miércoles, 20 de junio de 2012

NICE: ¿recomendaciones para la galería?


Leyendo una de nuestras revistas habituales (Gestión Clínica y Sanitaria), encontramos una revisión de Belén Corbacho del artículo "The usefulness of NICE guidance in practice: different perspectives of managers, clinicians, and patients".

Precisamente, uno de los espejos en el que más se miran los intentos de reforma en españa es el NICE, el famoso National Institute for Health and Clinical Excellence, que se encarga de realizar los informes de evaluación de tecnologías sanitarias y de asesorar sobre nuevas terapias y medicamentos. La intención sería crear en España un hispaNice, para que así la evidencia y la eficiencia fueran el eje de nuestro sistema nacional de salud. Pero, ¿es tan fácil?

Las conclusiones del artículo son muy claras y bastante llamativas:
- ¿Quien aprecia la utilidad de los estudios e informes del NICE? Los gestores.
- Los clínicos siguen las recomendaciones cuando están de acuerdo con su interpretación personal de la evidencia y además cuentan con recursos para su puesta en marcha. En caso contrario, nada de nada.

Que cada uno saque sus conclusiones...

5 comentarios:

  1. Peor estamos ahora, que hay un "mini-NICE" que decide lo que entra y lo que no en la cartera de servicios del hospital. Y se llega a la situación de que un fármaco oncológico aprobado por todas las agencias no está disponible en un hospital y sí en el de enfrente. ¿No luchábamos tanto por la equidad? Porque de esto no habla nadie...

    ResponderEliminar
  2. Hola, Miguel Ángel:
    Esta entrada mezcla dos cosas diferentes: la necesidad (o no) de un organismo que, a escala nacional, dé unas recomendaciones basadas en la evidencia y evalúe la seguridad y eficacia de los medicamentos y la actitud que los profesionales sanitarios tenemos ante dichas recomendaciones. Estoy de acuerdo con Bulbul que ahora mismo, tenemos la peor de las situaciones posible, con varias agencias (que ahora quieren coordinar) y centenares de comisiones de farmacia locales, que pueden ser germen de una inequidad que seguro que nadie desea. Por otra parte, en España creo que nos sigue faltando humildad para continuar aprendiendo. En mi experiencia sobre el tema, coincido con los autores dele artículo comentado: estoy de acuerdo con la evidencia, mientras la evidencia esté de acuerdo conmigo. Si contradice mi práctica habitual, comienzan los problemas. Está bien tener una visión crítica frente a todo. Pero hemos de ser prudentes para que dicha visión no se convierta en una cortina de humo tras la cual se esconda nuestra falta de adaptación a un nuevo entorno, nuestra ignorancia o, simplemente, nuestra soberbia.
    Un saludo.
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. coincido... hay que unificar y dar poder ejecutivo y decisor a una agencia nacional respecto a pruebas y tratamientos a financiar por el erario público y cuales no

      Eliminar
  3. Generalizando, por malo que esto sea, cuando nos portemos como los científicos que presuntamente somos los médicos, a lo mejor hacemos algo...

    uf!

    ResponderEliminar
  4. Era de esperar, pero de todos maneras urge el HispaNice con poder ejecutivo par decidir que entra en cada cartera de servicios y con que financiación

    ResponderEliminar