jueves, 2 de octubre de 2014

Postureo y comportamiento: no me mires que no me lavo


Ironías de la vida... Sabemos como hacer bien las cosas, pero la probabilidad de hacerlo es mayor cuando algún compañero puede vernos o está cerca. Hay muchos ejemplos en el día a día, pero nos quedamos con un clásico: el lavado de manos en el ámbito hospitalario.


El estudio (accesible a texto completo de forma gratuita) "Do Peer Effects Improve Hand Hygiene Adherence among Healthcare Workers?") se publica en el número de octubre de la revista Infection Control and Hospital Epidemiology, y lo firma un grupo de investigadores de la Universidad de Iowa que realizó un seguimiento durante 10 días en una unidad de cuidados intensivos. Hubo un 20'85% de adherencia al lavado cuando el trabajador está solo, y un 27'90% cuando está acompañado.

Una forma muy interesante de observar un efecto social en los comportamientos de cada profesional. Pero, ¿por qué seguimos con unas tasas tan bajas de lavado de manos si su efectividad está más que demostrada?

martes, 30 de septiembre de 2014

La pregunta sorpresa



¿Qué hay detrás de la famosa pregunta catalana que obliga a marcar con una X a algunos pacientes crónicos? Una noticia algo dura, publicada en diversos medios y cuyo origen es el blog de un sindicato médico que nos ha hecho recopilar información en las redes y en diversos medios. ¿Demagogia? ¿Un titular alarmista? ¿O, simple y llanamente, una realidad difícil de creer? 

El origen de nuestro dilema de hoy es la incorporación al protocolo de atención a pacientes con enfermedades crónicas en Cataluña de la siguiente pregunta: "¿Le sorprendería que este paciente muriera en los próximos 12 meses?" Algunos profesionales y colectivos de diversa índole han señalado que el único objetivo de la Generalitat es ahorrar dinero, ya que el objetivo final de dicho programa de crónicos es "evitar las acciones innecesarias". Una de las declaraciones de los profesionales que han levantado la liebre alrededor de la noticia es que "No te da una instrucción explícita de que ahorres en medicación pero sí te dice que les observes más de cerca para evitar la polimedicación innecesaria".

La famosa pregunta aparece en el Instrumento para la Identificación de Personas en Situación de Enfermedad Crónica Avanzada y Necesidad de Atención Paliativa en Servicios de Salud y Sociales, más conocido como Instrumento NECPAL-CCOMS. En Cataluña, el instrumento se promueve en el marco de un proyecto liderado por el Institut Català d'Oncología y el Observatorio Qualy (centro colaborador de la OMS). El citado instrumento se basa exclusivamente en una pregunta:


Dentro de las guías médicas de la Secpal (Sociedad Española de Cuidados Paliativos), cuando hablan de cuidados paliativos no oncológicos, se incluye la pregunta que estamos analizando. El texto señala:
Aunque estimar el pronóstico es una ciencia inexacta, no debe ser motivo para que evitemos hablar del mismo con los enfermos y/o la familia. Debemos de tener presente que un número no despreciable de estos pacientes morirán repentinamente; por lo que no tenemos que caer en el "nihilismo" del pronóstico. A modo de práctica clínica, como señala Scott A. Murray et al., cuando monitoricemos indicadores pronósticos y observemos un declive progresivo e irreversible del paciente, nos debemos preguntar: ¿me sorprendería si mi paciente muriera en los próximos 12 meses?. Si la respuesta es no, necesitamos dar al paciente y familia la oportunidad de planificar una buena muerte, cuando le corresponda, planificando unos adecuados cuidados al final de la vida.

La cita que incluye la citada guía nos lleva a un editorial del año 2005 de la revista British Medical Journal, titulado "Palliative care in chronic illness". El primer párrafo del texto vuelve sobre la pregunta en cuestión:
Health, social, and palliative care services are continuing to fail many people with progressive chronic illnesses in whom death may be approaching, reflecting a failure to think proactively and holistically about their care.1 Such people could, however, readily be identified by clinicians asking themselves, “Would I be surprised if my patient were to die in the next 12 months?” For patients in whom the answer is no, delivery of patient centred active treatment and supportive care are needed.
Hay más información del proyecto NECPAL tanto en este documento descriptivo, como en la web del proyecto y en este artículo publicado en Medicina Clínica. El objetivo esencial del proyecto es evidente: mejorar la atención paliativa mediante la identificación precoz de los pacientes con necesidades de atenciones paliativas. La citada pregunta "sorpresa" ha sido analizada en algunos estudios, como: "Utility of the “Surprise” Question to Identify Dialysis Patients with High Mortality" y "Predicting 12-Month Mortality for Peritoneal Dialysis Patients Using the “Surprise” Question". En ambos textos, la pregunta tiene la capacidad de ayudar a detectar los pacientes que precisan de cuidados paliativos.

La idea básica alrededor de la pregunta es detectar pacientes susceptibles de cuidados paliativos y derivarlos a las unidades especializadas en ello. Otro aspecto sería si en atención primaria es posible realizar esa actividad paliativa o no. O incluso si es mejor que el paciente esté ingresado en el hospital o en su domicilio. Pero lo que no hemos encontrado en los documentos del proyecto NECPAL son referencias a que ante un paciente que precise de cuidados paliativos, sea necesario limitar los recursos. En la noticia de ABC sobre este tema, se señala que el Departamento de Salud pretende limitar los recursos hospitalarios para pacientes paliativos, poniendo en marcha un programa de atención domiciliaria, pero ¿es por ahorro o por mejorar la asistencia que se presta al paciente?

Como nos comentaba Beatriz (que ya escribió al respecto en su blog) a través de Twitter, la pregunta en cuestión chirría mucho y quizás haya otras formas de hacerla, pero ¿se trata de una carga moral para el profesional, como se indica en la denuncia sobre el tema? ¿O es una pregunta que cualquier profesional sanitario debe hacerse ante un paciente grave? Puede que la formación y la comunicación sean la clave, como casi siempre... Como decía Carlos Arenas en su artículo "Aves de paso" publicado en Redacción Médica: "En los tiempos actuales, y con profesionales de alto nivel de formación y criterio como son los sanitarios, lo que hay que hacer es contar con ellos y hacerlos participes en la gestión, que sientan que aportan y no que se está contra ellos".

Nota: gracias a @beatrizsatu por darnos algunas pistas sobre el tema y contarnos su visión desde la consulta.

domingo, 28 de septiembre de 2014

La rutina disruptiva: el resumen de la blogosfera


El otoño se relaciona con la vuelta a la rutina, abandonamos las ropas coloridas y ligeras del verano y empieza la época de las capas tipo cebolla, y volvemos a pensar en retomar el deporte, la dieta, los libros abandonados y los hábitos del tipo "quiero y no puedo". Lógicamente hay aplicaciones móviles que ayudan en ese tránsito, como estas que nos recomienda el blog Mis apis por tus cookies, o también trucos para sobrevivir al running (como los que nos cuenta la doctora Jomeini en la web Glup Glup).

Pero quizás el otoño sea el momento de romper con la rutina, de adaptarnos a ella cambiándola del todo, algo así como una rutina disruptiva. Hacer lo que no esperabas hacer, conseguir que en nuestro día a día la sorpresa (aunque sea un minuto al día) acabe con el gris, y evitar que alguien nos pueda definir con el adjetivo "rancio".

Y así, entre hojas que empiezan a caer y viñetas de Montt (como nuestra imagen de hoy), llega nuestro primer resumen otoñal. Os dejamos con nuestros enlaces favoritos de la semana:

El efecto de los famosos sobre la salud es algo demostrado desde hace tiempo... La última investigación en sumarse es la del efecto Angelina Jolie tal y como analizan en este artículo de la revista Breast Cancer Research titulado "The Angelina Jolie effect: how high celebrity profile can have a major impact on provision of cancer related services".

En El Blog Salmón dan una pequeña vuelta de tuerca al asunto Muface. ¿Es el principio del fin de este sistema anacrónico? ¿Como se adaptará la sanidad pública a ese aluvión de nuevos pacientes? ¿Podrá la privada sobrevivir sin esos pacientes? El tiempo nos traerá las respuestas.

Las críticas a la aplicación informática de atención primaria en Madrid (AP Madrid) siguen siendo numerosas. Lo más curioso y llamativo es que en el reciente examen de oposición para médicos de familia en la comunidad de Madrid ha incluido dos preguntas basadas en algunas de las principales carencias del programa. Lo explica muy bien Rafa Bravo en su post "La suma de tontos y van...".

El dilema entre Avastin (bevacizumab) y Lucentis (ranibizumab) es un clásico en el mundo sanitario a la hora de tratar la degeneración macular asociada a la edad. Y todo porque uno de los dos medicamentos tiene esa patología entre sus indicaciones, y el otro, pese a no tenerla, ha demostrado en diversos estudios y ensayos su utilidad (a más bajo precio). Hace pocos días se publicó una revisión Cochrane (comentada en esta noticia del BMJ) que concluye que apenas hay diferencias en cuanto a seguridad y efectividad entre ambos.

Apple y sus novedades siguen dando mucho que hablar... Y pese a los problemas con el iPhone 6 (¿se dobla o no se dobla?) o a la retirada de la actualización de sistema operativo al nuevo iOS 8, siguen marcando tendencia. De hecho, el sistema operativo iOS 8 ha dado un paso adelante muy importante hacia las apps de salud y bienestar. En esta entrada, el blog de Nuevas Tecnologías Somamfyc comenta dichas novedades y plantea ciertas dudas ante las funcionalidades que ofrece.

Una de las noticias de la semana, que seguro que protagoniza algún post durante los próximos días, procede del programa catalán de atención al paciente crónico. Dicho programa incluye una pregunta dirigida a los facultativos sobre si cree que el paciente va a morir o no en los próximos doce meses. ¿Sorprendente o una pregunta necesaria? El debate está servido.

El asesoramiento online en temas de salud es algo cada vez más habitual, pero no es oro todo lo que reluce, y así muchas veces cada profesional intenta vender su moto. Esta historia, publicada por Olga en su blog Un café con la fisio, lo resume muy bien. Y es que lo de vender humo es algo muy habitual, incluso engañando al paciente.

Si la comparamos con la atención hospitalaria, podríamos pensar que la atención primaria es el patito feo del sistema sanitario. Pero si lo analizamos bien, seguramente la salud pública sea el otro gran patito feo. En este post del blog del BMJ, David Pencheon revisa y recuerda el papel esencial de la salud pública. Quizás ese vicio que tenemos de buscar exclusivamente beneficios a corto plazo perjudique a las iniciativas con un horizonte tan largo.

Para acabar, os dejamos con un post de Saludconcosas de 2013 sobre un tema que vuelve a estar de moda: los recursos humanos del sistema sanitario público y sus retribuciones.

Hoy nos despedimos con música, de la mano de Love of Lesbian. ¿Crees que algún día te convertirás en eso que hoy criticas?


viernes, 26 de septiembre de 2014

Promoción de la salud en el trabajo: ¿hay una receta mágica?


La salud es importante, y para las empresas un trabajador sano es más rentable que uno que no lo es. Por eso, en algunos países como Estados Unidos, es habitual que las empresas ofrezcan programas de bienestar (wellness program) a sus trabajadores. Tal y como leemos en la encuesta de la Kaiser Foundation, la totalidad de las empresas de más de 200 trabajadores ofrecen ese tipo de programas, que suelen incluir: programas de reducción de peso, ayudas para gimnasio, zonas de ejercicio en el puesto de trabajo, programas de deshabituación tabáquica, screening biométrico, consejos de salud, sesiones para hábitos saludables (dieta, por ejemplo), vacunas, información periódica y recursos online.

Además, más del 30% de las empresas con este tipo de programas suele ofrecer incentivos financieros por la participación en los programas, como tarjetas de regalo, mayores contribuciones a los planes de salud, etc.

La evidencia ha estudiado este tipo de programas y hay conclusiones para todos los gustos, pero la mayoría tienen un enfoque muy similar: estos programas no son lo que parecen. Aunque, como siempre, depende del estudio, la conclusión es diferente.

En 2003, Pepsico puso en marcha un ambicioso programa de bienestar llamado Healthy Living, que incluía medidas de mejora del estilo de vida y también algunas medidas de mejora en el seguimiento de su patología dirigidas a trabajadores con enfermedades crónicas (asma, hipertensión, problemas cardiovasculares, EPOC, etc). Estas últimas medidas se realizaban en períodos de seis a nueve meses, y se basaban en formación para mejorar los autocuidados y el seguimiento y contacto telefónico periódico por parte de una enfermera. Un grupo de investigadores de RAND Corporation recopiló los datos de 14555 trabajadores que participaron en el programa, y las conclusiones del estudio se publicaron en enero de 2014 en la revista Health Affairs.

Curiosamente, la eficiencia y las mejoras asociadas al programa procedían casi en su totalidad de las medidas de mejora en la gestión de la enfermedad de cada trabajador, y no de las medidas asociadas a hábitos saludables. Dicha mejora iba asociada a una reducción de los ingresos hospitalarios, mejor manejo de los síntomas, etc. Esta tabla sobre reducción de coste es muy significativa:


¿Esto quiere decir que los programas de este tipo centrados exclusivamente en la mejora de los hábitos saludables no sirven de mucho desde una perspectiva económica? Pues la mayoría de los estudios publicados dicen precisamente eso, tal y como resume en este post y en este otro el economista de la salud Austin Frakt en el blog The Indicental Economist. Alguna revisión sistemática si que observó mejoras en la salud de las personas participantes (era de esperar) pero el rigor en el diseño de los estudios era muy bajo. Otro reciente estudio señala que el éxito del programa depende mucho de su diseño, sus objetivos y su puesta en marcha.

Alguno podría pensar que Estados Unidos tiene un modelo sanitario muy diferente al nuestro y que en el ámbito empresarial y laboral puede que se hagan las cosas de otra forma. Pero la evidencia parece que es persistente, y tal y como señala un reciente estudio publicado en el BMJ, no siempre los programas de promoción de la salud consiguen mejorar la salud de las personas.

PD. Curiosamente, nuestra conclusión después de leer y revisar varios estudios, es: "dime que conclusión quieres obtener, y te diré que estudio debes aportar".

jueves, 25 de septiembre de 2014

De bacon y hemorragias nasales: los premios IG Nobel 2014


Ya están aquí los premios IG Nobel del año 2014, los que premian las investigaciones más frikis, las más ridículas, las que te hacen reir y a la vez reflexionar. Este año hay de todo: desde científicos disfrazados de osos polares, personas que ven caras de Jesucristo en tostadas o un análisis de fricción de la piel del plátano. Pero vamos a hablar un poco más de de los premios dedicados a estudios sobre salud, que hay algunos muy llamativos...

Salud pública.
Este premio tiene que ver con las personas que tienen un gato. Se premian varios artículos que analizan si tener un gato afecta a la salud mental del propietario. Este artículo, por ejemplo, analizó los datos clínicos de las personas con mordeduras de gato y perro y de los que tenían depresión. Estaban diagnosticados de depresión el 41'3% de las personas con mordedura de gato y el 28'7% de los mordidos por un perro.



Medicina.
El de medicina tiene mucha guasa... Se trata de un artículo publicado en la revista Annals of Otology, Rhinology and Laryngology bajo el título "Nasal packing with strips of cured pork as treatment for uncontrollable epistaxis in a patient with Glanzmann thrombasthenia" que comenta un caso de uso de tiras de bacon para tratar una hemorragia nasal en una paciente con una enfermedad rara que suele provocar este tipo de hemorragias. Tal y como cuentan en este artículo de The Guardian, hay más estudios sobre el tema, como este publicado en JAMA en 1940. El bacon tapona la nariz y y detiene eficazmente la hemorragia.

Nutrición
En este caso, el premio ha sido para un grupo de investigadoras españolas que han estudiado el uso de unas bacterias de heces de bebés para curar fuet, aislando bacterias de fermentación. Además, el fuet resultante era más saludable y estaba muy rico, según las investigadoras.

Psicología
Un grupo de investigadores de Sydney y Liverpool han analizado las diferencias entre las personas que se quedan despiertas hasta tarde y las que madrugan. Las conclusiones las publicaron en el artículo "Creatures of the night: Chronotypes and the Dark Triad traits" y apuntan a que las personas nocturnas son más narcisistas, manipuladoras y tienen ciertos rasgos psicópatas.

Como siempre, os recomendamos el resto de premios del año y también los premiados en otros años, que podéis consultar en la web de los premios. En Salud con Cosas hemos publicado varias entradas sobre estos premios como "El salmón, la coleta y la colonoscopia", "Robando ideas" (sobre la patente de la rueda), "Salud pública y creatividad" (sobre sujetadores que se transforman en mascarillas) y uno de nuestros favoritos "Placebo y precio de los medicamentos".


martes, 23 de septiembre de 2014

Mirando atrás para seguir adelante: el email



Todavía seguimos dudando sobre el email, y su uso en la relación entre el profesional sanitario y el paciente. Tantos años enviando y recibiendo emails, y aún estamos pensando cual es el siguiente paso... ¿Por qué hay gente que aún dice que no? El primer motivo es la falta de evidencia clara sobre sus beneficios, con una revisión Cochrane alertando de la falta de estudios que avalen su uso. Además, están los clásicos problemas de privacidad (datos no cifrados, por ejemplo).

Hace unas semanas, en pleno 2014, el BMJ publicaba un Head to Head con dos profesionales aportando su visión a favor y en contra del uso del email con los médicos de atención primaria. Curiosamente, en 1999 (hace 15 años), la misma revista publicaba un breve texto titulado "Email contact between doctors and patients", y aún seguimos igual: unos a favor y otros en contra, y nadie que tome la batuta.

La obligación del sistema sanitario es adaptarse al ciudadano y permitir, al máximo, el uso de todas las herramientas y modalidades de comunicación. Quizás el email no sea la solución a todos los problemas, como tampoco lo es el teléfono, pero toda mejora en la accesibilidad con las nuevas formas de comunicación es bienvenida (siempre que no sea ineficiente). De hecho, en este artículo publicado en 2013 en la revista Atención Primaria, el 74% de los pacientes encuestados manifestó que usaría el correo electrónico para contactar con su médico.

Las barreras acerca de la privacidad (el fax también tiene problemas y se sigue utilizando) tienen fácil solución: canales exclusivos, sistemas de cifrado, etc. Ahora falta que se elabore una estrategia clara al respecto y se tomen decisiones globales para evitar 17 soluciones, una por cada servicio de salud. 

Aún no sabemos como integrar en nuestro día a día algo tan común como el email, pero ahora sólo se habla de Google Glass y apps. Y quizás antes debamos resolver los problemas del pasado... y así aprender que los avances que parecen directamente aplicables, tardan más de 15 años en incorporarse a la práctica diaria (y que no nos pase como con el escorbuto).


domingo, 21 de septiembre de 2014

Vueltas y vueltas: el resumen de las hojas caídas


¿Qué ocurre cuando cruzas al otro lado? ¿Cuando empiezas a hacer eso que tanto criticas? ¿Cuando te conviertes en tu propio enemigo? Tener los pies en el suelo, disfrutar de la lucha diaria por los sueños, intentar que las modas, las amenazas y los miedos no intoxiquen el camino... Las recetas son muchas, pero la inercia es poderosa.

Nuestro resumen de hoy huele a hojas caídas, quizás porque ya casi es otoño. Hemos recogido de aquí y de allá nuestras entradas favoritas, y es el momento de empezar. Aquí tenéis nuestra selección de esta semana:
Empezamos con la visión de José Luis de la Serna en El Mundo hablando de innovación, TIC, nuevos pacientes (o los pacientes de siempre con nuevas herramientas). Quizás, como dice el autor, sea el momento de abordar de una vez por todas una estrategia seria y a largo plazo sobre m-health, con el paciente como protagonista.

Hablar y escribir bien es imprescindible, pero las dudas siempre surgen y más ante tecnicismos o siglas. Gracias al blog Mi vida con un cateter doble J aprendemos que las siglas de tomografía axial computarizada (TAC) tienen género en el diccionario de la RAE: ¿debemos decir "el TAC" o "la TAC"?

Hace unos meses publicamos una entrevista a Pedro Soriano, enfermero que trabaja en el NHS. Esta semana, el gran Iñaki Gonzalez (@goroji) ha publicado en su blog Sobrevivirrhhé una entrada sobre los profesionales sanitarios en Reino Unido contando la visión de un reclutador y también algunas de las experiencias de Pedro. Las dos caras de la misma moneda...

El Ice Bucket Challenge empezó casi como una anécdota. Pero seguramente los primeros en mojarse (nunca mejor dicho) por la ELA, nunca imaginaron que la asociación de pacientes de esta enfermedad en Estados Unidos haya recibido en menos de dos meses más de 100 millones de dólares en donativos. En esta noticia del Wall Street Journal nos cuentan los problemas que está causando a dicha asociación el hecho de que la campaña se haya convertido en el fenómeno viral del verano. 

Coordinación y colaboración son las recetas esenciales para mejorar los procesos de atención al paciente, y más en un sistema con dos niveles asistenciales (atención primaria y hospital) tan diferentes. Nos ha gustado la metáfora del fuego cruzado que cuenta Marian en esta entrada de su blog Desde la litera de arriba. Y es que en nuestro sistema sanitario, muchas veces el fuego amigo es el peor... quizás algún día nos demos cuenta.

El ébola sólo sale en prensa y nos preocupa cuando está cerca... Oscar Zurriaga lo resume muy bien en su post "¿Os acordáis del ébola?" que cuenta como, pese a que el riesgo es cada vez más alto en los países afectados, en otros países sólo es portada cuando algún ciudadano contrae la enfermedad (a veces sólo con la sospecha es suficiente para ser noticia). Por eso es necesario romper un poco las fronteras y evitar que las noticias entren por un oído y salgan por otro. Para evitarlo, Bruno Abarca propone algunas medidas para estar informado de verdad, sin saturación y con conciencia.

Cuando alguno de nuestros blogs favoritos publica una entrada sobre gestión sanitaria, nos emocionamos. Esta vez, Nuestra Enfermería, el blog de Fernando, habla de logística, de reparto de material sanitario en los centros, de compra centralizada y de las personas que hay trabajando en estos procesos. Una visión muy interesante.

Hay temas recurrentes alrededor del mundo de la medicina y de las TIC, y uno de ellos es si la toma de decisiones por parte de los ordenadores y grandes sistemas informáticos podrá algún día sustituir a los profesionales sanitarios. En el New York Times se lo preguntan en voz alta. ¿Será algún día el ordenador el protagonista? ¿Acaso ya lo es? ¿O seguirá siendo una herramienta complementaria?

Las sociedades científicas a veces no son tan científicas... Vicente Baos nos pone un ejemplo (en dos partes: parte 1 y parte 2) sobre el próximo congreso de una de las sociedades de médicos de familia. Medicamentos sin evidencia, homeopatía o aromaterapia protagonizan algunas mesas redondas o talleres, y casualmente las empresas que los fabrican o comercializan son patrocinadores del congreso. La vida en la frontera no espera...

En el mundo de la gestión y las organizaciones, la innovación es casi un mantra. Innovar es bueno, todos deberíamos hacerlo y mejorar de forma disruptiva es lo mejor que nos puede pasar. Iñaki Etxebarría en su blog Salud-ando 2.0 reflexiona sobre la innovación en la consulta, sobre si la atención al paciente ha cambiado o no en las últimas décadas y si los cambios y mejoras se han notado en el día a día. 

Acabamos hablando de wikipedia. El viernes comentamos en el blog una carta al director que ha publicado Gaceta Sanitaria sobre el uso de wikipedia por parte de los profesionales sanitarios. Hemos tenido la suerte de poder trabajar en ese proyecto y compartir ideas, mails, textos y muchas reflexiones con dos "grandes" de la salud 2.0 como son Salva Meijome y Azu Santillán. Muchas gracias a los dos...

Música plateada, para acabar el día. Feliz domingo, feliz semana.


viernes, 19 de septiembre de 2014

Wikipedia: otra vuelta de tuerca


El 21 de noviembre de 2012, hace casi dos años, publicamos una entrada titulada "Información, internet, salud y wikipedia" sobre la fiabilidad de la información de salud que contiene la wikipedia. Nos llamaba mucho la atención el rechazo de muchos profesionales de la salud a actualizar la wikipedia unido a la críticas sobre la baja calidad de sus artículos, y por eso decidimos lanzar una encuesta en la propia entrada.

Para difundir las conclusiones y resultados de la encuesta, decidimos escribir un artículo junto a dos expertos en salud 2.0 como son Azucena Santillán (autora del blog Enfermería Basada en la Evidencia) y Xose Manuel Meijome (autor del blog Cuadernillo do Enfermeira). El texto definitivo fue aceptado como Carta a la Directora en la revista Gaceta Sanitaria bajo el título "Uso de la wikipedia por los profesionales de la salud" y publicado online en agosto de 2014.

Uno de los objetivos más importantes de la encuesta era conocer los motivos para no editar Wikipedia, y nos sorprendió que el 50% de los profesionales no se considere un experto para escribir o editar artículos sobre salud. Las dos siguientes respuestas tenían que ver con dos características básicas de Wikipedia: el anonimato (muchos profesionales prefieren escribir artículos científicos o en su blog) y la libre edición (un elemento que desmotiva ya que cualquiera puede borrar o corregir nuestra aportación).

Los datos completos están subidos a Figshare por si alguien quiere descargarlos, consultarlos o utilizarlos. Podéis acceder a los datos en este enlace.


jueves, 18 de septiembre de 2014

La lucha contra la enfermedad



La evidencia no siempre dice lo que queremos oir (o leer)... Hace unos días, revisando nuestro lector de feeds, encontrábamos un interesante post de Jordi Varela titulado "Cáncer: ¿son oportunas las metáforas militares?". En el texto, Jordi comentaba un reciente artículo de Margaret McCartney en el BMJ sobre la metáfora militar alrededor del cáncer, es decir, en relación a que siempre hay que animar a luchar a los pacientes oncológicos.

El origen de la historia es una campaña lanzada por Cancer Research UK consistente en promover la publicación de selfies en las redes sociales con lemas del tipo "Be ready to fight". Algunos artículos, como este de Natasha Wiggins en el BMJ, ya pedían que se dejaran a un lado las metáforas militares en el ámbito de la salud, incluso alegando que no siempre son beneficiosos para el paciente.

Dando un paso más, hay diversos artículos que analizan el impacto del comportamiento psicológico del paciente en la evolución de su enfermedad. En 2002, la revista Patient Educaction and Counseling publicó el artículo "Patients’ experience of cancer: evidence of the role of ‘fighting’ in collusive clinical communication". Los autores entrevistaron a pacientes con cáncer en relación a la comunicación con su médico, y detectaron que cuando el mensaje médico se basa en la lucha y en el hecho de ser positivo, los pacientes sienten que el profesional intenta modificar sus sentimientos y les impide mostrar sus preocupaciones y miedos. 

Una revisión sistemática sobre las estrategias psicológicas de afrontamiento frente a la enfermedad y su efecto en la supervivencia en pacientes con cáncer, revisó 26 estudios en los que se utilizaban mensajes de lucha y de esperanza dirigidos a pacientes. No existe evidencia que avale el efecto de este tipo de mensajes y de estrategias en la supervivencia o en la probabilidad de recurrencia.

Se trata de un tema muy complejo, en el que se mezclan muchos elementos casi contradictorios. Humanizar la asistencia implica ponerse en el lugar del paciente, y no siempre los pacientes quieren escuchar ese tipo de mensajes positivos. Por otra parte, quizás esos mensajes consigan que la calidad de vida del paciente sea mejor (extremo no analizado en los estudios que hemos comentado) aunque no mejore la supervivencia. ¿Es ético dar mensajes positivos cuando se sabe que el pronóstico es malo? 

La propia Margaret McCartney indica en su artículo que "Nadie debería ser aleccionado sobre qué actitud debería tomar ante su propia enfermedad". ¿Estamos utilizando estrategias incorrectas? ¿O quizás a veces es conveniente olvidar la evidencia por un momento y buscar algo de esperanza?

martes, 16 de septiembre de 2014

Do you love teamwork?


El trabajo en equipo es uno de los mantras actuales en las organizaciones sanitarias. Pero, ¿los "equipos" que existen son realmente equipos? ¿O son más bien pseudoequipos en base a la falacia del agrupamiento?

Aunque hay cientos de definiciones, una buena forma de entender el concepto es analizar el camino que va de la simple multidisciplinariedad (integración de funciones no interactiva, una especie de trabajo en paralelo), a la interdisciplinariedad (comunicación colaborativa) y  finalmente hasta la transdisciplinariedad (se cruzan las barreras de cada disciplina, con un intercambio activo de conocimientos y habilidades). El músico Alexander Refsum lo explica muy bien en esta entrada de su blog.


Pero, ¿realmente todos los profesionales sanitarios trabajan en equipo? La encuesta a los profesionales del NHS del año 2013 dice que el 96% de los profesionales declara que trabaja en equipo. Sin embargo, si preguntamos por las características básicas de los equipos (objetivos compartidos, interdependencia, evaluación del desempeño, etc.) seguramente el porcentaje será mucho menor, y más en este entorno de luchas gremiales, de jerarquía y de desigual nivel de colaboración.

Todos queremos trabajar en equipo (o casi todos), ¿pero confundimos grupo con equipo? ¿Mejoraría el sistema sanitario potenciando de verdad el trabajo en equipo? ¿Y cual es la fórmula para ello? Acabamos con unas líneas que extraemos de esta entrada del blog de Leticia San Martín:
Sin embargo, la realidad del día a día muestra cómo a los profesionales sanitarios les cuesta trabajar en equipo. Esto es debido a muchos motivos, pero principalmente a que ni hemos sido formados para ello, ni nuestro sistema profesional se rige por la lógica de la colaboración. Arrastramos una cultura profesional de diferenciación, de demarcación de territorios, que a todas luces, no concuerda con la lógica del trabajo en equipo.

Algunas lecturas adicionales:
Teamwork in healthcare: Promoting effective teamwork in healthcare in Canada. Enlace al texto completo
Improving patient safety with effective teamwork and communication: Literature review needs assessment, evaluation of training tools and expert consultations. Enlace al texto completo.

domingo, 14 de septiembre de 2014

El resumen de la semana ambigua


Ayer escuchamos, casi por casualidad, un CD con algunos temas antiguos. En una canción aparecía un concepto que merece la pena recordar de vez en cuando: todo cambia, siempre. El más duro verano no es más que el anuncio del otoño, el frío invierno siempre desemboca en la primavera, la lluvia siempre escampa y el más duro de los días siempre termina arrancado del calendario. 

Ese equilibrio entre extremos, tan difícil de mantener, es nuestro día a día. Y aunque los relojes marquen las horas de forma inexorable, siempre es posible detener el tiempo un par de segundos y romper con la inercia. Puede que después todo se vuelva en nuestra contra, pero... será temporal. Y si esa inercia no te permite leer tus blogs favoritos, nos hemos dedicado a seleccionar algunos de nuestros enlaces favoritos de la semana. Aquí los tienes:

El curriculum es útil pero hay cosas más importantes. Si aún lo dudas, no te pierdas esta entrada con forma de carta que la doctora Jomeini publica en su blog. Aunque la dirige a los estudiantes de medicina, creemos que es útil para otros estudiantes.

Cada vez se dan más pasos para el libre acceso a los datos procedentes de ensayos clínicos. De hecho, en el último número de la revista JAMA se incluye un interesante editorial centrado en ese tema. Os dejamos con una fragmento que resume muy bien el planteamiento de los autores: "The recognition that one trial can potentially lead to different findings and conclusions depending on many discretionary decisions that are made about the data and reanalyses almost mandates that those choices are transparent and described in detail—and that others have the chance to replicate them."

En Estados Unidos, la obesidad es quizás uno de los quebraderos de cabeza a la hora de hablar de salud. Hace poco se publicaban nuevos datos en la web The State of Obesity, un proyecto del Trust for America's Health y de la Robert Wood Johnson Foundation que busca elaborar y difundir estrategias para controlar y reducir la obesidad en la población estadounidense. Algunos datos y su desglose por estado han sido comentados en este artículo de la revista Time.

No sabemos si reir o llorar... En cuanto Apple ha anunciado el lanzamiento de su nuevo reloj, todos los medios especializados en tecnología sanitaria empiezan a bombardear la red con reseñas sobre el nuevo juguetito con logo afrutado. Un buen ejemplo es esta entrada de iMedicalApps sobre su uso para pacientes con diabetes. Esperemos que su uso en salud llegue más lejos que en el caso de las Google Glass.

Deporte y salud siempre van de la mano, en lo positivo y a veces también en lo negativo. El New York Times nos sorprendía hace unos días con un titular muy llamativo (casi alarmista): "Brain Trauma to Affect One in Three Players, N.F.L. Agrees". Aunque se trata de una conclusión compartida por otros estudios anteriores, en este caso el dato procede de un informe elaborado por diversos expertos para la juez de la demanda planteada por 5000 ex-jugadores de la NFL contra la liga por la mayor probabilidad que tienen de sufrir enfermedades neurológicas. 

Y si antes hemos hablado de Google y sus gafas, no podemos olvidar el último gran proyecto de Google en el área de la salud: Calico. La noticia de la semana, que comenta el blog Blogaceutics, es el acuerdo entre Google y la farma Abbvie para el estudio de las enfermedades neurodegenerativas. Curiosamente, del proyecto Calico se conocen muy pocos detalles y sigue siendo un gran desconocido.

El casco, la bici y la seguridad. En Mapping Ignorance analizan la evidencia alrededor de su uso obligatorio y de la prevención de accidentes. En resumen, el casco ayuda pero las leyes que obligan a usarlo no consiguen el resultado deseado. Lectura muy recomendada.

En el blog Avances en Gestión Clínica comentan un reciente artículo de Peter Ubel en Forbes sobre la caída del precio de los tests genéticos. Este descenso de precio, ¿va a acabar provocando que todo el mundo se haga estas pruebas y empiecen a aparecer sospechas de mutaciones genéticas cada día? 

Hemos visto debates en twitter de mil y un temas, pero nos alegra comprobar como algunas áreas temáticas muy concretas (y poco numerosas a priori) también se lanzan a la conversación en las redes. En el caso de la oncología radioterápica, el blog Carpe Diem comenta la iniciativa #radonc sobre encuentros 2.0 al más puro estilo de los journal club (comentando artículos concretos que previamente se anuncian). Mucha suerte a esta iniciativa.

Es (desgraciadamente) habitual que en las residencias e instituciones para personas mayores se usen sujeciones, tanto físicas como químicas (tranquilizantes por ejemplo) para algunos usuarios. En el blog Hemos Leído revisan diversas guías y artículos sobre estos temas y además nos ayudan a conocer iniciativas como la de los Centros libres de sujeciones en el marco del Programa Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer.

Esta semana se ha publicado el avance del nuevo disco de Damien Rice. Y como nos encanta, pues aquí tenéis una canción. Feliz domingo... ¡y lunes!


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Dos punto miedo



Internet y las redes sociales siguen provocando miedo en las organizaciones sanitarias...

Miedo ante la gran disponibilidad de información y conocimiento. Una información que siempre ha estado ahí, antes se leía en revistas, periódicos o se veía en la televisión, y ahora es mucho más accesible. Algunos de los titulares sobre el caso Ashya King ponen el énfasis en el riesgo de internet, pero ¿realmente es internet un riesgo? ¿no será que aún no hemos sabido adaptarnos?


Miedo a que los profesionales sanitarios usen internet. Un buen ejemplo es este enlace de Expansión bajo el título "A mi jefe no le hace gracia mi influencia en las redes sociales". Todavía hoy, muchos jefes y directivos creen que si un profesional de su organización utiliza las redes sociales está: (a) perdiendo el tiempo; (b) jugando; (c) es un acto de rebeldía y desobediencia (del estilo "el que se mueve no sale en la foto"); (d) todas son correctas.

Miedo al uso de internet y las redes sociales. Teniendo en cuenta que la web 2.0 es una herramienta esencial de comunicación, promoción de la salud y aprendizaje, negarse a su uso es como renunciar a sus posibilidades. Un buen ejemplo de como se intenta desacreditar la información creada de forma colectiva es este post de Rafa Bravo titulado "Quien teme a la wikipedia? (2)".

El cambio es cuestión de tiempo... No es posible en pleno siglo XXI temer algo tan básico y tan humano como la comunicación y el intercambio de conocimiento. Quizás esta canción de Tears for Fears no vaya muy desencaminada...

lunes, 8 de septiembre de 2014

Frágil

Todo tiene su lado difícil, el lado de la incertidumbre, el lado del "y si...". Pero tanto los momentos buenos como los malos, e incluso los momentos que aún no se sabe como van a ser, hay que tomarlos de cara, con los ojos abiertos y con muchas ganas de aprender. 

Bien podríamos recordar a Serrat cuando cantaba aquello de que "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio", pero hoy preferimos escuchar la versión que Love of Lesbian y Zahara hacen de un clásico de Nacha Pop.

Un mundo lleno de monstruos (de papel). Bienvenidos a la realidad...

domingo, 7 de septiembre de 2014

Nichiioobi: resumen y vuelta al cole



Y tras esta pausa vacacional, volvemos al ataque con el resumen del domingo. Un resumen que selecciona pero no agrega (para evitar que el canon AEDE nos salpique, jeje) y que únicamente pretende difundir contenidos de interés que se publican en blogs sanitarios en castellano e inglés (principalmente).

Aquí tenéis nuestros enlaces favoritos de la semana, aunque hay muchos más. Ya sabes que si quieres recomendarnos algún enlace, puedes escribirnos a saludconcosas (arroba) gmail (punto) com. Empezamos con fuerza:

El blog Pediatría Basada en Pruebas publica todos los sábados una sección titulada Cine y Pediatría, que coordina Javier González de Dios. Hace unos días dedicaba la sección a la película "Efectos secundarios", una historia sobre nuevos tratamientos con efectos secundarios poco conocidos (o poco difundidos), lo que le sirve de excusa para recordar las películas sobre medicamentos, pacientes, profesionales e industria farmacéutica.

Seguimos con cine. Naukas publica un interesante post a raíz del lanzamiento de la película Lucy y su relación con el mito de que el ser humano sólo utiliza el 10% de su capacidad cerebral. Más allá del guión, un texto necesario para evitar que estas falsas creencias se difundan.

Si hablamos de Lean, tenemos que hablar de Osenseis, nuestra web de referencia sobre Lean y sanidad en castellano. Si alguien quiere conocer experiencias reales en el terreno de la logística sanitaria aplicando metodología Lean, el próximo 23 de septiembre se celebra una jornada en Madrid. Toda la información en esta entrada del blog de Osenseis.

La salud y la comunicación siempre deben ir de la mano, y es que cualquier momento es bueno (y útil) para lanzar mensajes de promoción y educación en salud. En la web Cuidando, Serafín nos pone un buen ejemplo: el enfermero Paco de Haro cocina en un programa de televisión unas recetas saludables y aprovecha el momento para, además de explicar las recetas, comentar otros temas sobre salud como las úlceras por presión.

En su blog de gestión clínica, Jordi Varela habla de Atul Gawande y su nuevo libro: Being Mortal. El conocido autor del libro "El manifiesto checklist" se adentra esta vez en el campo de los cuidados en el final de la vida. ¿Medicina frente a humanismo? ¿Es posible que vayan de la mano? En el libro, Atul cuenta experiencias para mejorar la atención y los cuidados y habla con distintos profesionales.

El tema de las apps de salud no tiene fin (ni principio). Esta vez, gracias a un interesante artículo de la web Mass Device, hablamos de las apps de salud y la política de privacidad. ¿Sabes que hace con tus datos tu app favorita de salud o de tracking? ¿Tiene política de privacidad? Una serie de preguntas que deberíamos hacernos antes de empezar a usar una nueva app... por si acaso.

Nos encanta leer sobre periodismo y salud, y de hecho hemos publicado algunas entradas sobre el tema. Y ya que nuestra gran amiga Taite ha decidido embarcarse en otras aventuras (su blog A propósito de un caso es un referente en temas de periodismo sanitario), esta vez nos acercamos a ese mundo con el blog "Curar a veces" de Ana de Pablo. En esta entrada comenta algunas noticias que olvidan el secreto médico y la necesaria confidencialidad a la hora de difundir datos de salud. ¿Y nadie dice/hace nada?

Hoy no acabamos con música, que a veces hay que ser transgresores con nosotros mismos. Se trata de una reciente campaña publicitaria de Ikea sobre su nuevo catálogo que parodia el mundo Apple y demuestra que el papel sigue teniendo su hueco en el mundo. El imprescindible de la semana, sin duda.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

La asimetría 2.0



Hace unos días, la Comisión Gestora publicaba una entrada titulada "Debates asimétricos" hablando de las conversaciones en la red, tanto en los blogs, como en twitter y facebook. Su gran duda era si los debates que se generan en las redes, importan al grueso de la profesión. Es decir, ¿lo que se comenta en las redes serias tiene que ver con las preocupaciones del profesional de a pie?

Su ejemplo era muy sencillo: un debate sobre el doctorado en enfermería ¿importa a todo el mundo? Citando su entrada: "Mientras nuestras élites (os considero la élite de la profesión) debate sobre si el doctorado debería contar en las bolsas de trabajo, las enfermeras numerarias de la mayoría de los centros hablan de condiciones laborales, de los ajustes en las plantillas, de falta de liderazgo en la profesión o de cosas mucho más mundanas y del diario."

La famosa conversación 2.0 ¿son los padres? ¿es endogámica? ¿tiene efectos más allá de las personas que comparten la información? Precisamente, alrededor del fenómeno de la blogosfera, la revista ENE publicó en 2013 un post analizando la iniciativa #reposiblog (que pretendía indexar en una revista digital la producción relevante de la blogosfera enfermera). Entre las diez razones que argumentaron, hay algunas que merece la pena destacar:
4.- Narcicismo blogosférico. Yo, yo mismo y mi blog. 
5.- Disfunción narcotizante 2.0. Comidos por la inmediatez. 
9.- Libertad de cátedra del bloguero. ¿Por qué ser evaluado? 
10.- Dificultades inherentes a un proyecto colaborativo, altruista y sin resultados a corto plazo

Hace unos días estuvimos precisamente revisando los datos del grupo de Linkedin "Gestión Sanitaria" que se creó en diciembre de 2009 y que cuenta actualmente con más de 9000 miembros. Los debates con el tiempo se han hecho más breves, es difícil encontrar conversaciones de más de 5 respuestas (lo más habitual es el debate que no tiene respuestas) y actualmente se bloquean más del 30% de las aportaciones de inicio de debate dado que son publicidad. Además es habitual encontrar a usuarios que utilizan el grupo como plataforma de difusión de su propio blog, colgando el enlace a todas sus entradas sin plantear ninguna pregunta, debate o conversación sobre el contenido. Quizás Linkedin ya no es lo que era...

¿Las redes sociales y las comunidades virtuales cansan? ¿Hay un ciclo de vida del usuario de las redes sociales? ¿Las redes tienen que revitalizarse para adaptarse a la evolución de sus usuarios? ¿Realmente con aportar conversación sobre temas trascendentales es suficiente o buscamos algo más? Quizás todo se resuma en la ley de murphy bloguera: el debate sobre temas serios interesa a algunos, pero si hablas de temas mundanos se colapsa el servidor.