domingo, 26 de abril de 2015

Dónde estabais en los malos tiempos: el resumen de la blogosfera


La foto de hoy la hemos robado de la cuenta de twitter de @cateterdoblej, un punto de encuentro imprescindible para los frikis de fotografías antiguas sobre anatomía, medicina, enfermería, etc. Bueno, y también tiene un gran blog, que todo hay que decirlo. Se trata de una sanitaria administrando aceite de hígado de bacalao a un grupo de niños. Rico, rico...

Los domingos son días de compartir, o al menos así lo entendemos en el blog. Nosotros ponemos las tostadas y el zumo, el resto es cosa vuestra. Esta semana ha venido con muchos contenidos de interés, y realmente nos ha costado mucho elegir. Nuestros enlaces favoritos son estos, seguro que alguno os hace pensar o sonreír o bostezar... Empezamos:

Parece que eso de oler limones para prevenir el cáncer que se comentó en el programa de Mariló Montero en La Uno ha sido la gota que ha colmado la paciencia de mucha gente. Tal y como cuenta El País, se ha presentado una proposición no de ley en el Congreso pidiendo más rigor científico en la información sobre salud que se difunde en la televisión pública. Curiosamente, hace unos días pudimos conocer la historia de una bloguera que mintió sobre su cáncer cerebral, después de haber difundido en muchos medios que lo había logrado superar gracias a una dieta sin gluten y azúcar.

No podía faltar el enlace sobre wearables, que ya casi es una costumbre en el resumen. Pero damos un paso más, y es que pese a que todavía se trata de una tecnología poco asentada a nuestro alrededor, Bertalan Mesko ya se pregunta en su web Science Roll que ocurrirá cuando todo el mundo lleve un cacharrito encima para medirlo todo.

La blogosfera profesional teje redes muy potentes, y además de difundir e intercambiar conocimiento, permite generar relaciones dirigidas a compartir y crear. Fernando, del blog Nuestra Enfermería, ha decidido dar un paso más y analizar, conocer y evaluar este tipo de redes y relaciones. Nos lo cuenta todo en este enlace

Tras haber trabajado en Toledo y conocer el Hospital Virgen del Valle (aunque hay otros), sorprende que un programa electoral incluya la construcción de un hospital geriátrico y un medio especializado señale que se trata del "primer hospital en España exclusivamente geriátrico". Será un error, seguro, pero hay que ser muy cuidadosos con los titulares. 

Mònica Moro vuelve a la universidad, o eso nos cuenta en su blog Mira que bé. Una interesante reflexión sobre el impacto de la tecnología en nuestra sociedad desde la perspectiva de jóvenes que casi nacieron rodeados de redes sociales. ¿Conocen las posibilidades de las TIC los futuros médicos? No os perdáis su post.

Hay informes que dan miedo, pero que debemos conocer. Uno de ellos, elaborado por la Global Challenges Foundation y la Universidad de Oxford, se publicó a principios de año y enumera los 12 riesgos que pueden poner en peligro nuestra civilización. En el blog Investigación y Ciencia, Ignacio López-Goñi (sí, el de MicroBioBlog) comenta esos riesgos y se centra en las pandemias. Menos mal que la probabilidad es muy muy muy baja.

Hace unos días, el BMJ publicó un editorial titulado "Serotonin and depression" sobre el marketing de un mito. La gente de No Gracias ha traducido y difundido el texto, un buen ejemplo de como ciertas creencias sin fundamento pueden ser líderes de ventas. Casi podríamos decir que "una mentira repetida cien veces, vende mucho".

Nada es Gratis ha incorporado a su equipo al economista de la salud Marcos Vera. Su primera entrada analiza, desde una perspectiva económica, la resistencia bacteriana a los antibióticos, que además es casi una externalidad negativa de libro. Una buena clase de economía aplicada, que podéis leer en este enlace.

Ahora lo raro es que una organización sanitaria no tenga redes sociales. Cada hospital tiene su twitter y su facebook, y hasta hay estrategias de social media a nivel corporativo tanto en instituciones públicas como privadas. Pero, ¿qué impacto tienen los mensajes que emiten? ¿consiguen su objetivo? Javier J. Díaz ha publicado dos entradas sobre el actual panorama de las redes sociales de los centros sanitarios españoles (aquí la primera, y aquí la segunda).

La FECYT ha publicado la Encuesta de Percepción Social de la Ciencia, y los resultados no son para tirar cohetes. Tanto Microsiervos como Vicente Baos han comentado algunos resultados, como la supuesta convivencia del ser humano con los dinosaurios, o la capacidad de los antibióticos de acabar con virus, bacterias y lo que se ponga por delante.

¿Conocen los profesionales sanitarios el papel de los fisioterapeutas? ¿Y sus funciones? No vamos a acudir a la normativa ni nada parecido, ya que con leer la historia que nos cuenta Olga en su blog Un café con la fisio es suficiente. Todo por una radiografía...  

Todos pensando que las Google Glass no habían calado lo suficiente, y de repente nos tropezamos con un artículo en JAMA Dermatology sobre su uso en las urgencias por parte de dermatólogos. Se trata de un estudio con solo 31 pacientes, y se centra en conocer la valoración del paciente sobre el uso de esta tecnología. Y parece que les gustó... En Mobihealthnews comentan el artículo. 

Hemos hablado muchas veces de los límites de la actual administración pública para gestionar una sociedad como la actual, y también un sistema sanitario del siglo XXI. Juan del Llano escribe en el blog de la Fundación Gaspar Casal sobre la necesaria Nueva Gestión Pública. Una reflexión imprescindible.

El día 25 de abril se celebra el Día Mundial de la Malaria. Gracias a Vicente Baos, hemos conocido esta canción de la cantante nigeriana Omawumi, que recuerda la importancia de seguir luchando contra esta enfermedad. Feliz domingo para todos :)

viernes, 24 de abril de 2015

Nuevas formas de comunicarse en salud


Ayer se celebró en Alcorcón (Madrid), el XXIV Congreso de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (Somamfyc) y nos tocó impartir la conferencia inaugural. El título era "Nuevas formas de comunicarse en salud", y para que sepáis los temas que tratamos, os dejamos a continuación la presentación que utilizamos como guión.


Nuevas formas de comunicar en salud from Miguel Angel Mañez

El fragmento de vídeo que aparece es de la película "Contagio" (2011), dirigida por Steven Sodebergh. Podéis verlo sin problema, ya que no destripa el final ni nada parecido. 

Algunas notas sobre el contenido:
- Diapositiva 5: el dato del 98% lo contrastamos con @webdm1 (Dani) que nos comentó que tiene registradas hasta 30 tareas al día relacionadas con la diabetes. 
- Diapositiva 6: el dato aparece en el avance de resultados del Barómetro de marzo de 2015. 
- Diapositiva 7: se trata de una adaptación de la primera tesis del Manifiesto Cluetrain.
- Diapositiva 9: el blog Una de cada mil se llevó hace pocos días el premio al mejor blog en los Premios 20 Blogs.
- Diapositiva 13: el tiempo pasa y seguimos atascados sin resolver el uso del email en atención primaria. De hecho, la película es de 1998 y el artículo de Badal Pal en el BMJ de 1999.
- Diapositiva 17: el vídeo del alpiste lo descubrimos gracias a Serafín y Antonio de La Factoría Cuidando.
- Diapositiva 20: la relación entre confianza y fiabilidad es de cosecha propia, aunque lo pudimos enriquecer en una conversación con Mònica Moro.
- Diapositiva 21: la cita de Paulo Coelho, pues, ejem... creemos que no es cierta. Pero si se usan las citas falsas de Einstein o de Oscar Wilde, pues Paulo también se lo merece.
- Diapositiva 28: para saber más del proyecto de información sexual por Whatsapp, podéis leer este post de Rafa Cofiño.
- Diapositiva 34: hacemos referencia a las Fuck Up Nights.
- Diapositiva 41: sobre el proyecto P2P del Sergas, os recomendamos ver su canal de vídeos.
- Diapositiva 43: sobre Foray hablamos en el blog hace unos años.
- Diapositiva 46: la cita de José Luis Cuerda aparece en este tuit.
- Diapositiva 49: para conocer algo más de la historia de La Noria y Pablo Herreros, os recomendamos leer esta presentación que hizo Pablo.
- Diapositiva 53: la cita de Serrat es de su canción "A quien corresponda".

Queremos dar las gracias a la gente de Somamfyc por la invitación, a José Ávila por ser el guía (no espiritual) del congreso, a Clara Benedicto por tener las ideas tan claras, a Sergio Minué por descubrirnos tantos y tantos grupos, a Claudia López por estar desde el primer día y a Salva Casado por esas locuras sencillas y sinceras. Y por supuesto a todos los que habéis aguantado nuestros 40 minutos de gloria, sin café ni nada.

jueves, 23 de abril de 2015

Apps buscan evidencia


El 14 de abril debería ser el día de las apps móviles de salud. Que dos revistas prestigiosas publiquen el mismo día dos artículos sobre este tema es bastante sospechoso, quizás una conjura (o una e-conjura). Pero lógicamente, no vamos a reflexionar sobre el origen de esta coincidencia, y nos vamos a centrar en el turrón (como dirían los chicos de La Factoría Cuidando).

El British Medical Journal (BMJ) ha creado un debate en su sección Head to Head con un título muy directo y claro: "Can healthy people benefit from apps?". El editor de la web iMedicalApps, Iltifat Husain, es el que se encarga de la respuesta afirmativa. Los ejemplos que utiliza se basan en aplicaciones de pérdida de peso y de monitorización de actividad física. Además, señala que no hay evidencia de que el uso de apps sea perjudicial para el paciente (aunque falta investigar mucho), y lanza un mensaje de advertencia ante la falta de control a la hora de lanzar nuevas apps de salud al mercado, sin revisión ni evaluación de ningún tipo.

Uno de los mensajes finales quizás sea demasiado optimista ("If we wait for scientific studies to prove the benefit of apps, we’re going to get left behind—not only by our patients who are already using them but also by the industry dictating which tools people should use.") pero realmente hay que dar algún paso adelante para utilizar de forma adecuada este arsenal de aplicaciones, evaluando para seleccionar las mejores y difundiendo más información entre los profesionales.

La respuesta negativa la firma un conocido articulista del BMJ, el médico escocés Des Spence. Su primera frase es toda una declaración de intenciones: demasiadas apps, inofensivas pero inútiles. Su primer miedo es que las apps no evaluadas puedan provocar autodiagnósticos erróneos y ansiedad en los pacientes. Otro riesgo es que progresivamente estamos asumiendo que nuestro cuerpo es una máquina ("Also, society increasingly considers the body as a simple machine: take the advice, take the pills, go for check-ups; and now, presumably, constantly monitor ourselves with these new apps."), sin más. Tanta medición y seguimiento de cada uno de nuestros pasos quizás nos impida vivir la vida. 

Ambas reflexiones son muy interesantes y aportan bibliografía, así que lo mejor es que les echéis un vistazo. Pero JAMA también ha sacado un artículo breve sobre el exceso de aplicaciones, con el título "Is there an app to solve app overload?". En primer lugar, aporta esta sencilla gráfica sobre la utilidad principal de un buen número de apps de salud (hay más, seguro). 



Además de alertar sobre el exceso de aplicaciones, la inmensa mayoría sin evidencia ni nada que las respalde, se centra en hablar de BlueStar. Esta aplicación va dirigida a personas con diabetes tipo 2, requiere prescripción médica y además tiene el visto bueno de la FDA. La autora cita varias revisiones de apps (tanto en diabetes como en hipertensión) y siempre encuentra los mismos problemas: dudas sobre su efectividad, dudas sobre la corrección de los datos que ofrece, y riesgos acerca de la confidencialidad y protección de los datos.

Quizás sea el momento de empezar a difundir y conocer el listado de apps autorizadas por la FDA, los fundamentos de la autorización, etc. El listado está disponible en la web de la FDA y es de acceso libre. En Estados Unidos lo tienen fácil, pero ¿es la solución?

martes, 21 de abril de 2015

La obsesión por el documento final


Nos hemos malacostumbrado. Quizás esa pasión por presentar resultados finales, o por hacer exposiciones públicas o por tener un entregable que pueda enviarse por email. Siempre que se prepara un protocolo, se elabora un plan estratégico, se crea un grupo de mejora o se analiza un proceso, la obsesión es acabar un documento. 


Dedicar todo nuestro esfuerzo a dejar un documento "niquelado" y gastar nuestra energía en escribir, maquetar y editar un producto en fase de no retorno, puede ser perjudicial. Todo ese esfuerzo centrado en esa elaboración mata la pasión y la motivación por seguir, por implantar, por seguir mejorando día a día. La idea que llega el día siguiente al cierre definitivo del documento parece que no tiene vida. La riqueza de los debates y encuentros entre profesionales se queda en un punto muerto, ya que el deadline ya ha pasado. Y quizás por eso nos cuesta tanto implementar las guías, los planes o los nuevos procesos, ya que ese punto final parece que pone fin a la generación de ideas, y a la motivación.

En el libro Lidertarios, se habla de cultura organizativa y del habitual decálogo de valores de una empresa. Como dicen en el libro, "Decidimos que la cultura no iba de publicar decálogos de valores y principios, sino de hablar y experimentar". Cuando escribes, parece que no existen otras opciones, y el debate sobre esos valores o principios muere hasta que vuelvan a cambiar.

Quizás si todo estuviera en fase beta permanente, si presentar un documento no supusiera un punto y aparte, podríamos avanzar en ese gran reto: pasar de la organización sanitaria que piensa y genera conocimiento, a la organización que hace.


domingo, 19 de abril de 2015

La blogosfera en los tiempos del cólera


Esta semana el resumen viene cargado de intenciones, de viajes y de ganas de darle la vuelta a todo. Así que nada como empezar, y después a disfrutar del domingo. Estos son nuestros enlaces favoritos de la semana:

En la web de MHealth Competence Centre se incluye este interesante artículo sobre el nuevo paciente con una exhaustiva descripción y con numerosos ejemplos. Una buena forma de actualizar el concepto desde un punto de vista practico.

Lo breve si bueno... Enrique Gavilán escribe una reflexión sobre la automatización excesiva de procesos en el ámbito sanitario. ¿Llegará la asistencia robotizada? No os perdáis este texto publicado en la web No Gracias que cuenta una historia inquietante de un futuro ¿cercano?

Mas libros e informes sobre la reforma sanitaria. En esta ocasión lo publica el Circulo de Sanidad bajo el título "¿Qué hacemos con el modelo sanitario?". Además del informe, os dejamos también el comentario que hace Jose Ignacio Cacho en su blog People in the eSalud.

Cada vez es más habitual que la publicidad de determinados productos alimentarios incluya algún mensaje sobre su efecto sobre la mejora de la salud. Un buen ejemplo son los alimentos probioticos. Amalia Arce, la mamá pediatra, nos ilustra en su blog sobre el papel de estos alimentos en la salud de los niños. ¿Hay evidencia? 

En pleno año 2015 todavía se escriben textos pidiendo una mayor colaboración entre niveles asistenciales, quizás porque sigue siendo uno de los grandes fallos del sistema sanitario. En el blog de la British Geriatrics Society publican un interesante post titulado "Coalition, co-production and collaboration" en el que presentan el trabajo de la Coalition for Collaborative Care.

Una noticia que ha copado los titulares de algunos medios ha sido la que habla de la excesiva edad de determinados equipos de tecnología sanitaria de los hospitales españoles. Resonancias, TAC y otros equipos que ya alcanzan en muchos casos los diez años, pero la duda es: ¿en qué medida puede perjudicar este hecho al paciente? Podéis leer esta noticia de El País para saber algo más del tema.

El ébola ya no preocupa tanto como antes, pero al menos aún se siguen publicando reflexiones, análisis y evaluaciones sobre todo lo que pasó hace ya casi un año.en iMedicalApps han publicado una entrada sobre el uso de apps móviles en la lucha contra este tipo de enfermedades infecciosas. Algo habremos aprendido, ¿no?

Para evitar que nos deslumbre en exceso la tecnología, conviene leer artículos de todo tipo, tanto los que la idolatran como los que nos avisan de que no es para tanto. De este último grupo, hemos elegido una entrevista que publica la web en castellano de MIT Technology Review a Kentaro Toyama sobre el papel de la tecnología en la educación de niños en India. Los resultados no fueron los esperados, pero ¿qué podemos aprender de su experiencia? 

Las últimas peleas entre organizaciones están llegando a ciertos límites que superan lo imaginable. El poder, la jerarquía, las competencias y las fronteras están provocando que las organizaciones representativas se alejen cada vez mas de la opinión de los profesionales y se enzarcen en luchas inútiles, dignas de Juego de Tronos. Los profesionales de enfermería decidieron esta semana hacer un debate abierto en Twitter sobre la visibilidad enfermera, impulsado por la revista ENE de Enfermería. En este enlace tenéis un resumen de lo que se dijo.

Tanto si el día es especial como si no lo es, nada como esta versión de "Perfect Day" para seguir adelante. Gracias a todos por haberos pasado por aquí.


miércoles, 15 de abril de 2015

Vicios gerenciales



Pueden parecer chistes, pero estas frases son un clásico en la gestión hospitalaria. Menos mal que cada vez hay menos jefes y directivos así, o eso creemos. Pero algunos quedan, de hecho todas las frases son verídicas. El tiempo pasa y llegan nuevos estilos... afortunadamente para profesionales y pacientes.

1. En el hospital que yo dirigía antes, esto se hacia así y era mejor. Así que vamos a cambiarlo.

2. Me da igual la ley. Hay que hacerlo y ya está.

3. Lo importante es no salir en prensa.

4. 
- "Esta noticia ha salido en medios digitales"
- "Ah menos mal, eso no cuenta"

5. Aquí parece que llevéis cinco años sin hacer nada para mejorar.

6. ¿Quién ha hecho esto? ¿Quién es el culpable?

7. Fulanito no ha podido ser. Nunca se equivoca. Seguro que ha sido su equipo que son unos vagos.

8. Voy a bajar a quirófano a ver porque esa puerta no se abre. Si no baja el gerente a estas cosas, parece que no se arregla nada.

9. Y dale con proponer cosas nuevas. Ya tenemos bastante con nuestros problemas.

10. Al final tendré que ponerme yo a dar altas.

11. 
- Cuando se adjudica el contrato de X? 
- Aun queda un mes, hay que dejar un plazo para recurso.
- Siempre inventando cosas.
- Lo dice la ley de contratos.
- ¿Seguro?

12. 
- Qué manía con hacerlo así. En centrales me dijeron que era de otra forma.
- La norma ha cambiado.
- A ver, ¿quien manda aqui? Ellos mandan, pues se hace como me dijeron.

13. Si no fuera por mi, no cumpliríais objetivos.

14. Si funciona, para que cambiarlo. 

15. Ya está el pesadito que lee revistas. 

¿Nos hemos dejado alguna frase? Esperamos tus aportaciones.

lunes, 13 de abril de 2015

Día de la atención primaria: nos ocupamos del mar


Hoy se celebra el día de la atención primaria. Ya se han escrito varias reflexiones sobre el tema, como las de Vicente Baos, Patricia Escartín o Sergio Minué, y además todos los representantes de sociedades científicas (médicas), organización médica colegial, sindicatos y demás se han reunido para hacerse una foto y sacar un decálogo en defensa de la atención primaria (agrupados con la denominación de Foro de Médicos de Atención Primaria). Además, otros órganos de representación como el sindicato de enfermería han emitido notas de prensa hablando de la "sobrecarga asistencial de enfermería" en los centros de salud.

El lema elegido para hoy por el Foro de Médicos de Atención Primaria es "MEdeDICO A las Personas". Tanto en twitter como en otras redes, ha habido muchos comentarios y críticas sobre el decálogo del foro y sobre el lema elegido. No vamos a entrar en la necesidad de los "días de" ni en desgranar los puntos del decálogo, pero hay ciertas cuestiones de fondo que conviene reseñar.

¿Por qué esa extraña manía de ir cada grupo por separado? ¿Nunca veremos un decálogo común por la atención primaria en un día como hoy? ¿No se celebrará de forma conjunta? La atención primaria nació multidisciplinar y crear fronteras artificiales entre médicos, enfermeras, trabajadores sociales o fisioterapeutas no contribuye a nada. Aunque después de leer algunas de las peticiones de los órganos de ¿representación?, es fácil entender que celebrar de forma separada un día como el de hoy solo sirve para ponerse medallas, y para dar la sensación que más que "trabajar con", se "trabaja contra".

Respecto al lema elegido, podríamos repetir lo del párrafo anterior: fomenta la separación. Y no sólo eso, ya que como decía esta mañana @anadeph en Twitter: "Lo siento, pero no me gusta el lema del día de #AtencionPrimaria. A las personas nos dedicamos todos los médicos... o mal vamos :(". Vicente Baos lo dice muy claro en su post: "Todos los médicos actuamos sobre las personas y sus problemas de salud, los que trabajamos en atención primaria tenemos ampliado el espectro de situaciones donde la interacción es muy relevante". Pero el lema no ayuda mucho a entenderlo así.

Que sí, que hay algunos especialistas hospitalarios muy centrados en su chiringuito, que aún creen que el médico de familia se dedica a hacer recetas y poco más, pero hay muchos que se dedican a las personas, que intentan ir más allá de la prueba, el diagnóstico o el medicamento. Además con ese lema olvidamos lo más importante: todos los profesionales sanitarios se dedican a las personas, desde la enfermería al celador, desde el administrativo al fisioterapeuta. Celebrando este día lejos de todos estos colectivos profesionales, lo único que se consigue es desmontar la atención primaria y olvidar sus cimientos.

Y si todos los profesionales se dedican a las personas, parafraseando aquella mítica canción, los gestores nos ocupamos del mar... y de las personas, claro.


domingo, 12 de abril de 2015

¿Domingo otra vez?



Tras una semana sin resumen, volvemos al ataque con un buen puñado de enlaces que hemos ido apuntando durante estos días. Ahora a leer y a disfrutar del domingo. Empezamos con nuestro resumen semanal de la blogosfera sanitaria:
Sin duda alguna, el tema de la semana es una pelea que nadie entiende. Dos organizaciones colegiales, de esas que se representan a si mismas, han decidido sacar el hacha de guerra y enzarzarse en una disputa colegial sobre la prescripción enfermera. Lo más curioso es que se está discutiendo algo que ya se aprobó por ley hace unos cuantos años, así que sin comentarios. Entre todos los textos que hemos leído sobre el tema, nos quedamos con el de La Comisión Gestora, el de Esther Gorjón o el de Lola Montalvo. Y por favor, dejemos de lado estos enfados asociados a la jerarquía más rancia y demos paso a los avances profesionales de verdad.

La televisión da mucho juego a la hora de explicar conceptos relacionados con la salud. Uno de nuestros blogs favoritos, Mondo Médico, publica esta semana un post sobre la serie "Ministerio del tiempo" a propósito de una escena en la que se habla de transfusión de sangre. Sophie aprovecha la escena para explicar el sistema español de transfusión, con su inconfundible estilo.

Seguimos con la televisión, pero ahora con un programa clásico de las mañanas, famoso por sus meteduras de pata. Se trata de Saber Vivir que hace unos días se dedicó a dar consejos sobre la diabetes. ¿Acertaron? Pues como era de esperar, no... Dani analiza en su blog Diabetes Tipo 1 los errores de la información que se difundió en el programa. Una pena que no se aproveche la televisión para informar adecuadamente al ciudadano. 

El último número de la revista Health Affairs (abril 2015) incluye varios artículos centrados en el coste y la calidad de la actual atención a pacientes oncológicos. En su blog comentan brevemente los artículos, que hablan de sobrediagnóstico, coste, innovación, mejoras en mortalidad, etc. 

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones: no hace falta una app o un wearable para todo. Pero hay blogueros que lo dicen mucho mejor que nosotros, como Jesús Martínez que en su blog El médico de mi hijo lo dice alto y claro. En resumen, "con lo sencillo y satisfactorio que sería una crianza sin cacharros, disfrutando de nuestro bebé en directo".

La evidencia no es eterna, y con el paso de los años cambia, se adapta y mejora. Pero hay novedades que desmontan del todo ciertas prácticas ancestrales, como la que nos cuenta Carlos Oropesa en su blog Rincón de Sísifo. Y es que según cuenta el BMJ en una reciente revisión, el paracetamol no funciona para dolor de espalda y artrosis. Si os quedáis boquiabiertos, lo mejor es que os paséis por su blog. 

El fenómeno Uber está transformando la economía de forma radical. Y poco a poco, ese estilo de cambio radical está llegando al mundo sanitario. Lo comentamos en el blog en diciembre de 2014 (en el post "Uber, te necesito") y ahora es el blog de Kevin MD el que incluye un texto de Regina Druz sobre las lecciones de Uber aplicadas a la medicina. 

Raúl Calvo ha convertido un blog recién nacido en un imprescindible en la blogosfera. Las historias y reflexiones de un médico de pueblo no pasan desapercibidas, y sirven para unir aprendizaje y emoción, todo en uno. Hace unos días escribió la entrada "Los renglones torcidos (del caballero Tudor)", que habla de Tudor Hart, de su ley de cuidados inversos y de mucho más, sobre todo de personas.

En la web Commonhealth destripan un reciente informe elaborado por la Harvard School of Public Health sobre accidentes de ciclistas. Mapas, análisis de accidentes e impactos, zonas más peligrosas por estado y por ciudad, etc. Un buen análisis que merece la pena leer.

La sanidad estadounidense es muy diferente a la nuestra, y es muy habitual que el propio paciente tenga que pelear con aseguradoras y hospitales ante problemas no cubiertos por la póliza, precios desorbitados, etc. En esta noticia de Los Angeles Times hablan de la figura del defensor del paciente, un experto que negocia en nombre del paciente para reducir su gasto sanitario o conseguir mejores precios en su seguro. 

No podíamos dejar este resumen sin incluir un enlace sobre big data. Carlos Bezos, en su blog sobre experiencia de paciente, nos explica la diferencia que existe entre tener datos agregados sin más (información) y el conocimiento que se puede obtener de dichos datos. Creemos que big data es unir datos, cuando la realidad es que big data es extraer algo de esos datos. No os perdáis su entrada.

Cada vez son más comunes las voces que se levantan frente a la tradicional enseñanza universitaria, centrada en clases magistrales o en aburridas conferencias. De hecho, aún quedan cursos de formación para profesionales que son de ese estilo. En este artículo de The Guardian se plantean si es necesario darle una vuelta a ese modelo y cambiarlo totalmente. 

Quizás si decimos que ahora toca hablar de física, puede que a alguno se le escape un bostezo. Pero será porque no ha leído nunca el blog Desayuno con Fotones... En la entrada que han titulado "Fotones honestos", hablan del uso de ciertas técnicas para el análisis de obras de arte. 

En el blog Pase de guardia, nos ofrecen la visión del día a día de un profesional sanitario (en este caso, un médico). O mejor dicho, la visión de 40 minutos en una consulta, en los que es posible pasar de amiga a psicóloga o de boxeador a atleta. Pues sí, cualquier cosa menos médico...

Las expectativas son esenciales y marcan la línea que separa la buena atención de la mala. Es más, marcan una línea divisoria en muchos aspectos de la relación del profesional con el paciente. Emilienko nos cuenta un ejemplo en su blog, hablando de la expectativa de la prescripción. 

Acabamos hablando de atención primaria y de elecciones. Pero no hablaremos de España, sino de Reino Unido. Txema Coll revisa en su blog un reciente artículo publicado en el BMJ sobre las mejoras planteadas en UK en relación al acceso a los servicios de atención primaria.

Esas canciones que suenan y se quedan, y siempre siguen... Band of Horses cantando en directo su "The general specific":


viernes, 10 de abril de 2015

Del lava más blanco al compra más barato


Y si hace unos días hablamos de contratos menores, de precios y de transparencia, hoy nos centraremos en el precio de los medicamentos. Aunque existen precios oficiales de medicamentos, muchos centros sanitarios compran con descuentos sobre el precio oficial consiguiendo mejoras evidentes, tras negociaciones, subastas, etc.

¿Cómo es posible que un hospital consiga el mismo medicamento a un precio inferior? Existen varios motivos pero vamos a comentar los más conocidos:
- Volumen. A mayor volumen de compra, se obtiene mejor precio.
- Negociación. Existen centros hospitalarios que negocian con los proveedores para obtener precios más bajos.
- Descuentos cruzados. En este caso, el precio menor de un medicamento se obtiene por la compra de otro sin descuento. Si se compara el precio aislado, existe mejora pero de forma global esta es mínima. Al final del post ofrecemos un ejemplo de estos descuentos.

Un buen ejemplo lo tenemos en el reciente informe de gasto farmacéutico que ha elaborado la Cámara de Cuentas de Madrid. En esta tabla resumen algunas de las diferencias de precio que hemos comentado:


De cara a conseguir que los precios menores se extiendan a todos los centros, es esencial dar a conocer los precios de todas las compras de medicamentos y productos sanitarios y que los datos sean comparables. En medicamentos es sencillo dado que la base de datos es común, pero con productos sanitarios es mucho más difícil ya que el catálogo de cada servicio de salud es diferente.

Un método cada vez más seguido por los servicios de salud para conseguir mejores precios, es el de las compras centralizadas. De esta forma se obtiene un precio único para todos los centros sanitarios de la misma organización. Una versión similar, pero con determinadas particularidades, es la del conocido como Acuerdo Marco, cuyo objetivo es fijar un producto y precio común para todos, y posteriormente que cada centro sanitario negocie a la baja ese precio máximo previamente acordado con el proveedor. 

Finalmente, los nuevos medicamentos biosimilares y los genéricos están consiguiendo una reducción de precio muy importante. Sin embargo, son indirectamente una fuente importante de diferencias en los precios. Vamos a poner un ejemplo: el laboratorio A nos vende el medicamento Entente y el Proclive, del Entente sale un biosimilar con un 25% de reducción de precio. El laboratorio no quiere bajar el precio en esa cuantía, y lo que ofrece es reducir el Proclive en un importe similar. Así tendremos centros con el Proclive a 100 euros y otros con el mismo medicamento a 70 euros (pero porque están aplicando el descuento del Entente).

miércoles, 8 de abril de 2015

Proyecto VISC+ : dudas, cautelas y datos



Hace unos meses presentamos en el blog el proyecto VISC+, un ambicioso proyecto del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya dirigido a permitir el uso de datos asistenciales para proyectos de investigación, estudios epidemiológicos y estrategias de mejora de la calidad. Pero el proyecto nació con mucho rechazo a su alrededor:
- Toda la gestión de la cesión de datos, si bien estaba controlada por la administración, se realizaba por una empresa externa.
- El hecho de existir intercambios financieros alrededor de los datos había provocado una niebla de dudas y miedos, desde la privatización hasta la mercantilización de los datos. Todo ello unido al uso indebido de esta información para finalidades comerciales.
- Finalmente, había dudas éticas dado el riesgo de reidentificación que puede ocurrir incluso con datos anónimos.

Con el tiempo, la administración ha ido cambiando su estrategia y el proyecto VISC+, sobre el papel, presenta algunas diferencias que merece la pena comentar. Y todo ello porque el pasado uno de abril se publicó en el Diari Oficial el documento inicial que regula las funciones que asumirá la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQUAS) en el marco del proyecto VISC+. En el periódico El País, Milagros Pérez Oliva ha publicado una columna de opinión sobre esta nueva orientación del proyecto. Nosotros vamos a revisar la documentación oficial y tratar de sintetizar los aspectos más importantes de VISC+.

- El acuerdo con la AQUAS tiene 4 objetivos, todos ellos relacionados con los datos: anonimización, utilización de la información para alguna de las funciones que se establecen, cesión de datos anonimizados o cesión de datos personales sin anonimizar (siempre que exista un consentimiento previo expreso).

- Pero, ¿qué ficheros están incluidos? Pues prácticamente todos los relacionados con las funciones de salud y asistencia sanitaria de la Generalitat, desde ficheros de salud laboral, registros de autorizaciones sanitarias, registro de incapacidad médica, lista de espera, CMBD, encuesta de salud y, la joya de la corona, los ficheros de pacientes de atención primaria y hospitalaria del Institut català de la Salut.

- ¿Para qué se pueden pedir los datos? Exclusivamente para estudios de investigación médica o de evaluación del sistema de salud. La Ley 21/2000 del Parlament de Catalunya ya recoge esas finalidades a la hora de permitir el acceso a los datos recogidos en la historia clínica.

- ¿Quien puede pedir los datos? En la documentación previa que ha preparado la Generalitat (accesible en este enlace) se deja muy claro quien puede y quien no puede pedir la información. Sólo pueden hacerlo los "agentes del sistema sanitario integral de utilización pública SISCAT" y los centros de investigación acreditados. Las farmacéuticas, aseguradoras, empresas de marketing, consultoras, etc. se quedan expresamente fuera. Por si alguien tiene alguna duda, los centros privados (con o sin ánimo de lucro) pueden estar incluidos en el SISCAT, tal y como establece el Decreto que lo configura.


- ¿Se van a revisar las peticiones de datos? Tal y como señala el informe sobre protección de datos que ha elaborado la propia Agencia, existirá un comité ético que se encargará de revisar las peticiones. Además, se publicarán anualmente las peticiones de datos recibidas, las autorizadas, los resultados de investigación, etc.

- Respecto al riesgo de reidentificación, el proyecto establece algunas medidas tímidas del tipo "no usarás estos datos para identificar a las personas" que se apoyan en la buena fe del peticionario. 

- Entonces, ¿hay venta de datos? Con el actual sistema, aparentemente no la hay. Los datos los gestiona una agencia pública, se ceden a centros para finalidades de investigación, etc. Claro que, ¿como se va a controlar que los centros no compartan esa información?

- Para acabar, la comparación con el NHS. Allí los datos se venden al mejor postor y ha habido problemas por uso fraudulento de los datos para otras finalidades no relacionadas con la investigación. Así, ya se denunció en un medio de comunicación la venta de datos a una aseguradora para calcular de una forma más exacta las primas de sus asegurados.

El modelo parece sólido, y se basa en la normativa actual y en las buenas intenciones de todas las partes. Sin embargo, hay tres elementos algo endebles que merecen una reflexión final:
1. ¿Pondrán todas las medidas de protección los centros que soliciten esos datos? A priori es lógico esperar que no habrá problemas, ya que en los proyectos de investigación se cumplen a rajatabla los protocolos de confidencialidad y seguridad de la información. 
2. No hemos hablado del uso de datos, ¿es ético usar los datos anonimizados para la mejora de la salud? Aquí no tenemos dudas: sí. Podremos tener miedo, habrá riesgos, pero los resultados que se pueden conseguir con esos datos son impresionantes. Es como un gran ensayo clínico con los datos a disposición de cualquier investigador.
3. La AQUAS se merece toda nuestra confianza, y más con el nuevo modelo que han diseñado tras las críticas al modelo inicial. Pero, ¿no cambiará el Departament las reglas del juego? Nunca se sabe, y tras releer el mítico libro "Artur Mas: on son els meus diners?", las dudas siguen ahí. 

Para conocer mejor el proyecto, os recomendamos la lectura del documento operativo sobre el funcionamiento del modelo. 

martes, 7 de abril de 2015

Del sofosbuvir a la oncología: notas sobre el precio de los medicamentos



Que los medicamentos nuevos suelen ser muy caros es algo incuestionable, y más con el ejemplo real del Sofosbuvir para pacientes con hepatitis C. Aparece una innovación farmacológica en el mercado, se comprueba (inicialmente) que es efectiva y surge el problema: ¿cómo podemos financiar un tratamiento tan caro? Es más, se unen algunos dilemas que hacen el problema más complejo asociados, en parte, a la accesibilidad al tratamiento en pacientes con enfermedades raras y también al papel que están jugando las asociaciones de pacientes.

Parece que el único problema del sistema sanitario se centra en esta patología, pero por desgracia, la enfermedad de los costes está presente en muchas patologías, que suelen ir asociadas a tratamientos de altísimo coste (en 2005 ya se publicaban en España noticias de ese tipo). Un buen ejemplo es la oncología. Un reciente artículo publicado en JAMA Oncology, titulado "Five Years of Cancer Drug Approvals. Innovation, Efficacy, and Costs", habla precisamente de modelos de precios, de financiación de medicamentos y de mercados poco lógicos.

Los autores han revisado todos los nuevos medicamentos oncológicos aprobados por la FDA entre 2009 y 2013 (en total fueron 21) y su efectividad, tanto por supervivencia, como por mejora en la tasa de respuesta o por los años libres de enfermedad que implica el tratamiento. Muchas de las críticas a los laboratorios se basan en el lanzamiento de nuevos medicamentos, con mejoras mínimas en supervivencias (muy pocos meses), y a unos precios astronómicos. Este artículo de 2012 habla precisamente de este hecho. ¿Y cuales fueron esos 21 nuevos medicamentos?


Las dudas están sobre la mesa desde hace años:
- Si en un mercado teórico los precios dependen del beneficio que se obtiene, ¿por qué en el mercado de los medicamentos oncológicos no ocurre así? 
- Hay muchos análisis publicados que comparan los precios con los resultados de los nuevos tratamientos, y existen muchos casos de medicamentos con baja efectividad comparada y un precio muy elevado. ¿Es moral imponer estos precios? ¿Debe la sociedad financiar la investigación de la industria farmacéutica? En este artículo publicado en Journal of Clinical Oncology revisan varios tratamientos desde esa perspectiva.
- ¿Es ético aplicar un límite de financiación para medicamentos por año de vida ganado? ¿Vale todo para una mejora de supervivencia de 4 meses?
- ¿Seguirán más centros sanitarios la estela del Sloan Kettering cuando se negó a utilizar un medicamento caro y poco efectivo? Claro que aquella negativa tenía forma de editorial en el New York Times... La reacción del laboratorio fue un descuento inmediato del 50%, cosa que da mucho que pensar, aunque los grandes acuerdos quizás hayan diluido aquel descuento.

Con este post no vamos a resolver todas estas preguntas, y más en un tema tan espinoso como la relación entre dinero y salud. La salud no tiene precio, pero la sanidad por desgracia si lo tiene, y más en un mundo con recursos limitados. El sistema debe cambiar el modelo de financiación y aprobación de medicamentos, pero quizás la industria deba replantearse como afrontar el futuro. Al menos la aparición de medicamentos biosimilares está dando un cierto margen a los ajustados presupuestos de los servicios de salud...

jueves, 2 de abril de 2015

Los directivos que miraban fijamente un tuit #haztetuitero


Nuestra buena amiga María José Mas ha publicado en su blog Neuronas en crecimiento una entrada rompedora, con un objetivo sencillo: conseguir más tuiteros en su especialidad. Y como suele ocurrir con las buenas ideas, la realidad ha superado la idea inicial, y y son varios blogs (como el de Ana o el de Beatriz) los que han acogido el mensaje y lo difunden a las cuatro wifis.

El hashtag original es #haztetuitero y hemos querido llevarlo al entorno de la gestión. Tras el último congreso de hospitales y después de constatar que había menos de 30 tuiteros en un congreso de 2000 asistentes, creemos que es esencial exponer de nuevo la utilidad que tiene Twitter (o mejor dicho todo lo que implica, ya que al final la herramienta es lo de menos) para un gestor, líder, jefe, o quien sea.

Lo primero, y coincidimos todos, es la facilidad para aprender, estar informado, acceder a evidencia y leer lo mejor. Al principio twitter puede parecer el reino de la infoxicación, con tantos enlaces y mensajes, pero al final, cuando veas tu red de conocimiento, es la mejor forma de mantenerse al día. Si confías en 30 usuarios que hablan de tus temas de interés, leyendo sus tuits en una lista, estarás actualizado sin problema. Lo mismo para leer las revistas científicas de tus campos de conocimiento, ya sea el BMJ, el NEJM o el Marca. Todos están en Twitter y además suelen difundir los artículos, sus blogs, etc.

Lo segundo, y no menos importante, es generar una red de personas con intereses similares a los tuyos. Entras en Twitter sin conocer a nadie y poco a poco te vas involucrando en proyectos, difusión de ideas, tweetups, movimientos, o sencillamente vas conversando con otros usuarios. Pertenecer a esas redes sociales de conocimiento otorga mucha potencia a la herramienta, pero donde realmente esta la utilidad es en la conexión que se genera. Y así cuando te preguntan por un paciente experto en diabetes, piensas en Dani. O si hablas de geriatría, te acuerdas de Patricia. Y si te comentan algo de radioterapia, acudes a Tere. O finalmente, si alguien plantea un dilema sobre la atención primaria, los elegidos podrían ser Vicente, Raul, Fernando, Rafa o Roberto.

Pero, ¿y la accesibilidad? Lo más sorprendente para el novato es que Twitter invita a la participación y al debate, casi tanto como el diálogo cara a cara. Si preguntas, te responden; si te metes en una conversación ajena, eres bienvenido; y si pides más información a alguien por mensaje directo, hasta te piden el email porque 140 caracteres suelen ser pocos. Twitter es una herramienta muy abierta y permite contactar con expertos, profesionales con otros puntos de vista... Una forma diferente de aprender, como demostró Guillermo Solana, el director artístico del Museo Thyssen. 

Un tercer elemento que nos entusiasma de Twitter es su capacidad de favorecer el activismo. Esa red y esos intereses compartidos ayudan a potenciar la colaboración y así surgen campañas, iniciativas, proyectos en común, etc. Lo más llamativo es que estas campañas están progresivamente sustituyendo el papel de los colegios, sindicatos y sociedades científicas, que ven como su labor de cohesión y apoyo al profesional, se quedan cortas ante la potencia de la web 2.0 para cohesionar a las personas que realmente quieren mejorar el sistema nacional de salud. Y es que: dos tuiteros y un hashtag, iniciativa 2.0 al canto.

Y por fin, Twitter es una herramienta perfecta para el debate y para saber que piensan los profesionales y pacientes. Lógicamente tiene un sesgo muy particular, el propio de las redes sociales (crees que el universo piensa como piensan los tuiteros), pero el alcance es realmente muy amplio. Seguir un hashtag, conocer la opinión de muchas personas sobre un tema concreto (como ejemplo, este artículo del BMJ), llegar a blogs desconocidos que resumen perfectamente las ideas que pasan por tu cabeza, etc. Puede que no cambie el mundo, pero el debate hoy por hoy también está en la red. A su manera, pero ahí está, e incluso las revistas especializadas escriben sobre ello como en Health Policy.

En resumen, que un gerente, un directivo, un jefe o un político sanitario, siempre que estén comprometidos con su trabajo y con la mejora del sistema sanitario, están casi obligados a estar y participar en Twitter. Algún día, se valorará de la misma forma participar en un webinar explicando una medida sanitaria o política, que acudiendo a una rueda de prensa o a una conferencia aburrida sin apenas difusión. La web 2.0 es esencial para la colaboración y para fomentar el liderazgo abierto, que es precisamente una de las carencias de muchos directivos. 

Ahora te toca tirar...


miércoles, 1 de abril de 2015

La tristeza y las palomitas de maíz



Lo que nos faltaba... No contentos con las declaraciones de un tipo de la OMS que recomendaba escuchar música como máximo una hora al día, ahora le llega su turno a las películas tristes. Pero esta vez no es la OMS, sino un artículo publicado en JAMA Internal Medicine.

En el artículo se comparaba el comportamiento de los espectadores según su ingesta de palomitas de maíz con una película triste y una comedia. Las dos pruebas que hicieron fueron las siguientes:
- La película Love Story frente a la comedia Sweet Home Alabama. En este caso, la media de los espectadores de Love Story fue de 125 gramos de palomitas frente a los 98 gramos que consumieron los de la comedia.
- En el caso de Solaris frente a Mi gran boda griega, la diferencia fue de un 55% (127 gramos frente a 82 gramos). 

El experimento ha sido realizado por el Cornell University Food and Brand Lab, y lo han comentado (y completado) en su propia web. Por cierto, hay una tendencia similar con las películas de acción que también se asocian a un mayor consumo. Sin embargo, puede que el debate de fondo sea otro: ¿a quien le gusta que su vecino en el cine coma palomitas? 

lunes, 30 de marzo de 2015

Ejercicio físico: prescripción en la consulta y cambio social



Los tiempos cambian, al estilo Dylan, y se nota. Un claro ejemplo es el ejercicio físico, sea en gimnasios, o corriendo o saliendo a caminar. Municipios que adaptan zonas para correr, caminar o hacer bici (ruta del colesterol), zonas con máquinas sencillas de estiramiento para gente mayor, apps para monitorizar la actividad, juegos para incentivar a pequeños y mayores... Todo vale, y se nota. Pero hace falta más...

En un reciente editorial del BMJ, titulado "Exercise: not a miracle cure, just good medicine", se comenta un reciente informe de la Academy of Medical Royal Colleges sobre la importancia del ejercicio físico para la salud de la población. Pero claro, ¿qué capacidad de persuasión tienen los profesionales sanitarios? ¿Cuantos pacientes empiezan a hacer ejercicio tras recibir un consejo de su profesional de cabecera? Además, no es oro todo lo que parece...

Tal y como cuentan en el BMJ, la promoción de ejercicio no es cosa de la consulta, ya que se trata de un cambio multisectorial: educativo, urbanístico, social, etc. Propuestas como Por un millón de pasos en Andalucía, o como los grupos de paseo en muchos centros de salud, son necesarias y, curiosamente, su coste es muy bajo. Quizás sea el momento de empezar a compartir experiencias e ideas sobre la promoción del ejercicio dentro y fuera de la consulta. Y también de recopilar guías (como esta de prescripción de ejercicio de la Sociedad Española de Hipertensión), documentos, vídeos, etc.  Además, webs como la de Papps y faecap cuentan con recursos e información, pero hay que ir más allá.

En España, en diciembre de 2013 se aprobó la Estrategia de promoción de la salud y prevención en el SNS. Ahora, como siempre, a saltar de la teoría a la práctica... Quizás haya que volver a decir aquello de "salud en todas las políticas".