadizos (en algún caso rozando el estereotipo) entre uno y otro partido.

Ahora en España la política sanitaria está de moda y no es raro encontrar conversaciones de bar o de cola del hiper sobre el tema. Y el martes 16 vamos a aportar nuestro granito de arena en las Jornadas CEEM 2.0, organizadas por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, en una mesa redonda sobre modelos de gestión.

En la mesa tendremos el honor de compartir debate con Javier Padilla (médico de familia, bloguero y residente de medicina preventiva) y Antonio Burgueño (director general de hospitales de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid). 

Si estáis interesados en asistir a la mesa redonda (martes 16 de julio a partir de las 16 horas, en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, Calle Santa Isabel 51), sólo tenéis que cumplimentar este formulario


viernes, 12 de julio de 2013

Aprender jugando


Uno de los problemas principales del sistema sanitario en muchos países es su complejidad. Sin importar si estamos ante un modelo público o privado, con una administración pública o una aseguradora, no siempre es fácil saber que servicio entra, si una persona tiene derecho a todo o a parte, si hay reembolso de gastos, etc. De hecho, hace poco leíamos un artículo acerca de la transparencia en los sistemas de salud, y muchos ciudadanos pedían información para conocer mejor el sistema sanitario.

En Estados Unidos, donde hay muchos ciudadanos que tienen acceso a servicios sanitarios a través de los planes de salud que les ofrecen sus empresas, la complejidad es algo habitual. Incluso con resúmenes como este, es difícil averiguar si se puede ir al médico, si hay que pagar algo, o si es necesario pedir un vale o un parte de derivación. 



La aseguradora Blue Cross ha decidido dar un paso más en la formación de los empleados asociados a sus planes de salud con un programa basado en la gamificación con 10 cursos que han bautizado como "Healthcare University". Los cursos ofrecen información para entender los planes de salud, las coberturas, como es posible ahorrar en el gasto sanitario familiar, etc. Para el desarrollo de dichos cursos/juegos, han contado con la ayuda de la empresa especializada Change Healthcare y por lo que cuentan en este documento, la experiencia está siendo un gran éxito. 

Tenéis más información en la web HIT Consultant o en esta noticia del Wall Street Journal. Y por cierto, hablando de planes de salud y de seguros de salud, los amigos del foro Aimfri han lanzado una encuesta para saber porque la gente suscribe (o no) un seguro privado de salud. Si quieres responder, puedes hacerlo a través de este enlace.

miércoles, 10 de julio de 2013

El ritmo de una canción


Forumclinic es mucho más que un foro y un punto de encuentro para pacientes, ya que su presencia en redes sociales es muy activa y difunde información de gran interés para cualquier persona interesada en el ámbito de la salud. Un ejemplo es este tuit del martes 9 de julio acerca de un reciente estudio sobre como los cantantes de un coro acaban sincronizando su frecuencia cardiaca.

El estudio, publicado originalmente en la revista Frontiers in auditory cognitive neuroscience, con el título "Music structure determines heart rate variability of singers", analiza como la melodia y el ritmo musical es capaz de sincronizar el ritmo cardiaco de un grupo de jóvenes sanos menores de 18 años. Factores como el control de la respiración asemejan esta actividad con el yoga, por ejmeplo, lo que explica sus efectos positivos sobre la salud. 

Un aspecto muy llamativo es el que cuenta uno de los autores a la prensa, que se basa en la posibilidad de que el canto compartido sirva como método de fortalecimiento de la capacidad de colaborar. Ejemplos como los campos de fútbol, los coros religiosos o los festivales de música refuerzan dicha idea: que la sincronización de los ritos ayuda a la solidaridad de los grupos. 

No es la primera entrada que publicamos sobre música, hace un par de años hablamos de como la música puede mejorar el ritmo respiratorio y cardiaco en pacientes con ventilación mecánica. Y para acabar, un poco de música con Travis


lunes, 8 de julio de 2013

La hamburguesa de la paz


Una de las cosas que más llama la atención cuando se visita el Hospital La Paz (Madrid) es que haya un establecimiento de comida rápida (una hamburguesería) dentro del recinto. Teniendo en cuenta la cantidad de mensajes diarios de dieta, ejercicio y hábitos saludables que se dan en un centro sanitario, el mero hecho de albergar una hamburguesería es una ironía muy significativa.

Además, dicho establecimiento se integra dentro de la actividad diaria del hospital, con acciones como el regalo de menús a los padres de los niños ingresados (¿alimentación saludable? ejem ejem). Además,  la cadena del establecimiento tiene diversas campañas solidarias dirigidas a colaborar en el cuidado de los niños ingresados (como casas para que los padres puedan permanecer cerca del hospital mientras el niño está ingresado).

¿Es positivo para el niño esa asociación de hamburguesería de comida rápida con un centro sanitario? Un clásico artículo de la revista Pediatrics trata precisamente ese tema, con un título muy llamativo "Marketing Fast Food: Impact of Fast Food Restaurants in Children’s Hospitals". La conclusión del artículo, basado en una encuesta, es muy interesante:
- En los hospitales que cuentan con una hamburguesería en el propio recinto, hay mayor consumo sus productos entre los pacientes de consultas externas.
- Existe una creencia de que la hamburguesería apoya financieramente al centro sanitario.
- Ante la pregunta de si la comida de dicha cadena es saludable, la puntuación es más elevada entre los pacientes que están en hospitales con hamburguesería. 

Estos mensajes contradictorios no son positivos para las familias y mucho menos para los niños. ¿La solución es una normativa que limite la presencia de establecimientos de comida rápida en determinados lugares? El cambio social que consiga asociar ese tipo de comida como un problema para la salud es lento y quizás utópico, y tal vez no es el momento para que el Estado adopte un papel paternalista prohibiendo determinados comportamientos asociados a la libertad del individuo. Los padres son libres... pero un McDonalds en un hospital no es precisamente una gran idea.

Ah, y para acabar una paradoja del día a día: ¿el almuerzo clásico de cafetería de hospital de bocata de morcilla o chorizo asado es saludable? ¿está en la misma categoría que la hamburguesa? ¿O al ser un plato típico español ya no es un problema? ¿También influencia al paciente o al visitante? El eterno debate de comer cosas sanas o comer lo que a cada uno le apetece, y más en un hospital...

sábado, 6 de julio de 2013

La hora de las personas


La gente de Nesta ha editado un informe titulado "People powered health: health for people, by people and with people" con un enfoque muy claro: cambiar la forma de hacer las cosas en los sistemas sanitarios y orientar todas las estrategias alrededor del ciudadano. 

Los tres elementos principales que se plantean cambiar son: las consultas, las nuevas unidades y estructuras de trabajo y la creación de nuevos procesos de forma conjunta entre profesionales y pacientes. 

El documento (podéis leerlo en formato pdf) presenta diversas pautas de cambio centradas en la innovación de procesos, tecnología, incentivos, liderazgo, rediseño de las organizaciones, etc. Incluye además diversos ejemplos y una abundante bibliografía para ilustrar alguna de las propuestas.

Pero lo más destacable es el eje del modelo que proponen, que nos recuerda enormemente a las líneas maestras que dibujó en 2010 el Manifiesto de Abla. Quizás haya llegado el momento de hacer una revisión y mejorar el manifiesto, para ponerlo en el lugar que se merece.

jueves, 4 de julio de 2013

Magia y salud: ¡sin trucos!



Breathe Magic es un proyecto internacional que promueve el uso de trucos de magia y otras habilidades escénicas en el marco de programas de terapia de rehabilitación para personas con problemas como hemiplejia o con daño cerebral. Los trucos se basan en la conocida Hand-Arm Bimanual Intensive Therapy.

Gracias a este programa se rompen los hábitos manuales anteriores y se crean destrezas nuevas. Se favorece la repetición de movimientos en un entorno social en el que todos pueden disfrutar. 

Así como las habilidades manuales, el lenguaje corporal y el mantenimiento del contacto ocular juegan una parte importante en el enganche de la audiencia, y estas habilidades pueden usarlas los niños en muchos otros aspectos de su vida.

La referencia la hemos encontrado en la web del NHS. Os dejamos con un video del proyecto:



Nota: esta entrada la hemos escrito con Paloma Peña (@palomap3 en twitter), del blog Terapia Ocupacional en el daño cerebral adquirido. Su blog es una fuente imprescindible para saber algo más sobre daño cerebral y terapia ocupacional. Gracias :)

miércoles, 3 de julio de 2013

TIC y profesionales sanitarios: algunos datos


La conocida empresa de consultoría Deloitte ha publicado un interesante informe titulado "Physician adoption of health information technology", basado en una encuesta realizada a más de 600 médicos en relación al uso de tecnologías tales como historia clínica electrónica, telemedicina, email, móviles, etc.

La primera figura que seleccionamos se centra en que tipo de herramientas con el paciente son utilizadas por los médicos, destacando el uso del email y los contenidos web. Curiosamente, la telemedicina y las apps móviles para cita, consulta de resultados, etc. aparecen al final del listado, ¡y no olvidemos que son opiniones de los médicos y no de los pacientes!


Otra figura interesante es la que recoge las razones para no utilizar los móviles, destacando que los sistemas y procesos de trabajo no permiten el uso del móvil, seguido por dudas respecto a la privacidad de los datos del paciente. En resumen, los procesos van por un lado y la tecnología móvil va por otro: hasta que no se hablen cara a cara, poco avanzaremos de forma global (pese a los proyectos locales de éxito). 


lunes, 1 de julio de 2013

Dos tazas de transparencia #opendata


El otro día hablamos de transparencia, y gracias a un tuit de @cecilicp hemos conocido una nueva iniciativa del NHS dirigida a ofrecer datos a los ciudadanos de los médicos que trabajan en sus centros sanitarios. ¿Y qué datos son? Actividad y mortalidad en algunos procedimientos quirúrgicos de cada especialidad incluida. El objetivo: ayudar a tomar las mejores decisiones. 

La propia web NHS Choices es la que recopila todos los datos de esta novedosa iniciativa de opendata en el sector sanitario, desglosados por especialidades. Los datos se irán ofreciendo poco a poco pero ya hay 3 especialidades publicadas:


Tras elegir en la web una especialidad (cirugía vascular en nuestro caso), los datos se encuentran en la web de cada sociedad científica. Se ofrecen datos de dos procedimientos quirúrgicos concretos: número de intervenciones realizadas, tasa de mortalidad y si dicha tasa está dentro o no de lo normal. Y por supuesto todo ello desglosado por profesional (aquí tenéis el informe completo de esta especialidad).


Además, el NHS ha decidido publicar los nombres de los especialistas que no han autorizado que sus datos sean públicos. Esta decisión ha sido muy polémica y ha sido comentada tanto en el blog del King's Fund como en el Telegraph

- ¿Es una ayuda al ciudadano la publicación de estos datos? ¿Se hará un buen uso de ellos? ¿Están bien explicados?
- ¿Qué ocurrirá con los datos negativos? ¿Se llevará a cabo una investigación como indica la web? 
- Y finalmente, antes de que alguien se lo pregunte, ¿estamos preparados en España para algo parecido? Queremos transparencia, ¿pero de que tipo? La intuición que tenemos es que algo así no sería muy bien visto, pero quizás estamos equivocados...

Nota: para leer algo más sobre la publicación de los datos en el ámbito del NHS, no os perdáis la entrada de Pascual Lozano en La Bitácora de Cirugía Vascular