jueves, 28 de mayo de 2015

La ley y la precariedad del profesional sanitario



La precariedad del trabajador en el mundo sanitario es una constante, por desgracia. Pero, ¿tiene la sanidad pública algún mecanismo para mejorar la calidad de los contratos que ofrece? Nada como hacer un resumen esquemático del actual sistema de recursos humanos del modelo sanitario público (con personal estatutario) para entender lo qué ocurre.

La base de todo el sistema de recursos humanos es la plaza o puesto de trabajo. Un centro de salud tiene, por ejemplo, diez puestos de medico y nueve de enfermera. Puede que haya mas gente trabajando o menos, pero las plantilla oficial de ese centro para ambas categorías son 19 plazas. Son los huecos que salen a traslado o a oposición, los que se notifican oficialmente a los registros oficiales, etc.

Las plazas oficiales de plantilla solo pueden ser cubiertas por personal fijo (sea por oposición o por traslado), por personal fijo en comisión de servicio (tienen una plaza en otro centro pero los trasladan provisionalmente) o por interinos. El interino es un trabajador temporal que mediante una lista de empleo (la famosa bolsa), puede acceder a una de las plazas.

¿Cuanto dura un interino? Depende, pero es esencial dejar claro que el interino solo puede cesar cuando: elija esa plaza un fijo, por oposición o por traslado, o cuando esa plaza se suprima porque se entiende que el centro necesita menos gente. Para hacer esto último hay que motivarlo de forma adecuada, ya que sería una vía para cesar a los interinos.

Pero, ¿qué ocurre cuando hace falta mas gente durante unos meses? Para eso están los nombramientos eventuales, también conocidos como acumulaciones de tareas o acúmulos. Los hay de días, de meses o incluso de años completos. En la época en que era difícil aumentar la plantilla oficial (generalmente sanidad no tenía esa competencia y Hacienda lo solía bloquear), se echó mano de los nombramientos eventuales que generalmente no era necesario pedir permiso. Cuando llega el vencimiento de estos nombramientos, se puede pedir la prórroga (debe seguir el mismo trabajador), y de hecho ha habido casos de trabajadores eventuales que han firmado mas de 50 prórrogas y llevan más de cinco años de esta forma. Si no hay prorroga, el trabajador cesa.

Para evitar ciertos vicios gerenciales de prorrogar eternamente a los eventuales, la ley deja muy claro que cuando un eventual dura mas de dos años, hay que transformar ese puesto en plaza de plantilla ya que se entiende que es estructural y no eventual. Cuando se transforma, el eventual sigue como interino y su plaza entra en el circo de traslados, oposiciones, etc.

Hasta aquí, todo claro. Pero, ¿cuándo un trabajador se pide un día libre, o está enfermo, como se sustituye? Para eso están los nombramientos de sustitución, que van asociados a la ausencia del trabajador titular. Es decir, si alguien se coge dos días, la ley no permite contratar por más de dos días. Y así con todo: una ausencia de un día implica un nombramiento de sustitución de un día. La reincorporación del trabajador implica automáticamente el cese del sustituto.

En el caso de las bajas por enfermedad, y dado que no hay mucho tiempo para la entrega del parte de alta, es habitual que el trabajador de baja no avise con la suficiente antelación y muchas veces el sustituto se entere a las 8 de la mañana y en su puesto de trabajo que ese día no tenía que ir a trabajar. Otras veces, aunque el trabajador de baja avise a tiempo, es la administración la que no reacciona a tiempo para avisar al sustituto.

En atención primaria es habitual que haya centros de salud con algunos profesionales (uno o dos por categoría) con nombramiento eventual que se encargan de cubrir las ausencias de los profesionales. De esta forma, no se castiga al sustituto con nombramientos breves y permite planificar mejor el trabajo. Sin embargo, estos eventuales a veces no tiene buena prensa entre algunos directivos (o políticos) ya que hay días que no sustituyen a nadie y están "por encima" de la plantilla necesaria, por lo que no es una medida eficiente. Una buena planificación en toda el área ayudaría a gestionar mejor estos nombramientos.

Algunas soluciones pasan por:
  • Los plazos son estrictos. Si el trabajador enfermo se coge el alta hoy, el sustituto mañana ya no trabaja. Habría que mejorar el mecanismo de aviso del alta y del cese para evitar jugar con el profesional y que pueda organizar su vida sin problemas.
  • Todos conocemos casos de magníficos profesionales interinos que 12 años después son cesados en un traslado. Los pacientes se quejan (con razón), pero la normativa es clara y tajante (con lo bueno y lo malo que implica). En este caso, sería conveniente mejorar los procesos de selección y hacerlos cada año, sí o sí, como ocurre en educación. Y otro día hablaremos de si las actuales oposiciones son la mejor forma de seleccionar profesionales sanitarios.
  • Los directivos y los políticos deben tener en cuenta que detrás del gasto en recursos humanos hay personas y familias. 
En resumen, que tenemos una política de recursos humanos más centrada en lo estructural que en lo coyuntural. El sistema de plantillas y personal fijo funciona más o menos bien, pero cuando hablamos de temas del día a día, como sustituciones, personal temporal, puntas de trabajo, etc. el sistema fracasa estrepitosamente. Y lo paga el trabajador, y el paciente claro. Quejarse es necesario para dar a conocer la situación, pero hay que poner propuestas de cambio sobre la mesa, ¿no?

Nota: se aceptan ideas, propuestas de mejora y sugerencias sobre este tema. Todo es bienvenido. 

martes, 26 de mayo de 2015

Medicamentos exclusivos: noticias llamativas


Los titulares a veces necesitan de una nota al pie que explique adecuadamente la noticia, o al menos que deje clara su relevancia. Por eso, en ocasiones, algunos titulares nos llaman la atención y rápidamente pasan al blog, y hoy ha ocurrido precisamente eso.

La noticia aparece publicada en Redacción Médica con el siguiente titular: "Roche suministrará fármacos comercializados en exclusividad al Puerta de Hierro". El texto es muy breve y se reduce a citar la publicación en el BOE de la adjudicación de un contrato de suministro de medicamentos. Pero, ¿y eso de exclusividad? ¿A qué se refiere? ¿El Puerta de Hierro deja de comprar a otros laboratorios y solo comprará a Roche? Dudas que aumentan cuando se ve el importe del contrato, que supera los 4 millones de euros.


Las cosas son más sencillas de lo que parecen. El contrato se refiere a medicamentos cuya patente es exclusiva de Roche, como Bevacizumab (Avastin), Erlotinib (Tarceva) o Trastuzumab (Herceptin). En estos casos, tal y como señala la resolución de adjudicación del contrato y la Ley de Contratos del Sector Público, se puede adjudicar mediante un procedimiento negociado sin publicidad a la empresa comercializadora sin necesidad de invitar a otras empresas. Y todo porque se trata de medicamentos que solo puede vender Roche.

Por ello, en la noticia la "exclusividad" se refiere a que no hay otra opción para el centro sanitario: o compra esos medicamentos a Roche, o no los puede comprar. De hecho, todos los hospitales españoles que compran Bevacizumab, por ejemplo, deben hacerlo a Roche con la misma "exclusividad".

Otra cosa será cuando surjan medicamentos biosimilares o incluso genéricos de los medicamentos citados. Pero eso será en otro post. Ah, y como podéis ver, la noticia no era para tanto.


domingo, 24 de mayo de 2015

El resumen democrático de la blogosfera



Día de elecciones, día de cambios, de ilusiones, de personas que van y vienen, de promesas (muchas promesas), y de futuro. Aunque seguramente las desilusiones también vendrán, gane quien gane, porque en política nunca llueve a gusto de todos. Todos son buenos, al menos en campaña, unos están anclados a su pasado, otros a su futuro, y precisamente las debilidades de todos los bandos son precisamente sus grandes fortalezas. En unas horas tendremos los resultados y empezará la segunda parte, los pactos, los compromisos y la cuenta atrás.

Así que entre el café matinal y la visita a vuestro colegio electoral, ya tenéis lectura para un rato. Nuestros enlaces favoritos de la semana no hablan de política, ni de elecciones, pero seguro que os van a gustar. Empezamos:

Óscar (Jedi Azucarado en el mundo blog) se lanza a reflexionar de forma muy acertada sobre el papel de la tecnología en las personas con diabetes. ¿Qué papel juega la tecnología? ¿Es imprescindible?

Precisamente de adolescentes y diabetes habla el editorial del último número de The Lancet. El debate que se generó en Twitter sobre la importancia del apoyo psicológico a los jóvenes recién diagnosticados fue muy interesante. Podéis leer el editorial en este enlace. Y además toda la información en Twitter sobre diabetes en español con el hashtag #diabetesp.

Ayer se respiraba el espíritu de la reflexión, mas o menos. Meijome se dedicó reflexionar sobre el papel de la evidencia en la toma de decisiones a alto nivel en un breve pero intenso artículo que publicó en su blog. ¿Por qué nadie exige a los políticos que tomen sus decisiones y las basen en la evidencia? 

Un mismo paciente, cuatro ingresos en tres hospitales diferentes, misma patología... El blog de Carlos Dezos sobre experiencia del paciente publica esta historia contada por el propio paciente sobre sus percepciones en cada uno de los ingresos. Una buena forma de aprender y de entender que piensa y siente el paciente.

Para llorar... el Ministerio de Sanidad ha decidido seguir adelante con la norma que pretende legalizar de golpe todos los medicamentos homeopáticos sin exigir ningún tipo de ensayo ni vida día ni nada similar. ¿Cual será el próximo paso? ¿Tendrán código de medicamento los sobres de azúcar del café? ¿El agua del grifo será un medicamento porque quita la sed? Cuando la homeopatía entra por la puerta, la ciencia y la salud saltan por la ventana...

Cameron gano y su primera propuesta sobre el NHS fue decir que iba a estar abierto los 7 días de la semana, mas allá de las guardias y la atención urgente. El debate está en marcha, como no, y The Guardian ha publicado un artículo sobre las dificultades que implica la medida (más recursos, más presupuesto).

La realidad tiene tantos matices que a veces con una historia real es suficiente para debatir sobre gestión sanitaria, liderazgo, recursos humanos, etc. En el blog Enfermería de Trinchera cuentan el típico caso de "falta una enfermera en el turno de tarde", con los clásicos dilemas de una supervisora a la que no le sustituyen el hueco y la plantilla volante resulta que ya esta asignada a otras unidades. ¿Cambia algún turno a las enfermeras de la mañana? ¿Fija o temporal? Merece la pena leerlo y comentar. 

Y cuando nos acostumbramos a una cosa,llega Google y la cambia. Ahora resulta que en las búsquedas a través de dispositivos móviles, Google ofrecerá en primer lugar los resultados en Twitter y después los habituales de las webs. ¿Tiene alguna influencia en los resultados respecto a búsquedas sobre temas de salud? Lo hemos leído en El País.

Hace unos meses publicamos un post sobre la uberizacion de la sanidad. Las reflexiones y proyectos para revolucionar el mundo sanitario con herramientas basadas en la economía colaborativa cada vez se leen mas, y seguramente en breve tendremos sobre la mesa un Uber aplicado a la salud. Un artículo reciente al respecto lo publica Washington Business Journal.

Si quieres aprender sobre simulación clinica, puedes buscar en Google o directamente leer esta reciente entrada del blog Nuestra Enfermería. Su utilidad, las posibilidades que tiene en el mundo real (más allá de los proyectos piloto) y por supuesto sus implicaciones para la mejora profesional. El tema esta de moda en España como demuestra esta noticia de la web MIT Technology Review sobre el uso de simuladores para aprender a utilizar el traje de seguridad con pacientes infectados con ébola.

En los últimos años se ha hablado mucho de los observatorios de salud pero en la práctica no ha habido muchas experiencias de éxito. Una de ellas es el Observatorio que se creo en Asturias, y de hecho se han publicado diversos artículos analizando el impacto de su actividad. Rafa Cofiño escribe en su blog Salud Comunitaria este post sobre el papel que juegan este tipo de Observatorios en la salud de la población.

O'Reilly Media (si, si, los que bautizaron la web 2.0) han editado un informe sobre la importancia de los datos sanitarios para la mejora de la salud de la población. El informe habla de temas tan diversos como los problemas culturales para el uso de datos de salud, la complejidad en el análisis, dilemas legales, etc. Podéis descargarlo en este enlace.

Acabamos con música, como cada domingo.




Imagen inicial de la Cornell University Library, vía Flickr

jueves, 21 de mayo de 2015

Incentivos: ¿es ético que Sonia cobre menos que Sara?


La reciente publicación de un informe del Comité de Bioética de Aragón sobre los incentivos a los profesionales sanitarios vuelve a poner sobre la mesa uno de los clásicos temas que no ha sido bien resuelto en el ámbito de la gestión sanitaria pública. Hemos querido resumir algunos aspectos clave para el diseño de incentivos para profesionales, a partir de la lectura del informe:

1. El café para todos no funciona. Un incentivo lineal o que no distinga al profesional que busca la excelencia de otro que no lo hace, acaba transformando el incentivo en un complemento más. Como dice el informe: "Los incentivos no pueden suplir ni suplantar la obligación moral. El incentivo ha de tener entre sus objetivos reconocer el buen ejercicio profesional y recompensar la búsqueda de la excelencia, pero no pueden convertirse en el motor para que los profesionales sanitarios hagan lo que deben hacer".

2. Asociar un incentivo al ahorro en gasto farmacéutico (prescripción) o al ahorro en gastos de personal, es totalmente contrario a la ética profesional. La eficiencia del sistema es importante pero nunca puede afectar al paciente directa ni indirectamente. Si se detecta que un profesional hace un mal uso de algún medicamento o producto sanitario, hay otros instrumentos para resolver esas situaciones. Como dice el informe: " Hay dos razones muy poderosas que fundamentan este pronunciamiento tan claro y rotundo: por un lado, el riesgo de no prescribir medicamentos más eficaces solo por razón de su coste (quebranto del principio de beneficencia), y por otro lado la grave amenaza que suponen para la confianza en la relación médico-paciente".

3. Ojo con los incentivos dirigidos a determinadas técnicas o procedimientos. Si se incentiva hacer A, igual dejamos de hacer B. Y además, puede que cuando dejemos de incentivar A, se reduzca el procedimiento en cuestión.


4. El diseño de objetivos debería reorientarse a otros de tipo no económico. El informe cita algunos muy conocidos, como "promoción de la autonomía profesional, la responsabilidad en la gestión, la disponibilidad de recursos suficientes para el desarrollo de la actividad asistencial, la conciliación familiar, el apoyo directo a la formación, la compatibilidad de la asistencia con la docencia y la investigación, el reconocimiento público, la cooperación sanitaria con países en desarrollo, el prestigio profesional y la cultura de pertenencia". Sin embargo, pese a lo bien que suenan, es muy difícil ponerlos en marcha y conseguir el apoyo unánime de todos los profesionales. A veces es difícil luchar a corto plazo contra un incentivo económico. Además, hay directivos y políticos que no creen en este tipo de incentivos y cuando se habla de mejora de la cultura o de investigación o incluso de prestigio, ni están ni se les espera.

5. Ojo con los otros incentivos. En el mundo sanitario hay incentivos externos muy potentes, desde la influencia de la actividad privada (no quiere decir que la sanidad privada sea mala, solo que a veces un profesional se deja llevar y pasan ciertas cosas que no deberían) hasta el papel que juega la industria farmacéutica (a mitad camino entre la formación, la información y el marketing). La clave es la transparencia, no hay otra solución, y además debe ser plena y sin dobles fondos.

6. En la sanidad pública parece que no estamos acostumbrados a percibir un sueldo diferente al de nuestro compañero, ya que el que cobre menos siempre se sentirá perjudicado o alegará "me tienen manía" o "la medición no ha sido correcta". Es casi imposible que llueva a gusto de todos, pero la otra opción, la de pagar lo mismo a todos, es peor. Por ello, elegir y difundir adecuadamente los indicadores, revisar adecuadamente las metas a conseguir y evaluar al profesional como se merece (hablando cara a cara y no con una excel que se remite por email) son algunas de las pautas que merece la pena seguir para mejorar la imagen de los incentivos.

Para saber más de incentivos, aquí tienes las entradas que ha escrito Sergio Minué al respecto en su blog El Gerente de Mediado. Nuestros favoritos son dos: "¿Hacen tus incentivos más beneficio que daño?" y "Discusiones incómodas: cuando mi sueldo depende de mi registro".

La imagen es de opensource.com, vía Flickr. Algunos derechos reservados

miércoles, 20 de mayo de 2015

La regulación del precio de los medicamentos: ¿luz al final del tunel?



La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no deja títere con cabeza en el informe que ha elaborado para el proyecto de Real decreto Legislativo por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios. Tienen claro que es necesario cambiar algunos aspectos clave de la vigente regulación sobre medicamentos, principalmente en temas como la fijación de precio o la competencia. El proyecto original nace para crear un texto actualizado dado que la Ley 29/2006 ha sufrido muchas modificaciones (demasiadas). Pero la Comisión ha lanzado algunas perlas que vamos a dejar entrecomilladas. Podéis acceder al texto completo en este enlace.

- Sobre el propio texto de la norma: "resulta de muy compleja comprensión -incluso a un operador jurídico-". Pero no solo eso, ya que "resulta especialmente compleja y mejorable la redacción del Título VIII relativa a la financiación pública de medicamentos y productos sanitarios y en concreto la aplicabilidad de las diferentes categorías de sistemas de precios".

- Uno de los grandes "zas" se encuentra en el apartado relativo a la financiación pública de los medicamentos, ya que "el procedimiento de inclusión en la financiación del SNS ofrece: (i) una excesiva discrecionalidad en cuanto a la decisión de cómo se va a aplicar el conjunto de criterios preseleccionados ni la posible preferencia de unos sobre otros; (ii) una referencia a la toma en consideración de la contribución del medicamento al producto interior bruto, introduciendo posibles discriminaciones por el origen de los productos de incierto recorrido".

- El informe critica duramente el vigente régimen de intervención de precios que existe en España, y considera que se generan dos incentivos perversos:
(1) "Incentivo a lanzar productos de nueva comercialización aunque no propongan innovación ni mejora terapéutica sustancial para obtener nuevos precios actualizados".
(2) "Incentivo a que las empresas promuevan el consumo (para así compensar por la bajada de precios y mantener la facturación), en contra del principio de uso racional y de la contención del gasto público".

- La fijación de precios de nuevos medicamentos por la Comisión Interministerial también recibe su parte y es calificada de "excesivamente vaga" y se recuerda que no se ha aprobado todavía su desarrollo reglamentario. Pero la principal crítica se centra en su falta de transparencia ya que "El mecanismo no es transparente ni predecible. Se desconocen los criterios precisos. Se detecta una falta de información de los acuerdos de la CIPM en los últimos 3 años para los medicamentos de nueva comercialización. No se publican informes motivados de resolución sobre financiación y precio". Finalmente se pide que se tengan en cuenta factores de coste-efectividad, junto a los clásicos de aportación terapéutica.

- El sistema de precios de referencia (precios máximos) también se lleva su parte, centrada principalmente en la dificultad de trasladar esas reducciones de precio al consumidor final, dado que la competencia de precios entre laboratorios ha favorecido exclusivamente a las farmacias.

- En la parte de descuentos, el informe propone ser más flexible y no limitar tanto la posibilidad de establecer descuentos.

- El informe propone, como medida de ahorro para el SNS, las subastas y las compras públicas centralizadas. Actualmente ya se están llevando a cabo en algunas comunidades autónomas (incluso en el Ministerio), pero el informe recuerda que es necesario "i) facilitar la libertad de acceso a la licitación, ii) evitar la discriminación entre operadores, iii) reducir los riesgos de concentración del número de operadores y iv) contrarrestar el riesgo de comportamientos colusivos".

- Un elemento muy polémico se refiere a la comercialización de medicamentos. El informe propone "una cierta liberalización de la regulación de los medicamentos no sujetos a prescripción". En resumen, vender medicamentos no sujetos a prescripción fuera de las farmacias. Además, proponen algunos cambios en la excesiva regulación de las oficinas de farmacia para promover la libre competencia y la libertad de establecimiento. 

La Comisión ha puesto bastante énfasis en varias medidas que muchos expertos han puesto sobre la mesa, y de hecho se cita en el texto un post del blog Nada es Gratis, un informe sobre regulación de precios y competencia firmado por Jaume Puig Junoy y un artículo de Puig Junoy y Beatriz López Valcarcel. ¿Hará caso el legislador a los cambios de rumbo que se piden desde la Comisión? ¿Empieza el fin de la discrecionalidad y la subjetividad en la política de financiación de medicamentos?

Imagen de Spyros Papaspyropoulos, vía Flickr. Algunos derechos reservados

martes, 19 de mayo de 2015

Información de calidad en las webs de salud: fiabilidad vs confianza



Uno de los grandes problemas de la información sobre salud en la web es su fiabilidad, es decir, hay webs basadas en la evidencia, revisadas por profesionales y con información actualizada, y otras webs sin revisar o actualizar, o con información que puede incluso provocar daño al paciente. Hay muchos intentos de solucionar este problema, pero parece que no damos con la tecla adecuada.

Lo primero que se intentó fueron los sellos de calidad, como HON Code o Web Medica Acreditada, pero no todas las webs están acreditadas. Además, la acreditación es como una auditoría, ya que se revisa un "corte" informativo de un día, pero la información es dinámica y eso dificulta controlar la calidad día a día. Muchos profesionales y centros sanitarios lanzaron sus propias webs basadas en el principio de la eminencia, es decir, "soy profesional, pongo mi número de colegiado, y la gente la leerá seguro". Sin más... Pero, ¿qué podría empujar al paciente a acceder a webs que no conoce o que nadie le recomienda?

Los profesionales se han centrado en la fiabilidad de la información, esto es, en ofrecer información de calidad, revisada y actualizada, con sellos y demás logos. Pero hace falta algo más, ese elemento que podría conseguir que el paciente la visitara y además siguiera sus consejos: la confianza. El paciente sigue los consejos de su círculo de confianza: familia, amigos, profesionales sanitarios. Por eso, si un amigo le dice que la homeopatía funciona, la probabilidad de que le haga caso es elevada (principio de confianza), por mucho que las webs oficiales rechacen esta práctica.

¿Qué podemos hacer? Por una parte, crear webs oficiales con información fiable, diseño atractivo y mensajes claros (lejos de los párrafos interminables y la bibliografía eterna). Ahora tenemos miles de webs de información, con mensajes contradictorios, y tal vez el Ministerio podría empezar a trabajar en algo parecido (con contenidos creative commons, para así difundirlos de forma libre y copiarlos en otras webs).

Además, los profesionales más cercanos (centro de salud, hospital, servicios sociales, atención domiciliaria) deben prescribir webs y poder recomendar una o varias webs de información de salud que realmente conozca y haya revisado previamente. Si además el profesional ha colaborado en su elaboración, mucho mejor. La confianza del paciente en el profesional se traslada a la web que le recomienda.

Si unimos confianza y fiabilidad, la fórmula es mágica... y funciona.

domingo, 17 de mayo de 2015

El resumen de las sabanas blancas


Hay semanas intensas en las que llegamos casi al límite, pero siempre guardamos algunas fuerzas para acabar el resumen, meterlo al horno y que el domingo a primera hora lo tengáis preparado. 

Esta es la ración semanal. Empezamos a la de ya:

Interesante artículo de opinión en el New York Times sobre los médicos de color (íbamos a escribir negros, pero en esta época de corrección política es difícil acertar con las palabras). Tal y como comentan, los pacientes negros (al final optamos por el adjetivo, que tampoco pasa nada) se sienten mejor con un médico negro y además los resultados en salud que se obtienen son mejores con un médico negro que con uno blanco. 

Tela con la noticia de las prótesis en el Hospital de Reus. Anteponer otros intereses, como los políticos o los económicos para favorecer a alguien, a la hora de atender al paciente es vergonzoso. La justicia ha actuado y algunos blogs se han hecho eco del problema y de todo lo que implica. Como muestra, un botón: esta entrada del blog Nuestra Enfermería. 

El día 12 se celebró el día internacional de la enfermería. Los amigos del blog Cuidando invitaron a Martin Rodríguez, editor de la revista ENE para que hablara de enfermería visible, de la potencia (o debilidad, que a veces no está muy claro) de la web 2.0 y de algunas estrategias de cambio que conviene poner sobre la mesa. Un post imprescindible.
http://www.cuidando.es/enfermeria-visible-cofia-y-red/

Llegan nuevos libros sobre error, en este caso las memorias del neurocirujano ingles Henry Marsh, con un titulo muy directo: "Do no harm: stories of Life, death and brain surgery" en el que un cirujano nos cuenta los errores que ha cometido en su vida profesional y lo que ha aprendido de ellos. En The New Yorker publican un interesante comentario del libro.

Amalia Arce nos cuenta una historia en primera persona sobre niñas y tallas de ropa. Percepciones y modas que empiezan en el colegio, y acaban siendo casi una norma social. No os perdáis la entrada del blog Diario de una mamá Pediatra.

Leer el blog de Bibliovirtual es una de las mejores formas de estar al día en las novedades de Pubmed, entre otras cosas. María nos cuenta un reciente cambio en el buscador por excelencia que afecta a la denominación de las búsquedas que pasan a ser alertas. Si leéis la entrada, os quedará mucho más claro.

¿Anestesia o sedación? ¿Quien es el profesional que debe hacer cada técnica? ¿El anestesiólogo o el especialista que haga la técnica principal? ¿Hay riesgos? Un tema que ha generado cierto enfrentamiento entre las decisiones políticas de diversos servicios de salud y las sociedades científicas. Para saber algo más, podéis leer este artículo de la web Anestesiar.org.

Música, ¿como no?

viernes, 15 de mayo de 2015

Liderazgo compartido; a propósito de #sherpas20



Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de presentar el movimiento #sherpas20 en Oviedo. Hablamos de la cronología de encuentros y debates que hemos compartido, del documento, de la desconferencia, etc. Y al final tuvimos clara una cosa, muy relacionada con un post que publicamos hace poco: el documento es lo de menos.

El movimiento Juntos contra el aislamiento digital (#sherpas20) quiere avanzar en la reducción de la brecha digital, quiere motivar para poner en marcha talleres, iniciativas, proyectos y cambios en las organizaciones. Y para eso, mucho más importante que el documento, es la forma de trabajar que se ha seguido desde el primer momento. Y no hablamos de las gorras, el futbolín o el propio nombre "sherpa", eso seria ver el dedo y no la luna. Este movimiento es mucho más, y su eje principal es la colaboración plena entre todos los miembros mediante el liderazgo compartido.

¿En qué se basa el proyecto #sherpas20? Documentos en fase beta y en revisión constante, encuentros multidisciplinares en los que la opinión de todos cuenta, desconferencias en las que a la vez que se construye se aprende, y metodologías muy practicas. Si alguien se queda en el documento o cree que esto se va a parar cuando tengamos en la mano un informe, se equivoca. El informe es sencillamente un hito más, una excusa para seguir dándole la vuelta a todo y darnos cuenta que la realidad se cambia con hechos y no con informes rígidos. 

Bienvenidos al mundo #sherpas20...

jueves, 14 de mayo de 2015

Wiki... zas (en toda la ciencia)

¿Otra entrada sobre wikipedia? Pues sí, pero además esta es breve. Todavía hay muchos profesionales que no confían en wikipedia por la poca fiabilidad de sus contenidos, son muy pocos los que editan algunas entradas para mejorarlas o eliminar errores, y sin embargo... la gente sigue utilizando Wikipedia.

La reciente encuesta de percepción social de la ciencia que elabora FECYT ofrece estos resultados cuando se pregunta por el medio online que se utiliza para estar informado en temas de ciencia y tecnología. Vale, que no es salud, pero la frontera que separa la ciencia y la salud es muy muy muy difusa...



martes, 12 de mayo de 2015

Patient peer review: el paciente y los artículos científicos


Poco a poco hemos conseguido derribar algunos muros entre los pacientes y los profesionales: nuevos modelos de toma de decisiones, empowerment, pacientes en congresos médicos, etc. Sin embargo, el cambio de rumbo sigue adelante y llega al terreno de las revistas científicas, ya que están surgiendo iniciativas para que el paciente adopte el papel de revisor de manuscritos antes de su publicación, y pueda opinar sobre el texto.

El BMJ ya se ha lanzado de lleno y ha abierto un formulario para reclutar a pacientes que quieran revisar manuscritos, e incluso ha publicado una breve guía para la revisión de textos dirigida a los pacientes que quieran participar. La iniciativa va dirigida a pacientes, familiares, cuidadores, etc. La revisión se centra en aspectos clave para el paciente: si hay información relevante para el paciente y es clara, la utilidad del proceso o tratamiento propuesto desde su perspectiva, si los resultados del estudio son resultados útiles para el paciente (o si deben considerarse otros alternativos), si presenta información que el paciente y el profesional puedan compartir y discutir.



Aquí tenéis la opinión de un paciente revisor del BMJ que habla de la desconexión casi total entre lo que se dice en los artículos (los autores viven en una "burbuja académica") y la realidad de los pacientes:
"I recently reviewed a paper for The BMJ and as a non-academic I was terrified of saying what I actually thought of it – I agonised over the words.... I wanted to be constructive, challenging, and polite, but the bottom line was that I felt that the authors of the paper were in an academic bubble and very divorced from what I experience, read, and talk about in real life. A huge relief then to see the other reviewer felt the same way! It was a steep learning curve and a big leap to have faith in my own views and not be afraid to share these with the authors and The BMJ's editorial team."

Biomed Central también se ha dado cuenta de la necesidad de contar con los pacientes y han lanzado una nueva revista llamada Research Involvement and Engagement. Se trata de una revista interdisciplinar centrada en temas relativos a la participación y el compromiso del paciente en todos los campos de la investigación biomédica. Los editores principales son Richard Stephens, paciente oncológico, y Sophie Staniszewska, que dirige el Patient and Public Involvement (PPI) and Experiences of Care Programme en la University of Warwick.

¿Alguna revista en castellano se ha planteado la incorporación del paciente a su equipo de revisores? ¿Será la nueva moda para 2015?

lunes, 11 de mayo de 2015

Apps y salud: sencillez y utilidad



Hace unos meses hicimos un experimento sencillo con dos apps para móviles: una de monitorización de movimiento (running, ciclismo, senderismo, caminatas, etc) y otra para registrar los alimentos que se ingieren cada día (seguimiento de dieta). Las elegidas fueron Runtastic y My Fitness Pal, respectivamente.

El experimento fue muy simple: registrar una actividad simple en cada una de ellas y conocer el número de clicks necesario para el registro. Aquí tenéis un resumen de lo que pasó:
- Runtastic. El registro de una caminata completa necesitó 7 clicks, incluyendo la selección de la actividad (muchas veces aparece la última por defecto). 
- My Fitness Pal. El registro de un desayuno normal requirió 19 clicks. Y no solo eso, el usuario debe calcular de forma aproximada los gramos o cantidades consumidas. 

Teniendo en cuenta que la app para seguimiento de dieta se utiliza en tres ocasiones cada día, el usuario puede llegar a realizar más de 60 clicks para registrar lo que ha comido durante un solo día. ¿Qué significa esto? Pues que la mayoría de los usuarios de este tipo de apps, y más si su motivación para el uso no es muy elevada, abandonen su uso en pocos meses (o semanas). Si trasladamos este experimento a las apps de salud o de monitorización de salud, la conclusión es sencilla: si el uso de la app no es sencillo, no se percibirá su utilidad.


Llevando al extremo esta conclusión, si queremos que el usuario utilice nuestra app y se recojan adecuadamente sus datos, es necesario que el usuario no tenga que hacer prácticamente nada. La sencillez y la potencia acaban siendo cualidades que el usuario asocia a la utilidad de la app.

Pero, ¿hay salvación para las apps que registran lo que comemos? Según este artículo de iMedicalApps, se está desarrollando una app que calcula la información nutricional de cada plato en base a una fotografía. Habrá que conocer si es fiable o no, pero es una idea muy interesante. Otra app parecida es Rise, que permite subir una fotografía de nuestra comida para que un experto en nutrición nos asesore. Lógicamente, el precio es bastante elevado (15 dólares por semana). 

----------

Vamos a ir añadiendo algunos enlaces que nos han pasado por Twitter y aportan mucho a nuestro post de hoy:
- "Smartplate, el plato que analiza lo que vas a comerte". El Androide Libre. 08/05/2015
- "Como adelgazar con una pulsera de actividad". La bolsa del corredor. 25/04/2015

domingo, 10 de mayo de 2015

El resumen vagabundo



Como pasa el tiempo, hace poco llegó la primavera y ya huele a verano. La vida es así, cuando no te has acostumbrado del todo a algo, de repente cambia. Pero una de las mejores cosas de la primavera ya ha llegado, y tiene forma de revista. Se trata (por fin) del número 58 de Gestión Clínica y Sanitaria, tal vez la mejor revista en castellano para estar al día en temas de gestión sanitaria. 

La primavera además invita a vagabundear de un enlace a otro. Esta semana vamos a intentar ser breves, para no robaros mucho tiempo de este domingo errante. Aquí tenéis la selección de esta semana, empezamos:

Juan Irigoyen habla de precariedad laboral y del problema del maltrato a los profesionales sanitarios. En este enlace nos cuenta la reciente historia de una joven médico de familia que fue despedida, de un día para otro, utilizando un mensaje de correo electrónico. En muchas ocasiones, la forma es el fondo. Un ejemplo más de la necesidad de reformar la política de recursos humanos (y otras muchas cosas) del SNS, en todos los aspectos. 

Hay frases que van directas a nuestra Moleskine, y una la hemos encontrado en esta entrada de Ted Eytan (que a su vez la ha encontrado en un reciente artículo): "Technology is only effective when the human problem is understood". La fascinación tecnológica a veces nos engaña y todo problema lo vemos, entendemos y queremos solucionar con wearables, apps o mejorando la historia clínica electrónica. Sin embargo, los problemas humanos son más complejos que eso. Un post muy interesante.

Julio Mayol recuerda en su blog un artículo que escribimos a 4 manos en 2010 sobre la importancia de la comunicación en el terreno sanitario. La frase final es un buen resumen: "Sólo estando involucrados y formando parte de los cambios que se están produciendo podremos aportar nuestra visión y transmitir nuestro mensaje de manera clara y eficiente, a través de los mismos canales que usan nuestros conciudadanos".

La OMS ha actualizado su listado esencial de medicamentos y ha incluido los nuevos medicamentos para la hepatitis C. Dicho listado contiene los medicamentos esenciales para el sistema sanitario de cualquier país. Lo hemos visto en este artículo del New York Times.

Un reciente informe de la Government Accountability Office ofrece un dato impactante sobre el programa sanitario Medicaid: un 5% de los pacientes gasta el 50% de los recursos económicos del programa. En la web The Hill podéis leer algo más sobre esta información.

Vitor Pumarino es muy fan de las series de televisión, y en esta entrada de su blog hace un breve recorrido por el mundo de la ehealth siguiendo el estilo de la serie Agents of S.H.I.E.L.D. (una serie Marvel sobre un equipo de súper agentes). ¿Quien es el enemigo? ¿Como será la próxima temporada?

Tras el Research Kit, Apple quiere dar pasos de gigante en el mundo de la salud, y ahora su objetivo es el ADN. Por ello, están pensando (o quizás desarrollando) una app para mostrar y compartir el ADN de cada persona. ¿Tendremos dentro de poco novedades o es un simple rumor? Lo cuentan en MIT technology Review.

Se nos llena la boca con el "menos es más", publicamos información basada en la evidencia del tipo "Choosing Wisely" pero romper la tendencia va a ser muy difícil. Peter Ubel nos muestra una gráfica inquietante con la evolución de las pruebas de imagen en los últimos 15 años, y la subida es excesiva.  

Esta semana ha tenido mucho éxito en las redes una entrada del blog de Kevin MD que hace el típico ejercicio de buscar en Google algunas especialidades médicas y así poder comprobar cual es la búsqueda que sugiere el buscador. No es un ejercicio muy científico pero dice alguna verdad que otra, y además es divertido. 

Los errores en la televisión a la hora de hablar de salud no son patrimonio exclusivo de Mariló Montero, y esta semana Pablo Motos le ha robado un poco de protagonismo a la chica del limón. En el blog Emergencias 112 publican esta carta abierta a Pablo pidiendo que cuando hablen de RCP, pregunten antes a algún experto.

Acabamos con Atul Gawande que ha publicado en The New Yorker un artículo titulado "Overkill". De nuevo, el exceso de técnicas, cuidados y pruebas que acaban dañando al paciente y obteniendo el mismo resultado en salud a un coste mucho mayor. Es largo pero merece la pena, además Atul escribe muy bien.

Música para vagabundos y para ir de un sitio a otro...

Left the vagabonds
A trail of stones
Forward to find my way home

Now as the air grows cold
The trees unfolds
And I am lost and not found

miércoles, 6 de mayo de 2015

#humaniza : hay que decirlo más


Tecnología, protocolos, metodologías, etc. En pleno siglo XXI es necesario recordar lo básico, y así no olvidar nunca que pese a todos los avances que tenemos a nuestro alrededor, los servicios sanitarios se basan en personas que tratan, cuidan, ayudan y curan a personas. Y precisamente por eso, lo esencial son las personas,  aunque a veces lo olvidemos.

Hay ámbitos en los que es más habitual hablar de humanización: plantas de hospitalización, consultas, unidades de cuidados paliativos, etc. Pero, y las UCI? Que pasa con estas unidades? Tenemos la imagen de boxes con mucha tecnología, con pacientes monitorizados al máximo, y en ocasiones parece imposible que se pueda dar un toque humano a unas instalaciones de ese tipo. Sin embargo, es posible, y además es necesario hacerlo, y de hecho los profesionales sanitarios lo hacen a diario, pero queda mucho camino por andar. Para dar un paso de gigante, hoy día 6 de mayo se lanza la declaración de Torrejón.

La "culpa" de todo es de Gabriel Heras, que además del proyecto HU-CI (Humanizando los Cuidados Intensivos), ha impulsado la elaboración por un amplio grupo de profesionales y pacientes de la Declaración de Torrejón para la humanización de los cuidados intensivos. Aquí tenéis el texto completo:

Nosotros, los profesionales sanitarios que trabajamos en las Unidades de Cuidados Intensivos, los pacientes, y sus familias, afirmamos que es necesario (y posible) un cambio en nuestra manera de relacionarnos. La sofisticación de los cuidados y la alta tecnología se han erigido como la máxima expresión del deber de curar y cuidar. Pero su evolución y mejora, necesaria y deseable, no puede ocultar la faceta humana y emocional que la relación entre los profesionales sanitarios y los pacientes y las familias mantiene desde sus orígenes. Convenimos que la ciencia y los mejores valores humanos deben reunirse de nuevo para dotar de un sentido holístico a nuestra vivencia profesional y personal de la enfermedad crítica. 
Por ello, reconocemos que todos nosotros somos depositarios de derechos que faciliten que la dimensión humana adquiera una importancia paritaria con los mejores avances técnicos.
  • Los pacientes admitidos en las UCI y sus familias tienen el derecho irrenunciable a una atención integral, que incluye, junto con unos cuidados clínicos excelentes, el mejor soporte emocional y la tecnología con mayor evidencia de efecto disponible. Sólo así se pondrán en valor unos cuidados intensivos sostenibles.
  • Los profesionales del enfermo crítico, expuestos a situaciones de estrés laboral y emocional, precisan trabajar en ambientes seguros. Entornos que favorezcan el trabajo en equipo, motivando y reduciendo el desgaste profesional.

Para alcanzar estos objetivos, los profesionales del paciente crítico, otros profesionales sanitarios, pacientes y familias nos comprometemos a trabajar juntos en las siguientes líneas de acción:

  • Mejorar la comunicación y el trabajo en equipo, incluyendo al paciente y a la familia.
  • Facilitar una información más adecuada a pacientes y familiares.
  • Flexibilizar los horarios de visita hasta conseguir que las UCI sean de puertas abiertas para los familiares.
  • Fomentar la participación de los familiares en los cuidados del paciente y en la toma de decisiones.
  • Medir e incrementar la satisfacción de pacientes y familiares.
  • Promover mejoras estructurales y arquitectónicas en el diseño de las UCI.
  • Evitar el deterioro del clima laboral, combatiendo la insatisfacción profesional, la desmotivación, y los factores de estrés percibidos.
  • Ofrecer soporte adecuado al profesional en situaciones de crisis.
  • Humanizar los cuidados al final de la vida y el proceso de morir.
  • Resolver los conflictos potenciales desde la bioética.
  • Brindar la formación y entrenamiento para la adquisición de las competencias relacionales necesarias para llevar a cabo todo lo anterior de forma adecuada.
  • Investigar para mejorar la evidencia científica disponible.
El trabajo de mejora desarrollado en estas tareas promoverá unos Cuidados Intensivos integrales, sostenibles y de mayor calidad, con pacientes y familias más satisfechas, y profesionales más motivados. Un lugar donde el ser humano y el desarrollo tecnológico vayan de la mano para satisfacer las necesidades de todos los diferentes protagonistas que conviven en ellas. 
Todo ello debe acompañarse de estrategias y políticas institucionales que apoyen la implantación de las mismas, y promuevan la formación e investigación en esta área.  
Los abajo firmantes nos comprometemos a trabajar para generar el cambio, difundir el contenido de esta Declaración, y conseguir por extensión una atención sanitaria más humanizada.


El hashtag que se está utilizando en twitter para difundir la Declaración es #humaniza. Podéis firmar y dar vuestro apoyo en este enlace. Aquí tienes el texto completo de la Declaración en castellano y en inglés.

martes, 5 de mayo de 2015

Lavado de manos: ¿cambiamos el mensaje?


Hoy 5 de mayo vuelve el día mundial del lavado de manos para recordar algo tan sencillo como efectivo: el lavado de manos reduce las infecciones. Sin embargo, pese a repetirlo a diario, parece que es un mensaje que no llega de forma adecuada y el porcentaje de seguimiento de esta práctica sigue siendo bajo. ¿Por qué? Hace unas semanas se publicaba en Nursing Standard el artículo "Understanding non-compliance with hand hygiene practices" que aporta algo de luz a los diversos motivos que hay detrás de ese bajo cumplimiento.

La OMS lleva años trabajando para mejorar la seguridad del paciente, siendo el lavado de manos una de las líneas de trabajo más importantes. De hecho, han diseñado una estrategia multimodal de mejora basada en cinco elementos: 
1. Cambio del sistema.
2. Formación.
3. Evaluación y retro-alimentación.
4. Recordatorios en el lugar de trabajo.
5. Clima institucional de seguridad.

Para ayudar en la puesta en marcha de esta estrategia, se ha elaborado una guía de aplicación para dar a conocer las herramientas que pueden utilizarse así como algunos ejemplos de uso. Pero, ¿realmente funciona o hace falta algo más? ¿Podemos conseguir efectos a largo plazo y cambiar las costumbres de los profesionales sanitarios? Si comparamos el lavado de manos con la seguridad vial, echamos de menos dos elementos que han sido esenciales para el éxito de las campañas de la Dirección General de Tráfico: sanciones (multas) y publicidad agresiva.

Cada vez hay más campañas buscando el compromiso del profesional o incluso provocando cierta presión social por parte del paciente. Sin embargo, suelen fallar en el largo plazo, ya que es necesario renovarlas o cambiar de estrategia para conseguir el cambio de comportamiento. Aquí tenéis un ejemplo de campaña de promoción de lavado de manos buscando la presión del paciente:



En España ha habido algunos proyectos en esa línea. Hace unos años, en un hospital que conocemos muy bien, se empezó a investigar la importancia del marketing en la seguridad del paciente. Para ello, se realizó una intervención basada en carteles con mensajes de diverso tipo. Así, los mensajes se centraron en:
- Apelar la responsabilidad individual y presión social ("¿Podemos confiar en ti?").
- Percepción de amenaza apelando a lo afectivo ("¿Cómo desearías que fuese la asistencia de tu propia hija?").
- Percepción de utilidad y control ("Evita las infecciones facilmente").
- Presión social del paciente ("Gracias a los que se lavan las manos. Pásalo").


Todavía no se han publicado los resultados del proyecto, pero hay un avance con la estrategia utilizada y algunas recomendaciones muy útiles sobre el uso de mensajes para el cambio de comportamiento de profesionales sanitarios. Podéis leer el artículo en este enlace ("Diseño de una estrategia multimodal incluyendo marketing sanitario para la mejora del cumplimiento en la higiene de manos"). Tal vez haya que avanzar con los mensajes que incluyen los folletos y los recordatorios, y buscar algo que funcione.

Algo tan básico y tan efectivo, y seguimos sin mejorar... Bueno, seamos optimistas, sí hay cierta mejora, pero aún queda mucho por hacer. Quizás si lo decimos bailando algo cambia, ¿no?


domingo, 3 de mayo de 2015

Down is the new up: el resumen semanal


La receta es sencilla, las propuestas y las ideas están sobre la mesa, los profesionales las conocen, así como los jefes, los políticos, los periodistas, las empresas... todos. Sin embargo, dar la vuelta a todo no es posible si la mayoría empujan en sentido contrario. El miedo, el poder que se va y no volverá, los beneficios de la realidad actual y todo lo que la costumbre ha asentado con el paso del tiempo. Con estos mimbres, la situación es difícil pero no imposible. 

No conseguiremos dar la vuelta a nada, pero la lluvia fina también cala, como este resumen... Os dejamos con nuestra selección de la semana:
Trabajar en equipo, coordinación, multidisciplinar... ¡ojalá pero no! Más o menos eso dice este artículo que publica el New York Times sobre los grandes problemas que existen entre las diferentes profesiones sanitarias a la hora de trabajar juntos. Nos quedamos con algo que comenta el autor: ¿por qué las universidades no plantean asignaturas compartidas entre medicina y enfermería o farmacia y fisioterapia o incluso que puedan realizar algún proyecto de forma conjunta? 

Esta semana, Baltimore está en boca de todos. Os recomendamos algunos artículos que explican muy bien qué está pasando: "Leña al fuego, donde el fuego está en un polvorín (Baltimore)" de Usama Bilal y publicado en Médico Crítico, "Baltimore" de Sergio Minué en El Gerente de Mediado y dos textos de Roger Senserrich en Politikon ("Baltimore" y "Baltimore y el castigador altruista"). 

Genís Roca y Albert Solana han publicado un libro titulado "Big data para directivos", en el que hablan de la importancia de los datos ¿Hay demapara la gestión de las organizaciones en esta época tan rápida y compleja. Si queréis saber algo más del libro, os recomendamos esta entrevista que hacen en Sintetia a uno de los autores. Nos quedamos con esta frase: "Big Data no va de tecnología y ser ‘friki’, sino de cultura de la empresa y como conseguir ser competitivo en el nuevo paradigma de los datos".

¿Falta evidencia en el mundo sanitario? Se publican once revisiones sistemáticas al día (o eso calcularon hace unos años) y sin embargo, algo falla en su aplicación y uso por los profesionales. En este post del BMJ, Gabriel Rada habla de evidencia, de Archie Cochrane y del proyecto Epistemonikos.

Volvemos a la carga con la prescripción enfermera. Releyendo algunos enlaces que teníamos guardados, hemos encontrado esta entrada de Juan F. Hernández explicando de forma clara y directa que hay detrás de la oposición de la OMC a la prescripción por parte de las enfermeras. 

A partir de un reportaje publicado en la revista OCU Salud, Joan Quiles ha escrito un post en su blog A tu salud acerca de la promoción de hábitos saludables en alimentación usando impuestos. ¿Es necesaria? ¿Y suficiente? Como dice Joan, la información y la educación son la clave, pero hay instrumentos que ayudan (como los impuestos). 

La cocina se ha puesto de moda, y no solo por la fama de los grandes cocineros, sino por los concursos tipo Masterchef o Topchef. Una de las palabras clave en la cocina actual es la deconstrucción, y en el blog Cuidando se plantean que quizás esta solución pueda ser útil para resolver el grave problema de visibilidad y representatividad de la enfermería en España. 

Las cicatrices son siempre un símbolo de lucha. Por eso, el proyecto Heart INK México pretende reivindicar la lucha diaria de las pacientes de cáncer de mama con "una campaña motivacional para mujeres sobrevivientes". Para ello, las mujeres que participen en el proyecto se tatuarán para cubrir la cicatriz que dejó la mastectomía. Para saber más del proyecto y de la difusión que se va a hacer, no os perdáis este artículo de Yorokobu.

En el mundo sanitario ocurre como en el mundo empresarial: se habla mucho de los grandes hospitales, pero hay muchísimos hospitales pequeños que requieren de apoyo institucional y académico. Las tendencias son similares a lo que ocurre con las pymes: redes de hospitales, acuerdos en determinadas patologías, etc. En el blog Avances en Gestión Clínica, y usando como excusa un post de Kevin MD, reflexionan sobre el papel de los hospitales comarcales y su viabilidad futura. 

Esta semana dedicamos un post en saludconcosas al problema de los camisones para pacientes. En la búsqueda que hemos hecho de nuevos productos, si bien no hemos solucionado nuestro dilema, hemos tropezado con Miss Bowel. Esta empresa, impulsada por una enfermera y una publicista, se ha lanzado al diseño, fabricación y venta de fundas para bolsas de pacientes ostomizados. Una necesidad, una idea y una solución... Podéis leer su historia en este artículo que publica Diario Enfermero.

¿Será el Apple Watch como las Google Glass? ¿Nos centraremos en inventar el futuro sin resolver el presente? En esta entrada de la web iMedical Apps hablan de la posibilidad de usar el nuevo cacharrito de la marca de la manzana para medir la saturación de oxígeno. 

Acabamos con música, con una canción que habla de acordes no inventados. Feliz domingo para todos.