domingo, 22 de octubre de 2017

Un resumen viejuno: tempus blogit


El tiempo pasa... pero no vamos a hacer una introducción al estilo John Keating, no es el momento. Sólo que esta semana hemos pensado en los diez años que llevamos al pie del cañón y nos hemos asustado. Nos hemos acordado de los 3 años que estuvimos publicando una entrada diaria (2008 a 2011), de aquella entrada sobre redes sociales y emergencias que nos abrió un huequecito en el BMJ, o de cuando recibir visitas era un milagro y solo dejaban comentarios los amigos y familiares (aunque ahora es parecido, todo hay que decirlo). 

Así que después de este momento de nostalgia, solo nos queda dar un paso adelante y seguir caminando. Ah, por cierto, aún tenemos abierta la encuesta sobre formación en gestión sanitaria, ¿te animas a responder?  Aquí tenéis el resumen semanal de la blogosfera sanitaria:

Empezamos hablando de vacunas con una entrada que hemos leído en el Diario de una Mamá Pediatra. Como dice Amalia Arce: la vacuna más peligrosa es la que no se pone. 

La revista Time se plantea en este artículo porqué hay tantas personas que creen en las teorías de la conspiración. Una reflexión muy interesante en un entorno en el que las nuevas formas de comunicación pueden transformar viralmente cualquier opinión en un dogma de fe.

EchoPixel hace magia, o casi... Tal y como cuentan en Medgadget, esta nueva tecnología permite transformar imágenes como resonancia o TAC en holografía, y así manipularlas y observarlas.

Resulta llamativo que una revista sobre gestión empresarial como Harvard Business Review dedique cada vez más artículos al mundo sanitario, pero nos encanta que lo hagan. Esta semana nos ha encantado este texto sobre el uso de la tecnología en el ámbito rural para mejorar la asistencia que se presta. 

Seguro que si hablamos de innovación pública, más de un lector pensará que es un buen ejemplo de oximorón. Sin embargo, mientrás hay talento, hay esperanza, así que Amalio Rey ha publicado algunas recomendaciones para gestionar eficazmente la innovación en el ámbito público.

Uno de los grandes cambios sociales surgido tras la aparición de las redes sociales ha tenido que ver con las relaciones interpersonales, es decir, las parejas. Según cuentan en este artículo de MIT Technology Review, webs como Tinder han transformado la sociedad y así, por ejemplo, ha crecido la estabilidad de las parejas. 

En inglés, se llama commuting al acto de acudir al centro de trabajo desde la casa de cada uno. En las grandes ciudades, el tiempo de transporte puede superar los 60 minutos y se traduce en trenes llenos, estaciones de metro saturadas, carreras, autovías colapsadas, etc. En Newsweek han publicado un interesante artículo sobre los riesgos para la salud del hecho de ir a trabajar cada día.

Menudo post se ha marcado Alorza en el blog Administraciones en Red sobre gestión del cambio. Recordando su paso por la EGB, nos ofrece una serie de consejos y reglas de conducta ante malotes o indiferentes. 

La corrupción sanitaria existe, de eso no cabe ninguna duda. Por eso, traemos al resumen los seis artículos (breves) que Amando Martín Zurro ha publicado en Diario Médico para analizar este gran problema de nuestro modelo sanitario. Los seis textos los han recopilado en el blog Salud, dinero y atención primaria.

Marian García, más conocida como Boticaria García, ha decidido revisar en su blog las diversas marcas de ketchup que se venden en los supermercados, y buscar cual es la marca más saludable. Un vídeo muy divertido, como siempre, que merece mucho la pena.

Blogthinkbig se apunta a la senda de los informes de tendencias para el año 2018. En esta entrada nos explican las diferentes tendencias tecnológicas que ha incluido la consultora Gartner en su informe. Edge Computing, Digital Twins o Blockchain están en la lista. 

Acabamos con música. Lapido ha sacado disco (El alma dormida) y nos apetece escuchar esta canción. Seguro que a Tundra le encanta...

martes, 17 de octubre de 2017

Gestión sanitaria: ¿la burbuja de la formación?


En El Mundo hablan en este artículo sobre la burbuja universitaria, y nos hemos planteado si realmente esta burbuja afecta también al mundo sanitario principalmente en lo que se refiere a cursos de postgrado, máster, etc. 

El artículo se centra en varios elementos, como son la oferta sobredimensionada, la existencia de cursos de baja calidad (en ocasiones por el beneficio empresarial o por el prestigio que puede reportar a los profesores) o la creación de cursos para justificar el empleo de parte del personal contratado (esto principalmente en la pública). Lo que si es cierto es que ahora hay cursos de gestión sanitaria hasta en la sopa y este exceso de cursos seguramente no beneficia a la calidad de los mismos. ¿Cual es el problema? Es sencillo: no existe actualmente ninguna vara de medir para diferenciar los cursos buenos de los de relleno.

En la actualidad, hay unos 15 máster universitario sobre gestión sanitaria y más de 25 títulos propios. El problema es que separar el grano de la paja es una tarea muy compleja y además la experiencia de cada alumno es muy diferente. Incluso los grandes centros de formación empresarial, especializados en formación empresarial, tienen sus cursos avanzados en gestión (algo caros, todo hay que decirlo). 

¿Cual es realmente el objetivo de un máster? ¿Aprender, mejorar nuestras habilidades, hacer contactos, tener un título de cara al curriculum? ¿Hay vida más allá del pdf y el test? ¿Se utilizan las nuevas técnicas de formación en este tipo de cursos? Si hiciéramos un ranking, ¿cuales serían el peor y el mejor curso?

Para saber algo más del tema, hemos preparado esta breve encuesta (son 3 minutos). Gracias por vuestras respuestas.


domingo, 15 de octubre de 2017

Domingo de cumple: el resumen de la blogosfera


Vamos que nos vamos... Por cierto, hoy la imagen del principio es de gapingvoid y nos ha encantado la forma de decir claramente que, aunque las máquinas y la tecnología sean muy brillantes, todo ese brillo depende de las personas que hay detrás o a su alrededor. Olvidarlo es olvidar que las personas son las que llenan de vida las redes, los wearables, el machine learning o incluso los robots. 

Pues eso, que empieza el resumen de la semana con entradas muy interesantes. Gracias por estar ahí. Ah, y gracias por compartir en las redes nuestro cumpleaños, que muchos ya sabéis que esta semana hemos celebrado nuestro décimo aniversario. Como ha pasado el tiempo desde aquella tímida primera entrada en saludconcosas...

Empezamos con el efecto nocebo gracias a este artículo de El País. ¿Pueden los tratamientos simulados generar efectos secundarios? Como muestra, este reciente estudio publicado en Nature sobre cremas para tratar la dermatitis atópica. 

Cada vez es más habitual que los runners lleven su wearable con medidor de ritmo cardiaco junto con el de medición de actividad física. ¿Son efectivos estos dispositivos? En este breve artículo de la revista British Journal of Cardiology se plantean si tienen también su lado oscuro.

Impact Hub ha editado un documento imprescindible para estos tiempos de proyectos, startups, ideas e innovación: el Mapeo de iniciativas y emprendimientos en salud en España (en el enlace se accede de forma gratuita al informe en pdf). Se incluyen fichas sobre iniciativas en activo así como sobre el papel de las diferentes aceleradoras y programas de emprendimiento tecnológico. Lectura obligatoria.

Los wearables que se pueden tragar ya no son una novedad. Uno de los más recientes permite monitorizar nuestra ingesta de comida y conocer el movimiento del tracto gastrointestinal como cuentan en esta noticia del MIT. Además, podéis leer el artículo que han publicado en Nature Biomedical Engineering hablando del dispositivo.

Vuelve Cecilia Calvo a la blogosfera. Tras colaborar en diversos blogs como El Comprimido o el blog de SEFAP, ahora se estrena con un blog propio llamado La Unidosis. En su primera entrada nos cuenta cual va a ser el objetivo de esta aventura 2.0 (que ojalá dure mucho tiempo). 

Hemos hablados tantas veces de la economía del comportamiento y del uso de nudges, que no podemos acabar sin recordar la noticia de la concesión del Nobel de Economía a Richard Thaler. Para saber quien es y cual ha sido su aportación a la economía (y también a la salud), os dejamos con el artículo de Pedro Rey en Nada es Gratis. 

Y ya que hemos hablado de comportamiento, nos ha llamado mucho la atención un reciente artículo sobre hábitos saludables en relación con subir escaleras. Un grupo de investigadores colocó carteles en una zona de escaleras de un aeropuerto pidiendo a la gente que no utilizara los ascensores y subiera por escaleras. El resultado fue que, cuando estaban colocados los carteles, el número de personas que utilizaba las escaleras era el doble que cuando no estaban esos carteles. ¿Magia? Lo cuentan en Science Daily, aunque también podéis leer el artículo original en este enlace.

Hablar de cine y pediatría es hablar de la sección de los sábados de Javier González de Dios en el blog Pediatría Basada en Pruebas. Esta semana la película que comenta es "Quinceañera", una película sobre la fiesta de los quince años y el embarazo adolescente. 

Tanto hablar de la uberización de la sanidad y los ingleses se lo han tomado en serio. Tal y como cuentan en El País, el ministro de sanidad anunció la puesta en marcha de una app para ofrecer trabajo flexible a demanda. Sin duda, una propuesta polémica y una estrategia  de ahorro muy difícil.

The Beryl Institute publicó este verano su informe "The state of patient experience" sobre la situación de la experiencia del paciente en diversos países. El blog Avances en Gestión Clínica ha elaborado una entrada sobre el informe con los datos más importantes y con la evolución desde el informe anterior. Una lectura casi obligada.

La transparencia está de moda, pero si hablamos de transparencia radical seguro que muchas organizaciones se echarían a temblar de miedo. ¿Es la mejor fórmula para reducir los sesgos? ¿Ayuda a mejorar el trabajo en equipo? En este artículo de Harvard Business Review hablan de transparencia y de los beneficios que pueden surgir si se utiliza bien.

Rafa Cofiño reflexiona en su blog Salud Comunitaria sobre los blogs. ¿Por qué y para qué escribimos blogs?  La verdad es que la respuesta es casi una incógnita, pero hay que reconocer que esto engancha. Ah, y no os perdáis el vídeo que cuelga Rafa en el post.

Música para un día especial.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Dame tu clave y lo hago yo



Hace unos días publicamos una entrada sobre el reciente informe de la Agencia Española de Protección de Datos que revisa el cumplimiento de la normativa de confidencialidad en los hospitales públicos españoles. Entre las recomendaciones del informe se recuerda que las contraseñas y claves de acceso no pueden compartirse con otros profesionales. Algo que todos sabemos pero que a veces es habitual en algunos entornos.

En julio, un equipo de investigadores publicó un artículo sobre este tema tan delicado en la revista Healthcare Informatics Research, El estudio se basa en una encuesta realizada a 299 profesionales para conocer si comparten sus contraseñas de acceso a la historia clínica electrónica y el motivo de esta práctica.

Hay varias conclusiones que merece la pena comentar:
- El porcentaje de personas que comparten la contraseña entre estudiantes y residentes supera el 90%. Los profesionales seniors (enfermería o médicos) comparten la contraseña en el 50/60% de los casos.
- Los dos motivos principales fueron: (a) necesito usar la historia electrónica pero no me han dado clave; (b) no tengo permisos para realizar una tarea determinada que tengo que hacer. 
- Otros motivos fueron: el sistema no funciona con mi usuario, hay problemas técnicos o la necesidad de hacer una tarea concreta cuando el profesional no está en el centro sanitario (y se la encarga a otra persona).
- En el caso de residentes, los autores plantean la posibilidad de que durante las guardias tengan que realizar tareas en la historia electrónica que solo pueden realizar los médicos o enfermeras. Por ello es más habitual el préstamo de claves en este colectivo.

Siempre hay motivos para todo (incluso para ceder claves personales), pero es imprescindible no compartir contraseñas de aplicaciones que contengan datos personales (como la historia clínica). Existen casos con consecuencias jurídicas de profesionales que usan la contraseña de otra persona para pedir citas, ver datos clínicos de pacientes, etc. por lo que hay que ir con cuidado. El problema es que el principal responsable es el usuario principal, el que cede la contraseña, y no podemos permitir que sigamos con estos problemas tan básicos y con repercusiones tan importantes. Y si hay problemas con alguna aplicación, hay que habilitar otros equipos o lo que sea, seguro que en la unidad de informática pueden echarte una mano.

domingo, 8 de octubre de 2017

El resumen de Joan Carles


Siempre me acordaré de aquella vez que Joan dijo ante un auditorio lleno de gente: "casi todos los domingos por la mañana me levanto con Miguel Angel". Lo peor es que la ha repetido varias veces, y me toca mirar al suelo y sonreír. Todo lo que diga de Joan será poco, porque es un buen amigo, porque hemos compartido mil proyectos tanto en su casa (la Escuela) como en mil sitios más, porque he aprendido mucho (y sigo haciéndolo) con todo lo que hace, porque es único cuando te llama y te engancha para escribir/participar/colaborar y porque siempre está ahí.

La noticia de su cese nos pilló a todos por sorpresa, pero parece ser que la realidad es tozuda y nos demuestra de vez en cuando que el talento y la política a veces no se llevan bien. Al final la inteligencia política será otro gran ejemplo de oxímoron. Lo peor es que este tipo de decisiones no ayudan a que los directivos puedan acabar su ciclo de dirección y sus ideas, propuestas, proyectos y estrategias se implanten del todo. Lógicamente, pedir resultados cuando te dejan a medias, es algo que podríamos llamar liderazgo cínico.

La historia es sencilla: una noticia, un motivo (por llamarlo de alguna forma, aunque aquí suena a excusa para colocar a los amiguetes) y muchas reacciones. Entre estas últimas, os recomendamos la lectura atenta de la reflexión de Rosa Nieto sobre la confianza, los dos dardos escritos que lanza Juan Irigoyen (uno sobre el magma y otro sobre la espiral de silencio), las lecciones de gestión de Sergio Minué y su apasionante análisis de la vida de la efímera o cachipolla, la definición del nuevo síndrome de Cienfuegos-March que ha realizado Rafa Cofiño o la claridad de Iñaki con su "Hasta los H-uevos, con H de H-alma".

Para evitar que el asunto se enfríe del todo, tenemos preparado una entrada sobre el tema que publicaremos en breve. No podemos consentir que la profesionalización de la gestión se base en aquella mítica frase de Alfonso Guerra: "el que se mueve no sale en la foto". Así no. Y ahora, que ya es hora, empezamos con el resumen de la semana: el resumen de Joan.

Es un lujo cuando una voz autorizada habla de un tema que nos apasiona. Por eso, cuando hemos leído la entrada de Pedro Rey en Avances en Gestión Clínica sobre incentivos a pacientes para cambiar hábitos, hemos sacado inmediatamente el lápiz para subrayar ideas y apuntar las lecturas que recomienda. 

Dos citas para la agenda: el 17 de octubre se celebra en Valencia la Jornada Salud 2.0 CuidadosLaFe con mesas sobre apps, confidencialidad, proyectos 2.0 de, con y para pacientes, etc.; el 21 de noviembre se celebra el II Congreso de Experiencia del Paciente. Una oportunidad única para aprender sobre cocreación, empoderamiento y tecnologías enfocadas a la mejora de la experiencia del paciente.

Menuda entrada se han marcado en Sintetia sobre agendas, liderazgo e innovación. Como muestra, un botón: "Liderar es aportar transcendencia a los trabajos rutinarios, es ayudar a que cada uno saque lo mejor de sí mismo y lo concrete en su agenda. Liderar es explicitar el porqué hacemos las cosas y dejar autonomía para su concreción. Sentido y autonomía son lo que evita la desmotivación. La motivación es mejor traerla puesta de casa."

La evidencia es clara: las organizaciones necesitan detectar a los profesionales con alto potencial para aprovechar sus habilidades. Es casi irónico que en la revista Harvard Business Review hablen de este tema precisamente en otoño, igual es una señal para algunos políticos. 

El fin de la isoapariencia puede estar más cerca de lo que creemos. En Stop Errores Medicación nos hablan de la reciente proposición no de ley que se ha presentado en el Congreso de los Diputados para reducir el riesgo asociado a este problema. 

En las últimas semanas parece que todo el mundo se ha puesto de acuerdo para hablar de bots. Por eso, casi como colofón, la entrada que han publicado en Techcrunch sobre una investigación de la University of Southern California de este tema nos ha encantado. Podéis leer más en la web de la universidad o en el artículo que han publicado en PLOS.

Menudo embrollo legal con los contratos laborales de muchos investigadores. La normativa laboral española prohibe hacer contratos temporales de más de tres años y sin embargo muchos proyectos de investigación duran más tiempo. Se medio arregló el problema pero se quedaron fuera las fundaciones de investigación, y por fin la situación se ha estabilizado. Aunque se trata de un arreglo temporal, casi un parche. Quizás sea el momento de debatir en serio sobre el futuro del modelo de recursos humanos en el ámbito de la investigación con fondos públicos. 

Es muy curioso que en Estados Unidos, cuando se habla de sanidad pública vs sanidad privada, la base del debate sea si la atención sanitaria es un derecho o no. Atul Gawande nos cuenta los diferentes puntos de vista en Estados Unidos sobre este dilema (ético y político) en este artículo de The New Yorker.

Modernizar la administración pública es casi un sueño... Son muchos los que lo intentan pero pocos lo consiguen. Mover un elefante, cambiar su rumbo y sacarlo de su zona de confort es casi un milagro. Pero como los retos nos gustan, os dejamos con este reportaje de El Mundo sobre la necesidad de dar un cambio (pero de verdad) a la administración. ¿Llegará pronto?

Acabamos con música. Esta vez Serrat y su mítica Paraules d'amor...

 

viernes, 6 de octubre de 2017

Personas y resultados: ¿separados al nacer?


Hace años nos vendieron la moto del ejecutivo agresivo: ese que hacía cualquier cosa por conseguir resultados. De hecho este tipo de líderes se asociaron a objetivos puramente numéricos: beneficios, ventas, cotización en bolsa, etc. Y para que nadie lo olvidara, las películas se llenaron de personajes que perseguían el éxito bajo a cualquier precio.

¿Podríamos encontrar un paralelismo en el mundo sanitario? Un buen ejemplo son los líderes vinculados a objetivos del mismo tipo: reducir lista de espera, hacer más actividad, cumplir con el presupuesto, etc. O también los medallistas, que hacen cualquier cosa por una portada en prensa o una entrevista o un premio. Las notas de prensa vinculadas al incremento de actividad (que siguen siendo demasiado habituales) son el reflejo de este tipo de liderazgo. Hacer más es siempre mejor (incluso aunque hablemos de urgencias).

El problema lo tenemos con los nuevos modelos de liderazgo. ¿Cómo se puede medir el buen liderazgo? ¿Hay algún tipo de indicador que mida el clima laboral, la confianza de los profesionales o el nivel de trabajo en equipo? Salvo las encuestas de clima laboral y algunos indicadores muy burdos, no hay sistemas fiables de medición de este tipo de líderes. Y si los hay, nadie los publica. Y si no se publican y difunden, es como si no existieran. pero también deberíamos plantearnos si estos nuevos modelos de gestión y liderazgo, centrados en las personas, se valoran positivamente en el entorno sanitario.

No podemos olvidar que existe evidencia sobre la relación entre este liderazgo centrado en las personas y los resultados asistenciales, pero la mayoría de los directivos no lo tienen en cuenta. Y, sin embargo, seguimos centrados en objetivos numéricos de actividad que miden la actividad estilo capataz. Establecer indicadores centrados en las personas ayudaría a fomentar este tipo de estilos directivos, y también permitiría diferenciar una organización sanitaria de otra. Pero si medimos a un directivo exclusivamente por la actividad, por la calidad y la lista de espera, tal vez no estemos dando las señales adecuadas.

Es muy difícil exigir a los directivos que se centren en las personas y en el equipo y después no poder medir su potencial y sus resultados, y de hecho en ocasiones utilizamos experiencias o proyectos con buena voluntad pero poca evaluación sobre su efectividad. ¿Hay algún modelo único de encuesta de clima laboral para el entorno sanitario? ¿Hay indicadores relacionados con las personas y el factor humano en los contratos de gestión? ¿Sabes cual es la organización sanitaria que más cuida a sus profesionales? En otros sectores ya se hace, y funciona, quizás la cuestión sea copiar y aprender, como siempre.

Y si tienes dudas, nada como abrazar el candor radical: ser buen jefe sin dejar de lado la humanidad. Que sí, que es posible.

martes, 3 de octubre de 2017

El papel de los Digital Opinion Leaders (o influencers) en diabetes


El pasado viernes se celebró la jornada de diabetes digital que organizaba el Hospital Sant Joan de Deu. Tuvimos la suerte de participar en una mesa redonda muy intensa, junto a dos grandes ponentes: Cintia González Blanco y Daniel Royo Sanchis. El tema que tratamos fue el papel de los influencers o Digital Opinion Leaders en el ámbito de la diabetes.

Os dejamos a continuación la presentación que utilizamos en la mesa redonda:



Diapositiva 3: la web Diabetes Influencers ofrece líderes digitales en diabetes para eventos, redacción de contenidos, promoción, etc.
Diapositiva 4: las cuatro ideas del recuadro azul son de esta entrada del blog Diabetes Tipo 1.
Diapositiva 5: es la típica imagen que encuentras en un tuit sin incluir autoría y la guardas en Pinterest. ¡Si alguien conoce al autor, que lo diga!
Diapositiva 6 y 7: las ideas sobre evidencia y confianza son de este artículo y de este.
Diapositiva 8: la relación entre experiencia e influencia aparece en este artículo sobre cambio climático.
Diapositiva 15: hablamos de responsabilidad porque los mensajes que difunden los influencers pueden cambiar comportamientos.
Diapositiva 16: se trata de una corrección del artículo sobre diabetes tipo 2 en wikipedia. En poco más de 12 horas se corrigió una información errónea sobre tratamientos alternativos (concretamente uso de alpiste).

jueves, 28 de septiembre de 2017

Hospitales públicos y protección de datos


La Agencia de Protección de Datos ha publicado un informe sobre el cumplimiento de la normativa de confidencialidad en los hospitales públicos. Entre todas las conclusiones hay unas cuantas que queremos destacar:

Petición del DNI, NIE o pasaporte junto a la tarjeta sanitaria. 
Tal y como señala el informe, "se debe solicitar un documento oficial de identidad junto con la tarjeta sanitaria que permita identificar correctamente al paciente". En el caso de atención urgente (a personas sin documentación), el informe propone que en el centro "se aplicará un protocolo, que deberá establecerse previamente,  encaminado a la acreditación posterior de la identidad del paciente que permita la correcta incorporación de los datos de la asistencia en la HC correspondiente".

La petición de un documento de identificación junto con la tarjeta sanitaria no es una práctica habitual, y como indica el informe, puede generar situaciones que pongan en riesgo la seguridad del paciente.

Documentación administrativa con datos asistenciales.
En el caso de expedientes administrativos que contengan información sobre el estado de salud del paciente (facturación a terceros, lista de espera, derivaciones, etc), una vez dicha información haya sido utilizada, deberá ser eliminada del expediente administrativo (siempre que conste en la historia clínica). En este caso es muy habitual que dichos expedientes administrativos tengan un soporte documental en papel, siendo conveniente establecer un protocolo interno de revisión y eliminación de la información asistencial que ya no sea necesaria.

Tickets anonimizados para consultas.
El informe valora positivamente el uso de este tipo de tickets para preservar la identidad del paciente. Pero encuentra varias áreas de mejora:
- Cuando el paciente no acude a la llamada por el código asignado se le llama por megafonía utilizando su nombre y apellidos.
- En algunos casos el sistema de tickets anonimizado es utilizado o no a criterio del facultativo que llama al paciente (debe ser obligatorio).
- Pese a que en las inspecciones no se encontró ningún caso, el informe recuerda la prohibición de fijar en la puerta el listado de pacientes de cada día (práctica habitual hasta hace unos años).

Solicitud de acceso a la historia clínica.
El informe recuerda que el acceso a la información clínica es gratuito, por lo que no puede cobrarse el gasto del correo certificado ni el de la grabación de imágenes médicas en soportes.

Control de acceso a datos.
La Agencia recomienda que se establezcan alertas en la aplicación informática de historia clínica cuando los profesionales accedan a los datos de pacientes que no tienen asignados. Incluso plantean que el profesional tenga que justificar el motivo del acceso (siempre que sea factible).

No a los usuarios genéricos.
En el caso de ordenadores que permiten el acceso a equipamiento de laboratorio, imagen diagnóstica, etc. es habitual el uso de usuarios genéricos no asignados a ninguna persona concreta. De hecho, incluso suele verse el usuario y contraseña de dicho equipo pegado en un papel en la pantalla. Este tipo de acceso no está recomendado, ni tampoco el uso de papeles para recordar contraseñas.

Copias de seguridad.
Indica el informe que "No todos los hospitales auditados disponen de una copia completa en segunda ubicación de todos los datos de nivel alto". 

Cifrado de comunicaciones.
La inspección ha detectado tres problemas muy graves: uso de email no cifrado para enviar información con datos confidenciales, uso interno de WIFI para aplicaciones asistenciales con un nivel de seguridad muy bajo y... chantatachan... ¡uso de fax para remitir datos de salud!

Problemas con HC en papel.
Hay un párrafo del informe que resume muy bien el problema principal:
"Se pudo comprobar que en un servicio de especialidad, que se encontraba con la puerta abierta y sin personal, las HC se hallaban depositadas en estanterías al alcance de la mano. La existencia de un cartel que solicitaba “¡POR FAVOR! PONER LAS HISTORIAS DEL DÍA SOBRE LA MESA. (GRACIAS)” da a entender que lo habitual es que el departamento en cuestión se encuentra desatendido cuando se distribuyen las HC."

El reparto de las HC en papel supone un riesgo en términos de confidencialidad. La Agencia hace algunas propuestas: reparto en sobres cerrados sin datos en el exterior, custodia ininterrumpida por parte del personal de reparto o uso de carros cerrados.

Papeles en el mostrador.
Las mesas deben estar despejadas, así como los mostradores de atención al paciente, los controles de enfermería, las salas de sesiones, etc. No pueden permanecer a la vista documentos con datos confidenciales ya que cualquier persona puede leerlos.

Las islas de información o setas.
El hecho de que los centros sanitarios sean organizaciones grandes y complejas provoca que en ocasiones los propios profesionales o empresas adjudicatarias de algún servicio creen sus propias aplicaciones informáticas, "instalados sin conocimiento del departamento de informática, o aplicaciones de las cuales este departamento no ha tenido conocimiento
hasta la ocurrencia de alguna incidencia con relación a los mismos". Estas aplicaciones se denominan setas.

Toda aplicación informática debe estar instalada, gestionada y supervisada por el departamento de informática. Es la única forma de proteger adecuadamente su información y de garantizar la calidad y consistencia de la información.

Además de hacer un análisis de los problemas generados por la información y los datos en el marco de la investigación clínica, el informe incorpora un decálogo con los puntos esenciales a recordar:

1. Trata los datos de los pacientes como querrías que tratasen los tuyos.2. ¿Estás seguro de que tienes que acceder a esa historia clínica? Piénsalo. Sólo debes hacerlo si es necesario para los fines de tu trabajo.3. Recuerda: tus accesos a la documentación clínica quedan registrados en el sistema. Se sabe en qué momento y a qué información has accedido. Los accesos son auditados posteriormente.4. Evita informar a terceros sobre la salud de tus pacientes salvo que estos lo hayan consentido o tengas una justificación lícita.5. Cuando salgas del despacho, asegúrate de cerrar la sesión abierta en tu ordenador. No facilites a nadie tu clave y contraseña; si necesitas un acceso urgente contacta con el servicio de informática.6. No envíes información con datos de salud por correo electrónico o por cualquier red pública o inalámbrica de comunicación electrónica; si tienes que hacerlo, no olvides cifrar los datos.7. No tires documentos con datos personales a la papelera; destrúyelos tú mismo o sigue el procedimiento implantado en tu centro.8. Cuando termines de pasar consulta, cierra con llave los armarios o archivadores que contengan documentación clínica.9. No dejes las historias clínicas a la vista sin supervisión.10. No crees por tu cuenta ficheros con datos personales de pacientes; consulta siempre antes con el departamento de informática.

martes, 26 de septiembre de 2017

Adherencia y ejercicio: ¿por un puñado de euros?



Hoy vamos a hablar de motivación económica, es decir, utilizar el dinero como motor para promover y provocar cambios en las personas orientados a la salud. Hace unos años preparamos esta presentación sobre el tema, que puede servir de punto de partida. Los tres grandes riesgos del uso del incentivo económico han sido comentados muchas veces: suele ser una motivación a corto plazo (el premio económico se asume en poco tiempo y deja de provocar el efecto incentivador), la retirada de este tipo de incentivos genera un efecto negativo mucho mayor que el efecto positivo inicial y finalmente el dinero consigue que cambiemos comportamientos no por convicción sino por el premio (con el problema ético que conlleva).

Sin embargo, hay que reconocer que para cambios a corto plazo y siempre que se planifiquen adecuadamente, el incentivo económico es muy poderoso (esta revisión sistemática publicada en 2014 así lo avala).

Curiosamente, durante estas últimas semanas han surgido varias noticias sobre este tema y por eso nos hemos lanzado a dedicar una entrada al mundo de los incentivos dirigidos a cambiar nuestro comportamiento en temas de salud.

Una noticia es el lanzamiento de Wellth, una aplicación móvil dirigida a mejorar la adherencia a los tratamientos. La base de su funcionamiento es muy sencilla: si sigues el tratamiento durante x días, ganas x euros. Por cada día que no se sigue el tratamiento el paciente pierde una cantidad de dinero. Se trata de una app centrada en el mercado sanitario privado y basada en la evidencia que respalda que seguir determinados tratamientos evita reingresos hospitalarios (el reingreso es mucho más costoso que el pago del incentivo al paciente). 


Pero el sector que está descubriendo el poder de los incentivos y las apps es el asegurador. En esta noticia, la aseguradora asociada a la empresa Mitsubishi Motor va a entregar un dispositivo Fitbit a sus empleados y canjeará la actividad realizada por puntos de salud (que se transforman en regalos). Al parecer, el gobierno japonés está promoviendo que se pongan en marcha incentivos individuales para la salud. 

Aunque Japón no es el único sitio donde pasa esto, ya que en España se ha presentado Vivaz, una nueva aseguradora de salud que ofrece a sus asegurados regalos y descuentos por cada 10.000 pasos diarios. 

Cada vez, será más habitual ver este tipo de incentivos asociados a la salud para conseguir que se mejoren los hábitos asociados al ejercicio físico. ¿Alguien recuerda aquella campaña llamada "Por un millón de pasos" de la Junta de Andalucía? La base es similar, pero las apps y los regalos juegan un papel importante. Pero, ¿realmente es ético pagar por hacer ejercicio o seguir un tratamiento? ¿Se hace por la eficiencia del sistema o por el bienestar del paciente? A veces las líneas son tan finas...

domingo, 24 de septiembre de 2017

Resumiendo un día en el mundo


Ahora sí, el otoño llegó y las redes se llenan de fotos melancólicas, poemas de hojas que caen y frases de bienvenida. Nosotros solo vamos a caer en la trampa de la foto, que hay que reconocer que el otoño es una época muy fotogénica. 

Hoy la introducción es simple. Solo una reflexión sencilla sobre el tiempo que se escapa a veces por las rendijas del día a día, y la desesperación cuando te das cuenta que todo pasa y (casi) nada queda. Así que a exprimir lo que nos hace sonreír, pero sin citas de autoayuda por favor.

Empieza el resumen de la semana, estos son nuestros enlaces favoritos. Gracias a tod@s por estar ahí.

Nuestro primer comentario habla de Naukas, el evento de divulgación científica por excelencia. En este enlace tenéis todos los vídeos de las intervenciones, aunque os vamos a recomendar unos pocos: Todo sobre mi órtesis (Raul Gay); Matemáticas, epidemias y vacunas (Clara Grima y Enrique Borja); Con estos mimbres no se puede hacer más que este cesto (Juan Revenga); Todos tenemos cáncer (Sergio Pérez Acebrón) y ¿Por qué lo llaman Viagra cuando quieren decir sildenafilo? (Boticaria García).

No es fácil hablar de contratación pública y de las novedades que nos trae la nueva ley de contratos. Pero si se explica usando Juego de Tronos, todo cambia. Por eso os recomendamos esta entrada del blog Analítica Web Pública.

Al final, una buena parte del trabajo de promoción y educación de la salud se centra en las recomendaciones para cambio de hábitos. Una de ellas es la del consejo nutricional para comer mejor, pero ¿es posible hacerlo todavía mejor? ¿cual es la efectividad de las recomendaciones por parte de los profesionales sanitarios? Este editorial de JAMA y este comentario de Common Health hablan precisamente de ese margen de mejora en la comunicación con el paciente para ayudarle a comer mejor. 

La estrategia de atención a la cronicidad tiene su lado oscuro. ¿Cual es el papel real del médico de atención primaria en el manejo de este tipo de pacientes? ¿Pretende la estrategia repartirse la atención a estos pacientes? ¿Hay una desconfianza hacia atención primaria? Si te haces estas preguntas, debes leer este texto del blog Salud, dinero y atención primaria.

Es hablar de la web Sci-Hub y ocurre algo muy curioso: casi todo el mundo la conoce, muchas personas la utilizan y la mayoría no lo admiten. Este repositorio de referencias bibliográficas y artículos (gratis claro) es el objetivo de las demandas judiciales de muchas editoriales, pero quizás en una época en la que el movimiento open access crece a pasos agigantados, la demanda no es la mejor estrategia. ¿Cambiará en breve el modelo de negocio editorial en el mundo científico? Enrique Dans ofrece algunas pistas en esta entrada de su blog.

¿Qué esperan los investigadores del temido proceso de revisión por pares? ¿Es realmente la mejor opción para garantizar una ciencia de calidad? En este artículo del blog LSE Impact Blog revisan precisamente estos temas. 

Cada año el mismo debate (y los mismos titulares en prensa): según un reciente informe, el mejor sistema sanitario del mundo es... Lo curioso es que cada vez sale un país diferente, y precisamente por eso (y también para entender porque Estados Unidos no está nunca en el podio) en el New York Times han elaborado este reportaje tan interesante comparando unos países con otros. Merece la pena leerlo.

Y de repente te encuentras en Twitter a la ministra de agricultura en un encuentro auspiciado por la patronal de las cerveceras y que relaciona la cerveza con el ejercicio físico. ¿Es adecuado que la ministra vaya a este tipo de encuentros? En el blog Mi dieta cojea analizan la noticia y sus implicaciones (que no son muy positivas).

La aparición de herramientas como la inteligencia artificial nos podría hacer pensar que todos los sesgos humanos están a punto de desaparecer, pero según cuentan en esta noticia de El País quizás ocurra todo lo contrario.Después de aquel robot que actuaba en Twitter y que hacía comentarios racistas, ahora le llega el turno a un estudio que demuestra que la inteligencia artificial de identificación de imágenes tiene comportamientos discriminatorios.

Una de las pruebas básicas que se asocian automáticamente con algunos profesionales sanitarios es tomar la tensión. Una habilidad básica que, según cuentan en JAMA, la inmensa mayoría de estudiantes de medicina no sabe realizar correctamente. ¿Habrá algún estudio sobre estudiantes de enfermería? Eso sí, los datos son made in USA.

Acabamos con música, otro día en el mundo. Todos los días tienen algo de especial, ¿no?

viernes, 22 de septiembre de 2017

Tenemos que hablar


Ya lo decía hace unos años Álvaro González Alorda en su libro "The talking manager": para solucionar un problema, necesitas una conversación (no un email). Y esta semana, nos llega la confirmación científica, tal y como cuentan en este reportaje de Retina.

La clave de todo está en un reciente artículo publicado en Journal of Experimental Social Psychology titulado "Ask in person: You're less persuasive than you think over email". Un grupo de estudiantes debía pasar una encuesta al mismo número de personas por correo electrónico y en persona, y la tasa de respuesta en el caso de las peticiones en persona fue 34 veces mayor. Curiosamente, los estudiantes pensaron que la tasa sería mayor en la petición por correo electrónico.

La sencillez y el hecho de ser la herramienta de comunicación más utilizada hace que las personas confíen en exceso en la efectividad del correo electrónico. Su potencia además se asocia a la posibilidad de evitar el contacto con desconocidos, ya que la timidez o la dificultad para establecer contactos sociales con otras personas puede incrementar la confianza en una herramienta con la que nos sentimos más seguros (o menos expuestos). Por eso la verborrea online muchas veces no se transforma en un comportamiento similar cuando hablamos en persona.

Además, no podemos obviar el valor de la comunicación no verbal a la hora de la interacción cara a cara, respaldada por este artículo del año 2001 sobre el valor de la sonrisa a la hora de valorar la confianza de la persona que tenemos delante. Este tipo de señales, como la sonrisa, son casi imposibles de conseguir mediante el uso de herramientas electrónicas, salvo que haya una relación previa. 

Tenemos claro que la evidencia apoya la conversación frente al email, pero ¿qué ocurre cuando tenemos que enviar un aviso a un grupo? ¿es mayor la efectividad de una reunión para transmitir este tipo de información? ¿o cambiamos reunión por email? 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Innecesariamente frecuente


Son de sobra conocidas las listas de procedimientos y técnicas de bajo valor, del tipo Choosing Wisely (en España tenemos el famoso Compromiso por la Calidad de las Sociedades Científicas). Su funcionamiento es muy sencillo: cada sociedad científica elabora y difunde un listado de recomendaciones de no hacer basadas en la evidencia dado que su valor o utilidad son mínimos. Este es el ejemplo del listado de la Sociedad Española de Anestesiología.

El hecho de que se elaboren este tipo de listados tiene su origen, tal y como cuenta el Compromiso por la Calidad, en el uso habitual por parte de los profesionales sanitarios de intervenciones sanitarias innecesarias, entendiendo por innecesarias aquellas que no han demostrado eficacia, tienen efectividad escasa o dudosa, no son coste-efectivas o no son prioritarias. 

Para conocer el alcance de estas prácticas innecesarias, se acaba de publicar en BMJ Quality and safety un estudio sobre su frecuencia de uso en la provincia canadiense de Alberta. Sus conclusiones principales son las siguientes:
+ En el periodo de análisis (2012 a 2105), un 4% de la población adulta de Alberta recibió una intervención sanitaria innecesaria de las 10 analizadas (las más habituales). En otros estudios el porcentaje supera el 10% (aunque también se analiza la frecuencia de más intervenciones).
+ Entre las variables que se asociaron a una mayor probabilidad de recibir intervenciones innecesarias se encuentran: situación socioeconómica alta, mayor frecuencia de visitas al especialista y mayor ratio de especialistas respecto a médicos de atención primaria.

Este tipo de análisis y el cálculo del coste asociado no van a mejorar radicalmente la eficiencia del sistema sanitario pero la mejora en términos de calidad y seguridad del paciente es evidente. Además, la difusión de este tipo de datos ayuda a entender la importancia del uso adecuado de los recursos.



domingo, 17 de septiembre de 2017

Domingo de arena en los bolsillos


Mucho ojo que el otoño está a la vuelta de la esquina... Es curioso porque para muchos el año empieza en septiembre y acaba en junio, pero parece como si en diciembre tuviéramos una especie de examen parcial para comprobar como vamos en nuestros proyectos, nuestras vidas, nuestro trabajo, etc. De hecho, con esa manía de cerrar el año en diciembre, las empresas se apresuran para gastar su dinero antes de nochevieja (algo que visto desde fuera suena como irracional, pero así es la vida).

Intentaremos no sucumbir a la fiebre otoñal de la prisa, y por eso nuestro resumen llega como si viniera de la playa. Con calma y relax, con restos de arena en los bolsillos, y con ese brillo especial que da la luz del sol.

Empezamos con el resumen, aquí tenéis nuestra selección semanal de enlaces de la blogosfera sanitaria. Gracias por estar siempre ahí.

Asociar fracaso como paso previo al triunfo es un clásico en el mundo empresarial. Muchos hablan del fracaso en abstracto, ¿pero cuantos hablan de su propio fracaso? Este artículo de la edición en español de la revista Harvard Business Review habla de esa hipocresía.

La tercera ley de Newton habla de la reacción que va asociada a cada acción. Esta semana, el blog de La Comisión Gestora habla de crispación, de un sistema sanitario marcado por la inmediatez y por los mensajes políticos, de estrategias urgentes que nacen como reacción a titulares, espirimanes, etc. Una de nuestros enlaces favoritos de la semana.

Paco Traver nos introduce en un tema muy interesante: las semejanzas y diferencias entre los gemelos. ¿Qué explica esas diferencias? ¿Son menos parecidos de lo que pensamos? Todas las respuestas están en su blog Neurociencia Neurocultura.

La última entrada del blog de Federico Relimpio nos ha hecho pensar un poco. Esa distinción entre profesionales buenos y malos, según si se siguen o no las directrices oficiales del servicio de salud, no parece invitar a que existan rebeldes o voces discordantes que ayuden a construir. Quizás la costumbre vigente no sigue la línea de las nuevas teorías sobre el mundo de las organizaciones. ¿Qué está pasando realmente?

¿Os imagináis que un artículo publicado en una revista española sobre salud aparezca en dos medios de comunicación de India? ¿Nos damos cuenta de la potencia de las redes y la difusión de noticias científicas cuando enviamos un texto a una revista? Esa pregunta se han hecho en el Comité Editorial de Gaceta Sanitaria ante la difusión de un artículo sobre radiación de teléfonos móviles en India y la han publicado en su propio blog.

Esta semana se ha celebrado en Barcelona el Congreso XPatient sobre experiencia de paciente, con un programa muy atractivo. Podéis leer algunas de las conclusiones en este artículo que publica Diario Médico y en el blog del Instituto de Experiencia del Paciente (IEXP).

Cuando el colesterol parecía ser el demonio, de repente surgió un concepto redentor: existía un colesterol bueno y otro malo. El culpable de todos los males era, obviamente, el malo. Pero, ¿es realmente tan bueno el colesterol bueno? En este artículo de El País revisan un reciente estudio que pone en duda esa bondad.

Todos conocemos los bots, esos robots informáticos para realizar tareas repetitivas. En Nada es Gratis hablan de los bots de wikipedia, utilizados para revisar periódicamente los artículos publicados, y que en ocasiones entran en conflicto. ¿Los robots también se pelean? 

Siempre que sale el tema de la pediatría en atención primaria surge la polémica. ¿Puede un médico de familia prestar una buena atención pediátrica? ¿Deben ser solo pediatras los que realicen esta atención? ¿Quieren los especialistas en pediatría trabajar en atención primaria? En este enlace del blog Avances en Gestión Clínica plantean algunas posibles soluciones a este problema.

Si la burocracia en atención primaria tuviera un símbolo, este sería el justificante (aunque hay otros documentos que podrían ocupar ese puesto). Rafa Bravo ha dedicado dos entradas a hablar de la verdad sobre los justificantes desde el punto de vista legal  y asistencial. 

Llega el momento de la música. Ahora a disfrutar del domingo con Vacazul.